FRANCISCO ROMERO RODRÍGUEZ

          Profesor de E.G.B., Licenciado en Derecho, abogado y funcionario de la Administración General del Estado y de la Comunidad Autónoma de Andalucía, nació en el municipio sevillano de Alanís. Actual socio 973 del Sevilla F.C. (Carnets 01-Carnets 02-Carnets 03-Carnets 04-Carnets 05) y accionista desde la reconversión del club en sociedad anónima, fue secretario y socio fundador de "Foro Sevillista". Desempeñó el cargo de presidente en la última etapa de esta asociación fundada el 2 de noviembre de 1995 a raíz de los tristes acontecimientos vividos por el sevillismo en agosto del mismo año.

 

          Tuvo una memorable y decidida intervención en la oprobiosa Junta General Ordinaria del Sevilla Fútbol Club en agosto de 1996, en la que mantuvo una contienda dialéctica con el entonces intocable presidente José María González de Caldas y que supuso un premonitorio toque de alerta sobre el nefasto futuro que se atisbaba. Varias denuncias formuladas por un grupo de sevillistas -y él mismo- ante los juzgados (caso de los 63 millones, caso del mercedes) sirvieron como advertencia de la ominosa gestión de Caldas y de su aliado Escobar, en esperpéntica connivencia con los invasores madrileños liderados por Antena 3.

          Se reunió en Madrid, a petición del Consejo Superior de Deportes, con el Secretario General para el Deporte, Pedro Antonio Martín Marín y con el Director General de Infraestructuras Deportivas, Ignacio Ayuso Canals, a los que hizo entrega de un completo dossier que demostraba fehacientemente la auténtica titularidad del primer paquete accionarial del Sevilla F.C. y la sarta de irregularidades que, contra la Ley del Deporte, realizaba por entonces la todopoderosa empresa de Antonio Asensio, Gestora de Medios Audiovisuales. Escaso tiempo después ambos acabaron como miembros de alta dirección de la empresa televisiva...

          Impulsa decisivamente la creación de la Plataforma "Salvemos al Sevilla" y la celebración -junto a diversos actos de reprobación de los entonces dirigentes, seguidos multitudinariamente por el sevillismo- de la histórica Junta General Extraordinaria del 15 de mayo de 1997 en la que se expulsa del club a los desventurados Caldas y Escobar. Su firma encabeza el requerimiento notarial que originó la convocatoria de aquella histórica Junta General.

Días después, en el diario ABC, el actual presidente sevillista, José María del Nido, reconoce su decisiva intervención en la consecución del objetivo. Transcurrida una semana, rodeados de sevillistas de todas las edades, celebran el éxito cosechado en una gira campestre celebrada en Alanís, concretamente en la finca El Molino.

          En su calidad de secretario de Foro Sevillista coordina las acciones de la asociación que contribuyen decisivamente a la nueva victoria obtenida por el sevillismo en la Junta General Ordinaria del 18 de diciembre de 1997 y al impulso de la necesaria ampliación de capital llevada a efecto con exclusión del derecho de adquisición preferente.

          Rafael Carrión, en aquella reunión plenaria del "hombre armado" le nombra responsable del Área Social, cargo que ocupó durante escasos meses. Posteriormente, para el mismo cometido, es nombrado por Roberto Alés. En esta ocasión permaneció en el cargo poco tiempo más. Las tremendas dificultades por las que pasaba la entidad y la escasa atención que, como hoy se demuestra, ambos dedicaron a esta importante área fueron los motivos por los que acabó retornando a su asiento en la grada y a los estadios nacionales y europeos donde el Sevilla Fútbol Club continúa mostrando su grandeza a base de títulos. En la actualidad administra en Internet este sitio y el blog Sin Complejos.

Viernes 19/05/17

Cornudos y apaleados: ¡"Sampancracio", vete ya! (por Francisco Romero)

(Foto: Diario de Sevilla)

#Sampancracioveteya

No ha sido con Alain Delon, tampoco con Eli Wallach, aunque sí con el más parecido al Brad Pitt del fútbol de selecciones: Sampancracio, con luz y taquígrafos, nos ha puesto los cuernos con la AFA, lo hemos cogido infraganti y, encima, mientras suplica a la espera de un perdón imposible con el tan socorrido “esto no es lo que parece”, pretende que comulguemos con la rueda de molino de su profesionalidad.

Él, que ha presumido de amateurismo, pretende engatusarnos ahora vendiéndonos su profesionalidad. Nos trata como a imbéciles y a lo mejor lo somos.

Hoy se ha despedido en una rueda de prensa que, por vergüenza torera, nunca debía haber concedido. Desglosémosla a grandes rasgos para escarnio propio y, si quieren también, de los ajenos defensores de este rabanito vendedor de crecepelos:

“El del sábado es un partido tan trascendente como el primero, porque tenemos la meta de traspasar los 70 puntos y quedar dentro de la historia, por eso nadie me va a sacar de él”.

¿De verdad es trascendente? ¿De verdad que este hecho va a quedar para la historia? ¿Imaginan a Emery echándose esas flores?

“Hoy sí me puedo sentar a evaluar  porque ya conseguimos el objetivo, hemos cosechado 1,70 goles por partido y solo dos penales fallados ante el Leicester nos eliminaron”.

El objetivo liguero, sin duda, conseguido. ¿De los goles encajados nos olvidamos? ¿Fallar la mitad de los penaltis tirados -cinco consecutivos- es solo mala fortuna?

“En el verano no me fui porque convencí a muchos futbolistas y no podía dejar todo lo que he armado”.

¿No sería por una cláusula inalcanzable para la AFA? ¿Y ahora qué hacemos con algunas de las piltrafas que has traído?

“Nadie podía imaginar estos números y que toda Europa hable de Sevilla. Ha habido una unión muy fuerte entre nuestra propuesta y la gente”.

Eso después de ser eliminados en segunda ronda de Copa del Rey sin competirle al Real de Madrid y en octavos de Champions ante un donnadie todavía venido a menos.

“Conseguimos una identidad de juego que nos acercó a la esencia de fútbol del Sevilla y nos llenó de expectación durante casi doce meses. Tras un semestre genial nos ilusionamos y no logramos concretar las expectativas”.

¿En qué quedamos, un año o seis meses?

“No he dado la lista de Argentina porque tengo que estar autorizado por el Sevilla. Podré dar una lista si me autoriza el presidente del club, pero aquí hay una mala intención no solo de la prensa…”.

¿Cómo? Mientras señala con el dedo a gran parte de una afición no apesebrada, muestra la patita enharinada hasta la ingle, echando la culpa a los comunicadores. Bastaba con una respuesta tan sencilla como “la lista no puedo darla porque no soy el seleccionador argentino”.

"¿Será este mi último partido? Ya deseché hace tiempo la posibilidad de marcharme, ahora no lo podía rechazar, aunque los desvínculos [sic] todavía no están resueltos…".

O sea, que sí, pero no tengo lo que hay que tener para decirlo: ni pasta, ni de lo otro.

“Hemos hecho un buen trabajo a pesar de que los mejores jugadores se van a los grandes, también a pesar de la salida del director deportivo y del paro de los Biris que no pudieron estar”.

¿Tiene que atravesar el Atlántico para conocer el potencial de los grandes de Europa? ¿Ahora se acuerda de Monchi? ¿Los Biris, no pudieron o no quisieron estar?

“Ganamos los dos clásicos que para la gente es muy importante”.

Esto ya es para nota: muy deficiente y no vuelva en septiembre.

“Estoy dejando al Sevilla por mi selección, por mi corazón. La afición me recibirá con lo que ha consumido estos días en los medios…”.

Con ser grave todo lo anterior, esta es la mayor falta de respeto a los aficionados. Es decir, las ovejitas asiduas a Nervión asistiremos condicionadas por lo que digan la prensa y las redes sociales. Cornudos y apaleados.

“Que la gente me recuerde por la manera de jugar, con mucha juventud, peleando torneos y compitiéndoles a los grandes”.

Imposible, Sampancracio: me has aburrido como nunca. ¿Juventud? Hasta la penúltima jornada no has contado con un solo jugador del filial, único del fútbol profesional en Segunda División. ¿Compitiéndole a los grandes?

El Sevilla, pese al éxito liguero, fuera de casa ha sido un equipo sin alma durante toda la temporada, tanto que el himno ha estado a punto de ser cambiado: “el equipo de la casta y el coraje… de otros tiempos”.

Dicen que es ahora -cuando las cosas al final se han torcido- cuando arrecian las críticas hacia este rabanito, casi sesentón, que nos llegó el pasado verano a Europa diciéndonos a la cara cuan torpes somos en cuestiones futbolística. Algunos ya lo calamos desde el partido de ida de la Supercopa de España, allá por agosto:

Domingo 14 agosto 2016: 0-2. ¡... Y, además, es imposible!

Sábado 10 septiembre 2016 2-1. ¡Bendita injusticia! (Segunda parte)

Sábado 17 septiembre 2016 1-1. ¡A mí la Legión!

Sábado 24 septiembre 2016 3-1. ¡Maldita justicia!

Sábado 15 octubre 2016 2-3. Un Sevilla de vergüenza acaba con 17 meses de oprobio

Sábado 19 noviembre 2016 2-3. La gran diferencia entre la mentira y la verdad

Sábado 3 diciembre 2016 2-1. Sin alma no hay paraíso

Miércoles 3 enero 2017 3-0. Cortesanos contra yonkis y gitanos

Sábado 11 marzo 2017 1-1. Bla, bla, bla...

Martes 14 marzo 2017 2-0. Desahucio express

Domingo 19 marzo 2017 3-1. Gladiadores vs. ursulinas

Miércoles 5 abril 2017 3-0. Vergonzosa incomparecencia

Sábado 8 abril 2017 4-2. Cogido con alfileres

Viernes 21 abril 2017 2-0. Pachanga marinera

Lunes 1 mayo 2017 4-2. Amateurismo infame

Viernes 5 mayo 2017 1-1. Amateurismo suicida

Domingo 14 mayo 2017 4-1. Amateurismo circense 

P.S.- La foto del Diario de Sevilla que ilustra esta página lo dice todo: Última comparecencia en el Bernabéu y teléfono en ristre mientras el equipo se jugaba la dignidad en el césped.

#Sampancracioveteya

    

Martes 21/02/17

¡Gordo!: Antiviolencia ha perdido el oremus (por Francisco Romero)

Con ocasión de la reiterada noticia de que un grupo de ultras sevillistas expuso en la grada de El Sadar una pancarta con la leyenda “Gordo”, mote de uno de los sevillanos detenidos como sospechosos de la violación en grupo que tuvo lugar los pasados Sanfermines, ya hubo ocasión en estas páginas de censurar lo fácil que vemos la mota en ojo ajeno mientras nos mostramos incapaces de ver la viga en el propio.

 

No pareciéndole bastante, según ha informado el Consejo Superior de Deportes (CSD), la Comisión Antiviolencia ha propuesto una sanción de 4.000 euros y prohibición de acceso a recintos deportivos durante doce meses, a la persona que colocó la pancarta, al considerar que el mensaje supone "un claro apoyo al aficionado que se encuentra actualmente en prisión preventiva por su presunta participación en una agresión sexual ocurrida en Pamplona en julio de 2016".

 

¡Han perdido el oremus! ¡Con qué facilidad se dispara contra unos mientras se guardan de apuntar a otros! Dando por bueno que la pancarta va dirigida en apoyo de uno de los investigados (que ya sería hilar fino), hay que continuar subrayando, al día de hoy, que los sospechosos aún no han sido condenados y que gozan -deberían gozar- de la presunción de inocencia que a todos nos ampara. Tiempo tendrán de purgar sus culpas, llegado el caso.

 

 

Dirán algunos que no son circunstancias extrapolables pero quiso la casualidad que el mismo día y a la misma hora dos expresidentes del Gobierno de España, en comparecencia pública y rodeados de buena gente, solicitaran la excarcelación del opositor venezolano Leopoldo López, condenado a 13 años de prisión, es cierto, por la -injusta- ley de un país sin rumbo. "Venezuela es una dictadura", se gritó en el acto, no sin razón, entre vítores al preso. Mientras resortes alocados del Estado sancionaban impunemente a un amigo o familiar de un preso de la cárcel de Pamplona que se había limitado a un apoyo simbólico, y sin más parafernalias, a alguien que está a la espera de juicio, aunque ya lo haya condenado la opinión pública de la manos de los Matías Prats, María Rey, De la Morena, Ferreras o su "conyuja".

 

    

Domingo 22/05/16

Copa del Rey: Exijamos la suspensión si se vulnera la ley (por Francisco Romero)

 

Política, nacionalismo, independentismo y... juzgados. Todos asuntos al margen de lo verdaderamente importante en el día de hoy en el Vicente Calderón: el fútbol y, en concreto, la Final de la Copa de SM El Rey: desde los que quieren imponer la estelada a todos a los que, graciosamente, ofrecerán banderas nacionales a las puertas del estadio.

Si, primero, fue el juzgado número 11 de lo Contencioso-Administrativo de Madrid el que tumbó la prohibición de portar banderas independentistas catalanas –esteladas– en el estadio, acordada por la Delegación del Gobierno en Madrid, ayer mismo el titular del juzgado de lo Contencioso-Administrativo Nº 15, inadmitió otro recurso del FC Barcelona en el mismo sentido, reprochando al club haber tomado partido en una "controversia política" y generar así "tensión" en un encuentro como este: "al hacerlo está, no sólo generando más polémica o tensión de la que ya de por sí conlleva un evento de estas características o importancia, sino apartándose de la finalidad, lo sea principal o complementaria, propia de sus funciones estatutarias, entre las que no se encuentra recogida precisamente la difusión de ideas o pronunciamientos políticos".

Nada se ha advertido, sin embargo, sobre la posibilidad de que se menosprecie al himno nacional que sonará al comienzo del encuentro, tampoco de que se exhiban otros tipos de pancartas, símbolos, emblemas o leyendas ofensivas, o se entonen cánticos que inciten a la violencia, a la intolerancia, a la xenofobia o a la agresión tanto en el recinto deportivo como en sus aledaños o en los medios de transporte organizados para acudir a los mismos. Igualmente, aquéllos que constituyan un acto de manifiesto desprecio a las personas participantes en el espectáculo deportivo.

Aceptando -no puede ser de otra manera- las decisiones judiciales, he solicitado en el día de hoy, ante el Consejo Superior de Deportes, la Federación Española de Fútbol y el Comité Técnico de Árbitros (al menos no podrán decir que nadie les previno) que, en caso de que tengan lugar incidentes de público relacionados con las conductas definidas en los apartados primero y segundo del artículo 2, o que supongan el incumplimiento de las obligaciones de los espectadores y asistentes referidas en el artículo 7 de la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, todos y cada uno de los organismos y organizaciones requeridas, en el ejercicio de sus competencias, actúen con absoluto respeto a la ley exigiendo su cumplimiento y, concretamente:

1º) Que el árbitro decida su suspensión provisional como medida para el restablecimiento de la legalidad.

2º) Que si transcurrido un tiempo prudencial en relación con las circunstancias concurrentes persistiera la situación se acuerde el desalojo de la grada o parte de la misma donde se hubieren producido los incidentes y la posterior continuación del encuentro.

3º) Que si persiste la situación, tras recabar el parecer del Coordinador de Seguridad, todo ello, sin perjuicio de las facultades que les corresponden a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, el árbitro suspenda definitivamente el encuentro y se apliquen en su consecuencia los preceptos reglamentarios pertinentes.

4º) Que en las actas que han de extenderse, previstas en la reglamentación deportiva y en las citadas leyes, se reflejen, de forma veraz todo tipo de ofensas y acontecimientos que sucedan.

5º) Que, en todo caso y para posteriores acciones que puedan emprenderse, se custodien y no sean destruidas las pruebas audiovisuales generadas por el conjunto de cámaras que conforma el circuito cerrado de televisión del estadio.

 

Corolario y decisión final: Si nuestros rivales de hoy, desprecian la competición, solo se puede tomar una medida y esta pasa por no permitirle disputar las competiciones oficiales españolas. ¡A partir del año próximo que disfruten con la Liga y la Copa andorrana! ¡Ya está bien!

    

Martes 19/01/16

Opinemos o mejor difamemos, que algo queda (por Francisco Romero)

Una semana después del partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán frente al Real Betis no es tarde para recordar la "brillante" actuación en las previas de los agoreros que han encontrado en Unai Emery la válvula de escape a todos sus males, una vez que se supo la alineación puesta en liza por el técnico vasco.

Cincuenta minutos antes del comienzo del choque este era el pronóstico de algunos seguidores del club de Nervión, sabedores que, en caso de hecatombe, ahí estarían eternamente sus tuits para evidenciar "cuánto saben de esto". Como, para su desgracia, no fue así, aquí queda retratada para siempre la sabiduría proverbial con la que la Naturaleza les dotó.

Naturalmente que alguna vez acertarán. La gloria futbolística no es eterna y, si el de Hondarribia no cumple las metas fijadas, o nos abandone por su propia voluntad que será lo más probable, finalizará su etapa como entrenador de El Grande de Andalucía, con lo que verán colmados sus deseos mientras afilan sus aceros en busca de otro incauto que los mantenga en la cumbre del inconformismo permanente.

    

Viernes 18/12/15

El Sevilla ingresará 28 millones más por televisión (por Francisco Romero)

 

 

Hace una semana, la LFP, en la Asamblea General Extraordinaria celebrada en Zaragoza, ratificó el Convenio de Coordinación suscrito entre la RFEF y la Liga el pasado mes de noviembre. Entre otras medidas se recoge un nuevo baremo para el reparto de los ingresos por los derechos de televisión en el que se tienen en cuenta variables como la clasificación histórica en las últimas cinco temporadas, las audiencias de televisión o las instalaciones del club.

 

 Aunque con este nuevo reparto se sigue favoreciendo a los grandes, se reduce la desigualdad con el resto de conjuntos de Primera división, alcanzando el Sevilla los 77 millones de euros, frente a los 49 que percibirá por la presente temporada; un aumento, por tanto, de 28 millones de euros. Un montante que se obtiene por los siguientes conceptos: un fijo de 32,5 millones de euros, más otros 30 por la clasificación histórica de las cinco últimas temporadas y un resto de 14,5 kilos en función de cuestiones varias entre las que se encuentran el estado de sus instalaciones; un aspecto en el que ha cobrado especial relevancia la reforma a la que está siendo sometido el Pizjuán.

 

Con esta nueva fórmula de reparto, el Sevilla es uno de los seis equipos que supera la media de ingresos por derechos televisivos, solo con Barcelona (152'5 millones), Real Madrid (145), Atlético Madrid (102) y Valencia (90'5) por delante y Athlétic Club (73'5), tras el club de Nervión en dicha clasificación.

 

 

Es justo reconocer hoy al artífice del volteo al secuestro televisivo que sufría el fútbol español: José María Del Nido Benavente. Nadie, salvo él, pensaba en ganar esa guerra de la que ahora, salvo los dos transatlánticos, se congratulan.

 

    

Martes 27/10/15

¿Siempre tienen que jugar los mejores? (por Francisco Romero)

Es la moda invariable en derredor del Sevilla FC, el mantra que se suelta sin sonrojo aparente en las redes sociales, en cualquier taberna, a cualquier hora, por los “entendidos” del deporte rey, por esos perennes “hombres de fútbol” conocedores de los entresijos del vestuario sevillista e inventores, junto a los escoceses, de esto del balompié. Lo tienen claro: “La culpa, del maestro armero”, no porque Unai Emery naciera en Eibar, que lo hizo a 75 kilómetros en la también guipuzcoana Fuenterrabía, sino para mostrar con claridad el destino de sus fobias, de su aversión, cuando las cosas no marchan como a todos nos gusta que vayan.

Hasta mi admirado Antonio García Barbeito se ha unido en ABC al coro de esa verdad a medias por la que claman los infalibles: “en el campo han de estar siempre los mejores”, proclaman -proclama- obviando que tal aserto no puede culminarse con un tajante punto y final y que, necesariamente, ha de ir seguido de otro igual de notable: “… siempre que estén bien, en las mejores condiciones físicas y técnicas”.

No, Antonio y queridos destrozabanquillos, no: Banega y Konoplyanka no pueden jugar con las dos piernas escayoladas, como aseguras tirando de hipérbole, sencillamente porque cuando el mister necesite a Reyes, Vitolo, Nzonzi, Iborra o Krohn-Dehli, puede recibir y con razón sus desairadas negativas. ¿O ya no nos acordamos del estado físico en el que llegó Banega de la Copa América y el tiempo apartado por su lesión, o la actitud del propio Konoplyanka, y sus disgustos con la báscula, rechazando la camiseta cada vez que ha disfrutado de minutos en el comienzo de esta temporada?

Nueve partidos, nueve, aseguran que ha tardado el técnico en dar con la tecla del once ideal, con una alineación al parecer ya definitiva, que "nos reportará nuevas glorias…", como si eso fuera coser y cantar y como si dos y dos siempre fueran cuatro en este mundillo futbolístico.

Así, tan ventajista como oportunistamente, se mancilla la imagen del mejor entrenador que ha sentado sus reales en el banquillo de Nervión y en el que se ha entretenido, como el que no quiere la cosa, en las dos temporadas que ha completado con el Grande del Sur de Europa, en clasificar al equipo en la quinta posición liguera y en conseguir dos títulos europeos, algo a lo que, al parecer, están muy acostumbrados estos patrones de la crítica extravagante. Y todo ello soportando estoicamente los desmantelamientos sucesivos de una plantilla que han abandonado, año tras año, sus mejores hombres y a la que se han incorporado 30 caras nuevas, treinta, amén de los canteranos, en los tres últimos veranos.

Nueve partidos, nueve, cierto es -y esto lo digo yo- en el que el entrenador le ha dicho con meridiana claridad a los suyos que no tiene preferencias y que los buenos, para convertirse en titulares indiscutibles, deben demostrarlo en el campo de entrenamiento y en los partidos oficiales, porque un currículum presentado ayer, ya es historia hoy. Y si no que se lo digan a Marcelo Campanal.

    

Sábado 28/03/15

Las mentiras de Antiviolencia (por Francisco Romero)

En su penúltima reunión, la Comisión Antiviolencia, en otros asuntos, acordó textualmente lo siguiente:

"1º.– Propuesta por comisión de infracción muy grave, con sanción de multas de 60.001 euros, respectivamente, a los responsables de la web www.alertadigital.com  y a  A.R., conductor del programa "LA RATONERA" del canal de televisión ALERTA TV, por las manifestaciones vertidas en dicho programa el pasado 12 de marzo de 2015, donde se reiteran insultos del siguiente tenor: "¿Dónde metemos a esos 70.000 cerdos, cerdos he dicho bien, vascos y catalanes que van a acudir a la final de la Copa del Rey a degradar los símbolos de nuestra nación? Yo les echaría al mar pero no sé si van a caber todos", y, otros de contenido xenófobo como “marrano talmúdico”. La Comisión Antiviolencia destaca que el contenido del programa en el que reiteradamente se realizan tales insultos y provocaciones constituye una conducta antijurídica contemplada en el artículo 2.1.e) de la  Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, a tenor del cual se considera acto o conducta violenta o que incita a la violencia “La emisión de declaraciones o la transmisión de informaciones, con ocasión de la próxima celebración de una competición o espectáculo deportivo, ya sea en los recintos deportivos, en sus aledaños o en los medios de transporte públicos en los que se pueda desplazar a los recintos deportivos, en cuya virtud se amenace o incite a la violencia o a la agresión a los participantes o asistentes a dichos encuentros, así como la contribución significativa mediante tales declaraciones a la creación de un clima hostil, antideportivo o que promueva el enfrentamiento físico entre los participantes en encuentros o competiciones deportivas o entre asistentes a los mismos.”."

Los medios de comunicación se hicieron eco rápidamente de la noticia, entre ellos el diario El Mundo.

Pues bien, ahora resulta que la Comisión Antiviolencia reconoce tener competencias para proponer medidas sancionadoras a los medios periodísticos, negándose a sí misma con respecto a lo que decía hace unos meses:

Y es que en febrero de 2013, el diario El Mundo, tras el partido copero entre el Atlético y el Sevilla, informaba: "Los 'ultras' del Sevilla se mofaron de la tragedia del Arena en el Calderón"; "los radicales del Sevilla devolvieron la moneda en el Vicente Calderón de la peor forma: Se mofaron de la tragedia del Madrid Arena a sabiendas de que una de las cinco fallecidas, Cristina Arce, era aficionada rojiblanca y voluntaria del equipo en los partidos del Calderón"; "a lo largo del encuentro se repitieron los cánticos: "Madrid Arena, lo lo lo lo Madrid Arena" y "Atocha ¡boom!" en referencia a los atentados del 11-M en Madrid". Inmediatamente desde estas páginas animé a poner en conocimiento de la Comisión Estatal contra la Violencia estos hechos realizados supuestamente por aficionados sevillistas.

Días después, los firmantes de la denuncia solicitamos de la citada Comisión que, tras las oportunas indagaciones y valoración de los medios de prueba, se propusieran al órgano competente las correspondientes resoluciones sancionadoras a cuantas personas resulten responsables de los hechos que, derivados de la citada información, resultaran probados; asimismo, pedimos que si los medios de prueba aportados no sustentaran la información periodística citada, se propusieran las correspondientes resoluciones sancionadoras al diario El Mundo en la persona, o personas, que resulten responsables, por manifiesta vulneración de las normas anteriormente citadas.

 

Mediante escrito fechado en Madrid el pasado 25 de febrero, la Comisión Permanente nos informaba que "en la reunión del pasado 7 de febrero de 2013, se analizaron por la Comisión las documentaciones oficiales correspondientes a diversos encuentros, entre los que se encontraba el encontraba el citado partido de copa del Rey Atlético de Madrid - Sevilla ... sin que se recogiera en la citada documentación ninguna referencia a los gritos que se citan, por lo que no se tramitó propuesta de sanción alguna, ya que, a efectos sancionadores, la Comisión actúa prioritariamente en función de la documentación que le es facilitada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y presume como veraces los hechos, o la ausencia de hechos, recogidos en la misma". Y continaba: "En lo que se refiere a su proposición de sancionar a un medio de comunicación, esta Comisión no tiene competencia para valorar la corrección del ejercicio profesional ni para proponer sanción al medio periodístico por el hecho de que la información ofrecida, derivada de la percepción del informante, no haya sido recogida en documentación o actas oficiales".

 

Es decir, ya lo decíamos por entonces, el mundo al revés: solicitamos la sanción para el informador pero la Comisión no puede proponerla porque su conducta no ha sido recogida en documentos oficiales. O sea, para sancionar al periodista las actas de la Policía del día del partido deberían decir algo así como: "No se han producido los hechos que denunciará mañana el diario El Mundo".

 

¿Qué resolución de la Comisión Antiviolencia es la correcta, la de febrero de 2013 o la de ahora?

 

    

Domingo 16/03/14

Sirenas sevillistas y campeonas (por Francisco Romero)

 

Las nadadoras sevillanas han brillado con luz propia en el Campeonato de España infantil y alevín de Natación Sincronizada celebrado este fin de Semana en las Piscinas Sant Jordi de Barcelona. Una medalla de oro y otra de plata han volado esta mañana desde la Ciudad Condal rumbo a la capital andaluza siendo felicitadas por el comandante de la aeronave en medio del jolgorio general y la celebración por todo lo alto de las participantes.

 

 

 La alevín Natalia Romero González, sevillista del Círculo Mercantil, a sus nueve añitos, ha conseguido la medalla de oro en figuras merced a una exhibición de sincronía, belleza y clase en la pileta barcelonesa que ha entusiasmado a la concurrencia.

 

 

Dentro de un concurso de altísimo nivel, las sirenas del Círculo Mercantil sevillano han vuelto a destacar. Entre ellas la hermana de la campeona, Lucía, seguidora también -¡cómo no!- del Grande de Andalucía, que, junto con el resto del equipo, han vuelto a dejar el pabellón de la sincronizada sevillana en el lugar de privilegio que ocupa.

 

P.D.- ¿Se nota mucho que hablo de mis sobrinas? Un fuerte abrazo para mi hermano Sufe y mi cuñada Toni que han disfrutado por todo lo alto. Y un beso enorme para mis sirenitas preferidas.

 

    

Lunes 03/02/14

¡El búho, condenado!. Silencio corporativo (por Francisco Romero)

Por dignidad, por amor propio -y también ajeno-, por orgullo, por decoro, porque lo han abandonado a su albur, por hombría de bien, porque lo han vendido (todo apunta que a cambio de espurios intereses), por la estima que le profeso, por todo ello y por más, me hago eco de la noticia que hoy publica en su blog, Jesús Alvarado.

Si se confirma, y no tengo por qué dudar de la información, que los señores Del Nido y Vizcaíno retiraron en su día la denuncia contra el autor de "El Búho", dejando solo a Alvarado en la búsqueda de la Justicia, tal acto no admite uno, sino múltiples calificativos: afrenta, humillación, deshonra, abyección, infamia, ultraje, obscenidad, indecencia, abominación, escándalo, mancha, baldón... epítetos todos ellos sufridos no solo por la persona de Alvarado sino por las decenas de blogs y sitios de Internet que nos hicimos eco del oprobio denunciado; aquí, concretamente el 1de julio de 2010 y el 20 de julio del mismo año. Como entonces, la noticia hoy permanece escondida de las linotipias, de las esponjillas de los micrófonos y de las cámaras de televisión. El silencio -cómplice- les delata.

Mi más sincera felicitación a Jesús por no haber declinado, por no desfallecer ni desanimarse. Está claro que no tenía nada que ocultar, sólo que resplandeciera la verdad y hoy, siquiera provisionalmente, la Justicia ha resplandecido. ¡Enhorabuena!:

El pasado lunes 20 de enero se celebró, por fin, el juicio contra Santiago Ortega, por el ya tan manido asunto de “El Búho”.

Seguro que sabéis de lo que estoy hablando, por mucho que en los cuatro años que viene durando todo este asunto las cosas hayan cambiado tanto. Para algunos.

No para mí.

A comienzos del pasado mes de septiembre escribí un post en el que os contaba cómo de grande me parecía a mí que era la bajada de pantalones en este asunto por parte del señor Vizcaíno.

En aquel post que ahora enlazo os decía que se había fijado la vista para el 25 de noviembre de 2013 y que yo, pasase lo que pasase, asistiría a la misma en mi calidad de denunciante. Sucedió que la defensa del señor Ortega, como ha venido haciendo durante todo el procedimiento, dilató aún más la resolución del mismo y volvió a pedir la suspensión de la vista, cosa que le fue concedida.

Y la fijaron para el 20 de enero de 2014.

En aquel post, también, os expresaba mis temores (completamente fundados) de que sucediera lo que no quería creer que pudiera llegar a suceder: que tanto el señor Vizcaíno como el señor Del Nido retirasen sus correspondientes denuncias contra Santiago Ortega.

Era septiembre. Ya se había levantado el veto al señor Ortega que, como sabéis, desde que fue imputado por el asunto del Búho tenía prohibida la entrada en las dependencias del Sevilla FC. Esto, y más cosas también os lo explicaba en aquel post de septiembre.

También os contaba que con el Nuevo Orden que había empezado con mi salida de los medios oficiales lo único que se buscaba era árnica por parte de los medios de la ciudad. Cuando en el Sevilla FC empezaron las personas a estar por encima de la entidad fue cuando todo esto dio comienzo.

Con la que formaron en su día Vizcaíno y Del Nido apareciendo incluso en la web oficial del club la noticia, con toda la razón del mundo además, cuando se enteraron de que la persona que se escondía tras el cobarde anonimato en el blog de “El Búho”, según afirmó la policía tras las oportunas investigaciones, era Santiago Ortega.

De la noche a la mañana, cuando el lobo empezó a mostrar las orejitas, el señor Vizcaíno decidió que había que volver a ponerse a merced de los medios ¿informativos? de esta ciudad.

El único que no cambió ni un ápice su postura fue quien suscribe. Es más, les dije que me parecía deleznable hacer eso, habiendo quedado demostrado a lo largo de los años que un club como nuestro Sevilla, con sus medios oficiales funcionando como deben de funcionar, no necesitaba para nada a los medradores de fuera.

Como no tragué con la bajada de pantalones y como una de las condiciones que pusieron los de fuera para darle cariño a Del Nido llegado el caso fue mi cabeza en bandeja de plata, me la cortaron. Y cortaron alguna que otra más, que también las pidieron.

Dentro de ese acuerdo del “dame cariño”, del “qué buenos amiguitos somos” y del “cómo nos queremos ahora”, indigno a mi modesto entender por parte del Sevilla Fútbol Club, estaría también el retirar la denuncia interpuesta contra Santiago Ortega , a pesar de todo lo que este señor había estado largando desde el anonimato (reconocido por él ante Su Señoría) en el blog de “El Búho” contra el presidente del Sevilla FC y contra un consejero del Sevilla FC, además de contra mí.

El resultado de todo lo que os cuento, podéis imaginar cuál fue.

Cuando llegué a la sala de vistas el pasado 20 de enero me encontré, con cierta pena, que los otros dos denunciantes, el señor Vizcaíno y el señor Del Nido, efectivamente, habían retirado, después de cuatro años, sus respectivas denuncias contra Santiago Ortega.

Después de cuatro años, después de todo lo tragado, después de todo lo sufrido, ellos decidieron renunciar y quitarse de en medio.

Y permitir, por la parte que les correspondía, que el señor Ortega, Don Santiago, se fuese de rositas sin ni siquiera celebrar el juicio.

Yo no.

El señor Vizcaíno y el señor Del Nido renunciaron a la denuncia interpuesta contra Ortega y, por supuesto, no comparecieron a la vista oral.

A mí me enseñaron a vestirme por los pies, a pelear por lo que creo justo, a luchar contra lo que estimo injusto, a terminar lo que empiezo.

Y mantuve mi denuncia contra el señor Ortega hasta el final.

Solo.

Pero con la dignidad intacta.

Al fin, cuatro años después, se celebró el juicio. Juicio de faltas por injurias, que en eso había quedado al final.Y con un denunciante, en lugar de con los tres que empezamos todo este lío.

Las vueltas que da la vida ¿verdad?

A lo mejor, el señor Vizcaíno y el señor Del Nido deberían explicar al Sevillismo los motivos por los que renunciaron a la denuncia interpuesta contra Santiago Ortega por todo lo que este escribió (según la policía, según el propio Ortega, que así lo reconoció ante Su Señoría en varias ocasiones y ahora también según una sentencia judicial en primera instancia) en su blog desde el anonimato contra el entonces presidente del Sevilla FC y contra el entonces consejero del Sevilla FC

Pues sí. Se celebró el juicio.

Y todo juicio, al final, tiene una sentencia.

En dicha sentencia la Señora Magistrada Juez del Juzgado de Instrucción número 17 de Sevilla condena a Don Santiago Ortega (no olvidemos, Jefe de Deportes de la Cadena Ser en Sevilla y, creo, en Andalucía también) como autor responsable de una falta de injurias prevista y penada en el artículo 620.2 a la pena de 20 días de multa a razón de 10 euros la cuota diaria con responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas.

Igualmente condena al señor Santiago Ortega a abonar un tercio de las costas del juicio (la parte que corresponde a mi denuncia) y a indemnizarme con 3.000 euros por los daños morales recibidos, siendo hechos probados los que con todo lujo de detalles Su Señoría desgrana en la muy fundamentada sentencia condenatoria.

Obviamente, Su Señoría, como no podía ser de otra forma, absuelve al señor Ortega de los hechos imputados en las actuaciones por los señores Del Nido y Vizcaíno.

Los dos se retiraron, después de cuatro años, del procedimiento.

Como siempre digo, el hecho de que esta sentencia sea condenatoria no quiere decir, a día de hoy, que Don Santiago Ortega sea culpable de nada, puesto que contra ella cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial y mucho me extrañaría que dicho recurso no se interpusiera.

Sigue primando, pues, el principio de presunción de inocencia para el señor Ortega, Don Santiago.

Pero la sentencia del Juzgado de Instrucción es la que es.

Ya sé que nada de esto será contando en ningún periódico de nuestra ciudad, ni en ningún programa deportivo de radio. Tampoco en las televisiones locales. Seguramente, tampoco se comentará nada de esto en muchos de aquellos blogs que hace cuatro años se erigían en adalides de la justicia y en defensores de lo que hiciera falta.

Ya sé también que los medios oficiales de nuestro Sevilla Fútbol Club no se harán eco de esto.

Pero a mí, todo eso, me resbala. Yo tengo la conciencia tranquila. Me costó lo suyo, he tenido que dejar muchísimo por el camino, pero jamás di un paso atrás. Me acuerdo ahora cuando el señor Vizcaíno me decía: “no tienes la menor posibilidad de ganar el juicio del Búho”.

Ya ve usted, señor donmanué, lo que son las cosas.

En realidad la pena impuesta a Santiago Ortega es nimia, ya lo sé. Y tampoco me importa en absoluto.

Lo único que me sirve es que, de momento, un Juzgado de lo Penal ha considerado que el Jefe de Deportes de la Cadena Ser en Sevilla, Santiago Ortega, es el responsable de todo lo que se publicó en el blog de “El Búho” y que, por eso, ha sido condenado en primera instancia por una falta de injurias emitidas hacia mi persona.

La pena impuesta es lo de menos.

Lo importante es que aquellas aberraciones (desde mi punto de vista lo eran) publicadas en aquel blog, por el momento, no han quedado impunes.

Lo importante, también, es saber y hacer saber que cositas como las del Búho no salen gratis ni quedan impunes.

Y que mi dignidad sigue intacta.

Los demás, que hablen ellos…

Igual a partir de hoy, se empiezan a entender ciertas cosas.

    

 

Jueves 05/12/13

¡Condenado!. Agravio evitable (por Francisco Romero)

Han transcurrido algo más de ocho horas desde que se conociera la sentencia de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo que condena a José María Del Nido a siete años de prisión y cinco años y seis meses de inhabilitación especial para empleo o cargo público por el caso Minutas, al confirmar los delitos de malversación y prevaricación, respectivamente, y rechazar el de fraude, por los que fue condenado por la Audiencia Provincial de Málaga con motivo de su infausta relación con el Ayuntamiento de Marbella (Málaga). Más de ocho horas despachadas con un párrafo escaso de comunicado en la página oficial sevillista.

 

Hace ahora dos años, cuando se conoció el fallo de la sala de instancia, le manifesté pública y privadamente al abogado Del Nido -su ejercicio como tal le ha conducido a esta situación- que sólo a él le competía la decisión de anunciar en rueda de prensa, por supuesto lejos del Sánchez Pizjuán como finalmente hizo, si continuaba o no al frente del Grande de Andalucía.

Como sevillista no tenía dudas: el mejor presidente de la historia del Sevilla FC estaba obligado a continuar en el cargo para el que le elegimos los accionistas. Como amigo, tampoco las tenía: José María debía apartarse del primer plano de nuestro club. Como tantas veces primó el sentimiento sobre la razón.

Sin embargo -también se lo hice saber de primera mano- el escarnio de hoy era evitable. La noticia, querámoslo o no, es que "el presidente del Sevilla ha sido condenado" y cierto es, única y exclusivamente, porque él ha querido que así sea cuando sabido es que los motivos de la condena están absolutamente al margen de su gestión como máximo mandatario del Sevilla FC. La mancha del oprobio, por su obstinación, ha caído sobre la institución, lo que le debería privarle de segundas o terceras intentonas cuando las deudas con la Justicia queden definitivamente saldadas.

Tuvo en la mano la oportunidad -y la desperdició- de que un asunto particular no afectara al Grande de Andalucía. Imagino inminente su, insisto, ya tardía dimisión y que el error cometido no sea solo el prólogo de otros en forma de interinidades y nombramientos turbadores en los cargos directivos. En el horizonte se vislumbra una junta general ordinaria inminente y ya debería estar convocada otra extraordinaria -imposible el delnidismo sin Del Nido- que configure el inmediato futuro de la nave sevillista.

En lo personal, un fuerte abrazo y mucho ánimo para el hombre, para mi amigo.

    

Viernes 01/03/13

La Comisión Antiviolencia pide un imposible y "se lava las manos" (Por Francisco Romero)

 

 

El pasado 4 de febrero, desde estas páginas, animé a poner en conocimiento de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, los gravísimos hechos "ocurridos" antes del comienzo del choque de semifinales de Copa de S.M. el Rey en el Calderón, según "informaba" el diario El Mundo: "Los 'ultras' del Sevilla se mofaron de la tragedia del Arena en el Calderón".

 

De ser cierta la información, un indeterminado número de seguidores del Sevilla Fútbol Club SAD, además de la entidad deportiva Atlético de Madrid SAD por omisión, el colegiado del encuentro y el Coordinador de Seguridad, habrían vulnerado distintos preceptos del Capítulo I del Título I de la vigente Ley 19/2007.

Ya en octubre de 2011 denuncié ante esa Comisión que en partido celebrado en el mismo escenario que desde las gradas se coreó, además del ya rancio, xenófobo y tradicional "Sevillanos, yonkis y gitanos", el lema: "¡Ea, ea, ea... Puerta se marea!", en clara e indignante alusión al fallecido jugador sevillista.

 

Resultaría indigno compartir el aserto: "Justicia quiero yo, mas por mi casa no". Por ello, las recientes y lamentables expresiones, si se produjeron, por parte de la hinchada sevillista, sólo pueden calificarse de abominables y deplorables, repugnantes y lamentables, alentadoras de la violencia, que palmariamente atentan contra la integridad moral de cinco personas fallecidas recientemente, de las casi 200 víctimas mortales y miles de heridos del 11-M, de la sociedad en general y, en particular, de una afición, la sevillista, que no puede consentir que se la pueda identificar con tamaños desatinos e infracciones.

 

Así, finalmente, el pasado 14 de febrero, los firmantes de la denuncia solicitamos de la citada Comisión que, tras las oportunas indagaciones y valoración de los medios de prueba, se propusieran al órgano competente las correspondientes resoluciones sancionadoras a cuantas personas resulten responsables de los hechos que resultaran probados, y si los medios de prueba aportados no sustentaran la información periodística citada, se propusieran las correspondientes resoluciones sancionadoras al diario El Mundo en la persona, o personas, que resulten responsables, por manifiesta vulneración de las normas anteriormente citadas.

 

Pues bien, ayer mismo, mediante escrito fechado en Madrid el pasado 25 de febrero, la Comisión Permanente informa que "en la reunión del pasado 7 de febrero de 2013, se analizaron por la Comisión las documentaciones oficiales correspondientes a diversos encuentros, entre los que se encontraba el encontraba el citado partido de copa del Rey Atlético de Madrid - Sevilla ... sin que se recogiera en la citada documentación ninguna referencia a los gritos que se citan, por lo que no se tramitó propuesta de sanción alguna, ya que, a efectos sancionadores, la Comisión actúa prioritariamente en función de la documentación que le es facilitada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y presume como veraces los hechos, o la ausencia de hechos, recogidos en la misma". Y continúa: "En lo que se refiere a su proposición de sancionar a un medio de comunicación, esta Comisión no tiene competencia para valorar la corrección del ejercicio profesional ni para proponer sanción al medio periodístico por el hecho de que la información ofrecida, derivada de la percepción del informante, no haya sido recogida en documentación o actas oficiales". Es decir, el mundo al revés: hemos solicitado la sanción para el informador pero la Comisión no puede proponerla porque su conducta no ha sido recogida en documentos oficiales. O sea, para sancionar al periodista las actas de la Policía del día del partido deberían decir algo así como: "No se han producido los hechos que denunciará mañana el diario El Mundo". Además, la Comisión vuelve a limitarse a actuar "prioritariamente" con la documentación facilitada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, desechando el resto de herramientas que en sus manos pone la ley, entre ellas las grabaciones de imágenes que durante un mes han de estar a su disposición.

 

Es decir, más de lo mismo: hacer leyes como churros -papel mojado- para incumplirlas regodeándose en la más absoluta de la dejación de funciones porque cuando el Real Decreto 203/2010, de 26 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de prevención de la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, dice: "Artículo 74. Propuestas sancionadoras. 1. De acuerdo con el acta que, de cada acontecimiento deportivo, haya levantado el Coordinador de Seguridad, y sin perjuicio de las competencias de la autoridad gubernativa, la Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte podrá elevar propuesta motivada de instrucción de expedientes sancionadores a los organizadores, espectadores y cualquier otra persona que, a su juicio, pudiera haber incurrido en alguna de las infracciones tipificadas en la Ley 19/2007, de 11 de julio", ¿resulta meridianamente claro su mandato?

 

¿La información del diario El Mundo del pasado 4 de febrero -incierta según la propia Comisión- es, o no, incitadora a la violencia? Recordemos: "Los 'ultras' del Sevilla se mofaron de la tragedia del Arena en el Calderón". Su redactor Luis F. Durán, contó con todo lujo de detalles y sin aportar prueba alguna cómo "los radicales del Sevilla devolvieron la moneda en el Vicente Calderón de la peor forma: Se mofaron de la tragedia del Madrid Arena a sabiendas de que una de las cinco fallecidas, Cristina Arce, era aficionada rojiblanca y voluntaria del equipo en los partidos del Calderón" y que "A lo largo del encuentro, se repitieron los cánticos: "Madrid Arena, lo lo lo lo Madrid Arena" y "Atocha ¡boom!" en referencia a los atentados del 11-M en Madrid".

 

Recordemos que en nota de prensa en su día emitida por el Ministerio del Interior, se informaba que "Ante los hechos ocurridos el 2 de octubre de 2011 (cánticos alusivos a Antonio Puerta) durante la celebración del encuentro Club Atlético de Madrid, SAD - Sevilla F.C., SAD, la Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte manifiesta que no se ha podido identificar a los autores que profirieron gritos en el interior del recinto deportivo y que fueron recogidos por algunos medios de comunicación. Sin embargo, esta Comisión Permanente condena y reprueba tales actos realizados por una minoría de aficionados presentes en este estadio y recuerda que dichas conductas no hacen más que desacreditar el buen nombre del deporte en nuestro país y solicita a los clubes de fútbol que actúen con firmeza para evitar que hechos similares se vuelvan a producir durante una celebración deportiva". Es decir, reconoce los hechos, tiene los medios para identificar a los delincuentes y no los usa.

 

El deseo, patético por otra parte, de la Comisión Permanente de condenar y reprobar los actos y de solicitar a los clubes que actúen con firmeza para evitar hechos similares, serían pura anécdota si no se tratara del órgano encargado de sancionar tales conductas de los infractores y de los propios clubes.

 

En definitiva, la Libertad de Prensa elevada al libertinaje informativo con las bendiciones del órgano encargado de luchar contra la violencia en el deporte. Una vez más se ha preferido seguir el viejo axioma de que si no se quiere resolver un problema se crea una comisión. Los parlamentarios (y la propia Administración en el ejercicio de la potestad reglamentaria) aprobaron una normativa seria y rigurosa que ofrece a los clubes, a sus coordinadores de seguridad, a los árbitros y a la propia Comisión, todas las herramientas, todas las garantías, para que los culpables respondan ante la ley. Eso sí, si los que tienen que exigir dicho cumplimiento no se convierten en meros cómplices de los delincuentes.

 

    

Martes 15/01/13

Un "madrilista" que canta las cuarenta (por Francisco Romero)

 

 

Y no le falta razón. Un quasi recién llegado, que a esta hora hace las maletas, un madrilista de postín, como se dice por aquí, realiza un diagnóstico casi perfecto de la situación actual del Sevilla. Su carta de despedida y sus intervenciones radiofónicas a la hora del adiós muestran a un Míchel tal como es, sin componendas ni dobles lecturas. De fuera ha de venir quien nos ha facilitado el análisis de una realidad, bien conocida por todos, pero que a la que nadie -él incluido- ha sido capaz de poner fin.

 

Se entiende clarito, habla en primera persona:

 

"Hace poco más de un año vine a Sevilla con la ilusión de un niño. Ahora que me voy, veo toda esa ilusión multiplicada y convertida en sentimiento, ese que nos llevamos todos los que tenemos la oportunidad de trabajar en este Club y vivir en esta maravillosa ciudad.

 

Tras mi periodo como entrenador del SEVILLA FC no tengo más que palabras de agradecimiento para todos aquéllos que han colaborado conmigo durante este tiempo y algo más importante: a los que me han contagiado este sentimiento de compromiso por este escudo.

 

Presidente, Consejeros, Dirección deportiva, mis jugadores y colaboradores directos, empleados y aficionados de este Club… mi gratitud para todos.

 

Disfrutar de la pasión con la que vive esta afición, escuchar y sentir el himno del Centenario y ser uno más de vosotros; no tiene precio. Somos un Club grande y los que venimos de paso lo apreciamos, será imposible olvidarlo. Por eso estaremos aquí para siempre.

 

Recibido el cariño y con el poso de amargura que dejan los resultados –los únicos jueces válidos- mi pena se mezcla con la alegría por la experiencia de haber compartido este tiempo con vosotros.

 

Por todo esto y por todo lo que me llevo conmigo para siempre.

 

Muchas gracias. ¡Vamos mi Sevilla, vamos campeón!".

 

En la Ser y en la Cope, en la medianoche de ayer, daba su versión sobre lo que le ha tocado vivir en el último año en el Grande de Andalucía, mostrando su frustración por abandonar un club como el nuestro, desbordando señorío en sus manifestaciones y poniendo a algunos personajetes en su sitio, sin escurrir el bulto, incluso sin faltarle razón cuando se permite tachar de cínico el comportamiento de un sector de la afición que en nada está contribuyendo a superar con éxito la actual travesía del desierto.

 

Se va Míchel (no es el único culpable) dejando un poso de grandeza y cercanía que se agradece más viniendo de un "madrilista".

 

Llega Emery. ¡El Rey ha muerto, viva el Rey!

 

    

Martes 20/11/12

Enseñando al que no sabe. O al que no quiere enterarse (por Francisco Romero)

 

 

He comentado en diversas ocasiones que una de las docenas de frases hechas del fútbol es aquélla que nos habla del "incierto resultado de un partido de rivalidad", o esa otra de "no hay favorito". Expresiones al uso que, como casi todas, mil veces repetidas, pretenden acabar convertidas en verdades forzadas y generalmente aceptadas.

 

Parece claro que, a priori, nadie se aventura a dar por cierto un resultado de competición futbolística profesional porque, cuando menos se espera, "salta la liebre" en forma de sorpresa. Así, nadie apostaría su fortuna al doble o nada de un resultado copero favorable, por ejemplo, al Real de Madrid sobre el Alcorcón; o al Sevilla frente al Isla Cristina.

 

Pero lo que no que cabe duda es que los números históricos marcan claras tendencias sobre lo que, presumiblemente, debe ocurrir en los inmediatos enfrentamientos a tenor de los precedentes.

 

Naturalmente que hay un favorito, siempre lo ha habido, y en los enfrentamientos Sevilla-Betis ese no es otro que el Grande de Andalucía. A veces salta la sorpresa, naturalmente; motivo por el que yo no apostaría nunca una parte importante de mi peculio en un determinado resultado deportivo donde el azar muchas veces juega más y mejor que los profesionales. Como ejemplo valga esta captura de la web de una afamada Casa de Apuestas en las vísperas del último derbi, en la que puede apreciarse como se premiaba con más del triple a los "valientes" que se decidieran por la victoria visitante en detrimento de los que optaran por el triunfo sevillista.

 

 

 

En definitiva, nada nuevo: los números, al día de hoy, continúan mostrándose igual de tercos que siempre para -antes y después de un enfrentamiento de la máxima rivalidad hispalense- seguir considerando al Sevilla Fútbol Club como favorito. Helos aquí:

 

- Participaciones europeas: Sevilla FC: 16 - R. Betis B.: 9.

- Participaciones en la Supercopa de Europa: Sevilla FC: 2 - R. Betis B.: 0.

- Participaciones en la Copa de Europa, actual Champions: Sevilla FC: 3 - R. Betis B.: 1.

- Participaciones en la Recopa de Europa: Sevilla FC: 1 - R. Betis B.: 1.

- Participaciones en la Europa League, antes Uefa Cup: Sevilla FC: 12 - R. Betis B.: 7.

- Partidos jugados en competiciones europeas: Sevilla FC: 108 - R. Betis B.: 48.

 - Finales europeas disputadas: Sevilla FC: 4 - R. Betis B.: 0.

- Finales europeas ganadas: Sevilla FC: 3 - R. Betis B.: 0.

- Veces campeón de la Europa League, antes Uefa Cup: Sevilla FC: 2 - R. Betis B.: 0.

- Veces campeón de la Supercopa de Europa: Sevilla FC: 1 - R. Betis B.: 0.

 

- Temporadas en 1ª División: Sevilla FC: 69 - R. Betis B.: 48.

- Campeonatos de Liga de 1ª División: Sevilla FC: 1 - R. Betis B.: 1.

- Subcampeonatos de Liga de 1ª División : Sevilla FC: 4 - R. Betis B.: 0.

- Gol average en partidos de 1ª División: Sevilla FC: +243 - R. Betis B.: -250.

- Temporadas en 2ª División: Sevilla FC: 13 - R. Betis B.: 26.

- Temporadas en 3ª División: Sevilla FC: 0 - R. Betis B.: 7.

  (En rojo, los dos únicos apartados en los que el Grande de Andalucía aparece por debajo en las estadísticas)

 

- Copas de España ganadas: Sevilla FC: 5 - R. Betis B.: 2.

- Subcampeonatos de Copas de España: Sevilla FC: 2 - R. Betis B.: 2.

- Supercopas de España disputadas: Sevilla FC: 2 - R. Betis B.: 1.

- Supercopas de España ganadas: Sevilla FC: 1 - R. Betis B.: 0.

- Copas de España en propiedad: Sevilla FC: 2 - R. Betis B.: 0.

 

- Copas de Andalucía ganadas: Sevilla FC: 17 - R.Betis B.: 1.

 

- Número de veces que ha encabezado la Clasificación Mundial de clubes: Sevilla FC: 17 - R. Betis B.: 0.

- Número de temporadas galardonado como “Mejor equipo del mundo”: Sevilla FC: 2 - R. Betis B.: 0.

 

- Jugadores aportados a la Selección Española absoluta: Sevilla FC: 36 (el último: Manu del Moral) - R. Betis B.: 27 (el último: Beñat).

 

- Enfrentamientos totales Sevilla FC - R. Betis B.: 275 (computadas las 20 ediciones de la Copa de Andalucía).

- Partidos ganados por el Sevilla FC: 134.

- Partidos empatados: 51.

- Partidos ganados por el R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 90.

- Goles a favor del Sevilla FC: 508.

- Goles a favor del R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 356.

 

- Partidos Oficiales (1ª División, 2ª División y Copa de España): 117.

- Ganados por el Sevilla FC: 52.

- Empatados: 29.

- Ganados por el R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 36.

- Goles marcados por el Sevilla FC: 170.

- Goles a favor del R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 139.

 

- Partidos Oficiales (1ª División): 87.

- Ganados por el Sevilla FC: 39.

- Empatados: 20.

- Ganados por el R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 28.

- Goles marcados por el Sevilla FC: 125.

- Goles marcados por el Real Betis: 105.

 

- Partidos Oficiales (2ª División): 14.

- Ganados por el Sevilla FC: 6.

- Empatados: 4.

- Ganados por el R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 4.

- Goles marcados por el Sevilla FC: 20.

- Goles marcados por el R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 15.

 

- Partidos Oficiales (Copa de España): 16 (7 eliminatorias y 1 liguilla a doble partido en 1928).

- Ganados por el Sevilla FC: 7.

- Empatados: 5.

- Ganados por el R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 4.

- Goles marcados por el Sevilla FC: 25.

- Goles marcados por el R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 19.

Para terminar se muestra la clasificación histórica de los rivales sevillanos al día de hoy:

EQUIPOS

 Punt. LFP

 Punt. a 3p

 Tp.1ª

 Jug.

 Gan.

 Emp.

 Perd.

 G.F.

 G.C.

Avge

 1º

 2º

 3º

Sevilla F.C.

2.524

3.206

69

2.230

905

491

834

3.380

3.137

243

1

4

4

Real Betis B.

1.739

2.112

48

1.588

569

405

614

2.013

2.263

-250

1

-

2

 

Números, aunque esclarecedores sólo simples números, que a veces se le atragantan a "los de letras"...

 

    

Martes 01/05/12

Pasará lo que tenga que pasar. Pero los números son incuestionables (por Francisco Romero)

 

 

Una de las docenas de frases hechas del fútbol es aquélla que nos habla del "incierto resultado de un partido de rivalidad". O esa otra de "no hay favorito". Expresiones al uso que, como casi todas, mil veces repetidas, acaban convirtiéndose en verdades forzadas.

 

Parece claro que, a priori, nadie se aventura a dar por cierto un resultado de competición futbolística profesional porque, cuando menos se espera, "salta la liebre" en forma de sorpresa. Así, nadie apostaría su fortuna al doble o nada de un resultado copero favorable, por ejemplo, al Real de Madrid sobre el Alcorcón; o al Sevilla frente al Isla Cristina.

 

Pero lo que no que cabe duda es que los números históricos marcan claras tendencias sobre lo que, presumiblemente, debe ocurrir en los inmediatos enfrentamientos a tenor de los precedentes.

 

La retahíla de cifras que se muestra a continuación, fiel reflejo de la historia futbolística en números del fútbol sevillano, sufrirá mañana poco antes de las diez de la noche y sea cual sea el resultado, una nimia modificación que sólo servirá para continuar acreciendo las enormes diferencias o, por el contrario, impedir que tales desigualdades se hagan todavía más importantes. Así el Sevilla está a una sola victoria de la número 900 en la Primera División de nuestro fútbol -cifra sólo superada por los dos transatlánticos mundiales, los dos Atléticos y el Valencia- o, caso de perecer en el intento, de consentir que su rival de mañana "nos pise los talones" colocándose a 336 victorias de distancia.

 

Naturalmente que hay un favorito, y ese no es otro que el Grande de Andalucía, a pesar de la indolencia de muchos de nuestros profesionales -principal escollo para mañana- y de la lamentable campaña realizada que nos sitúa fuera del objetivo perseguido a falta de tres jornadas para el final.

 

Y es que los números, al día de hoy, se muestran así de tercos:

 

- Participaciones europeas: Sevilla FC: 16 - R. Betis B.: 9.

- Participaciones en la Supercopa de Europa: Sevilla FC: 2 - R. Betis B.: 0.

- Participaciones en la Copa de Europa, actual Champions: Sevilla FC: 3 - R. Betis B.: 1.

- Participaciones en la Recopa de Europa: Sevilla FC: 1 - R. Betis B.: 1.

- Participaciones en la Europa League, antes Uefa Cup: Sevilla FC: 12 - R. Betis B.: 7.

- Partidos jugados en competiciones europeas: Sevilla FC: 108 - R. Betis B.: 48.

 - Finales europeas disputadas: Sevilla FC: 4 - R. Betis B.: 0.

- Finales europeas ganadas: Sevilla FC: 3 - R. Betis B.: 0.

- Veces campeón de la Europa League, antes Uefa Cup: Sevilla FC: 2 - R. Betis B.: 0.

- Veces campeón de la Supercopa de Europa: Sevilla FC: 1 - R. Betis B.: 0.

- Temporadas en 1ª División: Sevilla FC: 68 - R. Betis B.: 47.

- Campeonatos de Liga de 1ª División: Sevilla FC: 1 - R. Betis B.: 1.

- Subcampeonatos de Liga de 1ª División : Sevilla FC: 4 - R. Betis B.: 0.

- Gol average en partidos de 1ª División: Sevilla FC: +237 - R. Betis B.: -247.

- Temporadas en 2ª División: Sevilla FC: 13 - R. Betis B.: 26.

- Temporadas en 3ª División: Sevilla FC: 0 - R. Betis B.: 7.

  (En rojo, los dos únicos apartados en los que el Grande de Andalucía aparece por debajo en las estadísticas)

- Copas de España ganadas: Sevilla FC: 5 - R. Betis B.: 2.

- Subcampeonatos de Copas de España: Sevilla FC: 2 - R. Betis B.: 2.

- Supercopas de España disputadas: Sevilla FC: 2 - R. Betis B.: 1.

- Supercopas de España ganadas: Sevilla FC: 1 - R. Betis B.: 0.

- Copas de España en propiedad: Sevilla FC: 2 - R. Betis B.: 0.

- Copas de Andalucía ganadas: Sevilla FC: 17 - R.Betis B.: 1.

- Número de veces que ha encabezado la Clasificación Mundial de clubes: Sevilla FC: 17 - R. Betis B.: 0.

- Número de temporadas galardonado como “Mejor equipo del mundo”: Sevilla FC: 2 - R. Betis B.: 0.

- Jugadores aportados a la Selección Española absoluta: Sevilla FC: 36 (el último: Manu del Moral) - R. Betis B.: 26.

- Enfrentamientos totales Sevilla FC - R. Betis B.: 273 (computadas las 20 ediciones de la Copa de Andalucía).

- Partidos ganados por el Sevilla FC: 133.

- Partidos empatados: 51.

- Partidos ganados por el R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 89.

- Goles a favor del Sevilla FC: 502.

- Goles a favor del R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 353.

- Partidos Oficiales (1ª División, 2ª División y Copa de España): 115.

- Ganados por el Sevilla FC: 51.

- Empatados: 29.

- Ganados por el R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 35.

- Goles marcados por el Sevilla FC: 164.

- Goles a favor del R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 136.

- Partidos Oficiales (1ª División): 85.

- Ganados por el Sevilla FC: 38.

- Empatados: 20.

- Ganados por el R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 27.

- Goles marcados por el Sevilla FC: 119.

- Goles marcados por el Real Betis: 102.

- Partidos Oficiales (2ª División): 14.

- Ganados por el Sevilla FC: 6.

- Empatados: 4.

- Ganados por el R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 4.

- Goles marcados por el Sevilla FC: 20.

- Goles marcados por el R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 15.

- Partidos Oficiales (Copa de España): 16 (7 eliminatorias y 1 liguilla a doble partido en 1928).

- Ganados por el Sevilla FC: 7.

- Empatados: 5.

- Ganados por el R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 4.

- Goles marcados por el Sevilla FC: 25.

- Goles marcados por el R. Betis B., Betis FC o Sevilla Balompié: 19.

Para terminar se muestra la clasificación histórica de los rivales de mañana al día de hoy:

EQUIPOS

 Punt. LFP

 Punt. a 3p

 Tp.1ª

 Jug.

 Gan.

 Emp.

 Perd.

 G.F.

 G.C.

Avge

 1º

 2º

 3º

Sevilla F.C.

2.501

3.184

68

2.215

899

487

829

3.355

3.118

237

1

4

4

Real Betis B.

1.716

2.089

47

1.573

562

403

608

1.989

2.236

-247

1

-

2

 

Queda dicho: tras el inminente choque estas cifras variarán, pero ¿cuánto?

 

    

Martes 20/12/11

Del Nido, ¿sí o sí? (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

Ayer se conoció la Sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia de Málaga que condena a mi amigo y abogado José María Del Nido.

El severísimo fallo que Del Nido recurrirá en casación (en un plazo máximo de 5 días) ante el Tribunal Supremo, no puede ni debe esconder la diáfana “cacería judicial” (clara aplicación del derecho penal de autor) organizada por el Fiscal Anticorrupción y el Ayuntamiento de Marbella y alimentada por la jauría mediática, pues el tribunal, como se refleja a continuación, ha acabado absolviéndole de hasta DIEZ delitos que, gratuitamente, y ya “metidos en faena”, ambos partes le habían imputado:

“Asimismo, debemos absolver y absolvemos a ... JOSÉ MARÍA DEL NIDO BENAVENTE, y a ... (además de los delitos por los que se ha retirado la acusación de Asociación Ilícita y Malversación de uso de Bienes Inmuebles) del delito Societario continuado y del delito Societario del que venían siendo acusados, respectivamente, por el Ministerio fiscal y por la acusación particular ejercida por el M.I. Ayuntamiento de Marbella...

.../...

De la misma forma, debemos absolver y absolvemos a ... JOSÉ MARÍA DEL NIDO BENAVENTE, y a ... , de un delito continuado de Falsedad Documental de que venían siendo acusados, el primero por las dos acusaciones, el segundo [Del Nido] y la tercera sólo por la acusación particular ejercida por el M.I. Ayuntamiento de Marbella...

.../...

De la misma forma, debemos absolver y absolvemos a JOSÉ MARÍA DEL NIDO BENAVENTE del delito de Tráfico de Influencias del que venía siendo acusado por el Ministerio fiscal...

.../...

Asimismo, debemos absolver y absolvemos a JOSÉ MARÍA DEL NIDO BENAVENTE del delito de Apropiación Indebida del que venía siendo acusado por la acusación particular ejercida por el M.I. Ayuntamiento de Marbella...

.../...

De igual manera, debemos absolver y absolvemos a JOSÉ MARÍA DEL NIDO BENAVENTE del delito de Presentación de documento falso del que venía siendo acusado por la acusación particular ejercida por el M.I. Ayuntamiento de Marbella...

.../...

Del mismo modo, debemos absolver y absolvemos a JOSÉ MARÍA DEL NIDO BENAVENTE del delito de Falsedad en Documento Oficial del que venía siendo acusado por la acusación particular ejercida por el M.I. Ayuntamiento de Marbella...

.../...

De la misma forma, debemos absolver y absolvemos a JOSÉ MARÍA DEL NIDO BENAVENTE del delito de Deslealtad Profesional, del que venía siendo acusado tanto por el Ministerio fiscal como por la acusación particular ejercida por el M.I. Ayuntamiento de Marbella...”

Sólo al abogado José María del Nido compete la decisión y esta tarde, en rueda de prensa lejos del Sánchez Pizjuán, como procede, anunciará si continúa o no al frente del Grande de Andalucía.

Como sevillista, no tengo dudas: el mejor presidente de la historia del Sevilla F.C. está obligado a continuar en el cargo para el que le elegimos los accionistas. La época más gloriosa de nuestro club no ha tocado techo, ha de engrandecerse aún más. Y ese plus debe aportarlo quien ha acreditado sobradamente su capacidad para cosechar logros que, hasta hace bien poco, parecían inalcanzables.

Como amigo, tampoco las tengo: José María debe apartarse del primer plano de nuestro club. Aún conociendo sus anchas espaldas y la capacidad de aguante de la que -con toda la razón- presume, no le deseo los malos tragos que, al frente de la institución, sufriría por su frenética vehemencia en defensa de los colores rojo y blanco y por las muchas ganas de cobrarse viejas deudas de tantos y tantos profetas del Apocalipsis que a estas horas se frotan las manos como si en ello les fuera la vida.

Los últimos meses, y su rostro lo refleja, han sido terribles, pero no serán nada comparados con los que se avecinan. Desde ese segundo plano, el club ha de continuar llevando a la práctica las decisiones del más grande dirigente de nuestra historia, mientras, en el plano personal y profesional, dedica toda su ciencia y sapiencia a defender en instancias superiores la inocencia de sus actuaciones, al tiempo que exige la responsabilidad al Ministerio Fiscal y al Ayuntamiento de Marbella por intentar fulleramente ganar el “partido” por goleada (DIEZ goles pretendidamente válidos han sido anulados), embarrando el campo y cosechando un solitario gol de penalti (importante, sí; injusto o no, ya se verá) en el último minuto.

El partido aún no ha finalizado. El “Comité de Apelación” y otros organismos superiores tendrán la última palabra. Para ello, José María habrá de dedicar gran parte de su esfuerzo a ganarlo, sí o sí.

José María: tuya es la decisión y, sea la que fuere, estoy seguro que se corresponderá con la que más favorezca a los intereses de nuestro Sevilla. Pero también deseo que coincida con la que más te beneficie a ti personalmente.

    

Jueves 03/11/11

La infamia del Calderón sigue su curso (Por Francisco Romero)

 

Escribía el pasado 13 de octubre, en relación con la decisión de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte de no actuar, "al no haberse podido identificar a los autores", tras la denuncia presentada por los lamentables cánticos del estadio Vicente Calderón durante la celebración del encuentro entre el Club Atlético de Madrid y Sevilla F.C.:

Entiendo que, una semana después de presentada la denuncia, por aquello de la burocracia administrativa, la detallada documentación no ha debido llegar a manos de tan insignes prohombres. Una vez en su poder, la actuación debe ser otra. Lo contrario sería algo así como "hagamos una ley mediáticamente perfecta para, sistemáticamente, incumplirla, dando entrada a la zorra en el gallinero".

Pues bien, ayer mismo, mediante escrito fechado en Madrid el pasado 28 de octubre, la citada Comisión Permanente informa "que, tratado ya este asunto en reunión de fecha 13 de octubre de 2011, la Comisión consideró que no había elementos de juicio bastantes para proponer la apertura de expediente sancionador a persona o personas responsables concretas". No obstante, al haberse calificado el escrito como denuncia, en virtud del artículo 31 de la Ley 19/2007, "le comunico que la Comisión ha acordado remitir la documentación recibida a la Delegación del Gobierno en Madrid", órgano administrativo competente para la iniciación, instrucción y resolución de expedientes sancionadores.

Seguiremos informando.

    

Sábado 29/10/11

Los impuestos, la Cartuja y la igualdad ante la Ley (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

 

Hemos sabido que, a una semana vista de las últimas elecciones municipales, el alcalde de la ciudad, Alfredo Sánchez Monteseirín, y el Sevilla FC pactaron un convenio de colaboración que hubiera permitido al club compensar la deuda tributaria por el impago de impuestos -tanto en fase de pago voluntario como en periodo ejecutivo- con la compra de entradas de partidos de Primera División por parte del Ayuntamiento por un importe de un millón de euros al año. Asimismo, al equipo menor de la ciudad, cuya deuda actual es pareja y superior a los dos millones de euros, se le habría ofrecido un convenio similar.

Sensatamente, en aplicación de la legalidad, la Intervención municipal parece que no comulgó con la idea y consideró que la compensación de la deuda tributaria de los clubes de fútbol debería instituirse sobre parámetros más sólidos, que dejaran entrever un interés social para la ciudad más allá del simple reparto de entradas gratuitas.


La llegada a la Alcaldía del popular Juan Ignacio Zoido paralizó la operación, al tiempo que se retomaban las negociaciones con la intención de conseguir un acuerdo que reporte mayores beneficios a la ciudad, entre ellos, parece ser, la disputa de encuentros en el estadio de la Cartuja -otro asunto para el futuro debate-.

 

Nos duela más o menos –a los seguidores del Sevilla FC en este caso-, nos beneficie más o menos, he aquí la realidad de dos formas de hacer política: una, desde la óptica del “todo es posible si nos ponemos de acuerdo” y otra, desde la respetable posición de defensa de los derechos de todos y del máximo respeto a las normas que regulan las relaciones de las administraciones con sus clientes, los ciudadanos.

 

No obstante ello, una medida como la ahora pretendida, aunque mejore en términos legales y morales a la pretendida en los estertores del extinto gobierno socialista, sigue siendo tremendamente injusta e insuficiente, además de incompatible con el sacrosanto derecho de igualdad ante la Ley.

 

Todos tenemos el derecho y el deber de contribuir con la Hacienda y los clubes de fútbol no son una excepción. Es por ello que ese necesario entendimiento debiera originarse a través del mutuo reconocimiento de la universalidad de los impuestos combinado con la firma de contratos, públicos o privados, de patrocinio, de imagen, o de cualesquiera otras modalidades, con luz y taquígrafos.

 

De ese modo los clubes abonarían fielmente sus impuestos, como es su obligación, al tiempo que la municipalidad liquidaría a los clubes, a través de los citados contratos, el valor añadido que a la ciudad le reporte la participación de sus principales clubes por los campos de España y, sobretodo, por lo estadios de Europa y del resto del mundo.

 

Así, todo ello se concebiría en base a una valoración, a un baremo preestablecido, que, al cierre de cada ejercicio económico, habría de liquidarse entre las partes, ingresando o recibiendo del Tesoro, en este caso los clubes, el resultado de la previa y pactada liquidación.

 

    

Jueves 13/10/11

La Comisión Antiviolencia violenta la Ley (de momento) (Por Francisco Romero)

 

En nota de prensa emitida esta tarde por el Ministerio del Interior, se informa que "Ante los hechos ocurridos el pasado domingo 2 de octubre durante la celebración del encuentro Club Atlético de Madrid, SAD - Sevilla F.C., SAD, la Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte manifiesta que no se ha podido identificar a los autores que profirieron gritos en el interior del recinto deportivo y que fueron recogidos por algunos medios de comunicación. Sin embargo, esta Comisión Permanente condena y reprueba tales actos realizados por una minoría de aficionados presentes en este estadio y recuerda que dichas conductas no hacen más que desacreditar el buen nombre del deporte en nuestro país y solicita a los clubes de fútbol que actúen con firmeza para evitar que hechos similares se vuelvan a producir durante una celebración deportiva".

A simple vista pareciera que la rocambolesca denominación de la comisión, tan del gusto del languideciente presidente del gobierno, ministro de deportes para más señas, es todo un homenaje a la estulticia humana. Pero, afortunadamente, el contenido de la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte -el articulado aprobado por las Cortes Generales- no se queda en un bello canto a la estupidez o a la necedad, tampoco al barroquismo. Todo lo contrario, los parlamentarios (y la propia Administración en el ejercicio de la potestad reglamentaria) aprobaron unos textos que ofrecen al club, a su coordinador de seguridad, al árbitro y a la propia Comisión, todas las herramientas, todas las garantías, para que los culpables respondan ante la ley, eso sí si los que tienen que exigir dicho cumplimiento no se convierten en meros cómplices de los delincuentes.

 

- ¿Es clara o no la Ley 19/2007 cuando dice?:

 

Artículo 2. Se entiende por actos o conductas violentas o que incitan a la violencia en el deporte... la entonación de cánticos que inciten a la violencia, al terrorismo o a la agresión en los recintos deportivos, en sus aledaños o en los medios de transporte organizados para acudir a los mismos. Y por actos racistas, xenófobos o intolerantes en el deporte... la entonación, en los recintos deportivos ... de cánticos, sonidos o consignas ... que contengan mensajes vejatorios o intimidatorios...

 

Artículo 3. Medidas para evitar actos violentos, racistas, xenófobos o intolerantes en el ámbito de aplicación de la presente Ley.

Las personas organizadoras de competiciones y espectáculos deportivos deberán adoptar medidas adecuadas para evitar la realización de las conductas descritas... En particular adoptar las medidas necesarias para el cese inmediato de las actuaciones prohibidas, dotar a las instalaciones deportivas donde se celebren espectáculos de un sistema eficaz de comunicación con el público, y usarlo eficientemente. Y colaborar activamente en la localización e identificación de los infractores y autores de las conductas prohibidas.

 

Artículo 5. Responsabilidad de las personas organizadoras de pruebas o espectáculos deportivos.

1. Las personas físicas o jurídicas que organicen ... serán, patrimonial y administrativamente, responsables de los daños y desórdenes que pudieran producirse por su falta de diligencia o prevención o cuando no hubieran adoptado las medidas de prevención establecidas en la presente Ley...

 

Artículo 7. Condiciones de permanencia en el recinto.

Es condición de permanencia de las personas espectadoras en el recinto deportivo, en las celebraciones deportivas, el no practicar actos violentos, racistas, xenófobos o intolerantes, o que inciten a ellos; en particular: no entonar cánticos, sonidos o consignas racistas o xenófobos, de carácter intolerante, o que inciten a la violencia o al terrorismo...

 

Artículo 14. Coordinación de Seguridad.

La persona responsable de la coordinación de Seguridad ostenta la dirección de la citada unidad y asume las funciones de coordinación de la misma respecto de las personas que manejen los instrumentos en ellas instalados. Los elementos gráficos en los que se plasme el ejercicio de sus funciones tienen la consideración de archivos ... Los datos únicamente se conservarán en cuanto sea preciso para la investigación de los incidentes que hubieran podido producirse como consecuencia de la celebración de un espectáculo deportivo.

 

Artículo 15. Suspensión del encuentro o prueba y desalojo total o parcial del aforo.

Cuando durante el desarrollo de una competición, prueba o espectáculo deportivo tuvieran lugar incidentes de público relacionados con las conductas definidas en los apartados primero y segundo del artículo 2, o que supongan el incumplimiento de las obligaciones de los espectadores y asistentes referidas en el artículo 7, el árbitro o juez deportivo que dirija el encuentro o prueba podrá decidir su suspensión provisional como medida para el restablecimiento de la legalidad. Si transcurrido un tiempo prudencial en relación con las circunstancias concurrentes persistiera la situación podrá acordarse el desalojo de la grada ... El árbitro o juez deportivo, podrá suspender definitivamente el encuentro o prueba en función de las circunstancias concurrentes, tras recabar el parecer del Coordinador de Seguridad...

 

Artículo 20. Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte.

Las funciones de la Comisión Estatal, entre otras que pudieran asignársele, son de vigilancia y control, a efectos de: Proponer a las autoridades públicas competentes la adopción de medidas sancionadoras a quienes incumplan la normativa prevista en esta Ley y en las normas que la desarrollan.

 

Artículo 21. Infracciones de las personas organizadoras de competiciones y espectáculos deportivos.

Son infracciones graves: Toda acción u omisión que suponga el incumplimiento de las medidas de seguridad y de las normas que disciplinan la celebración de los espectáculos deportivos y no constituya infracción muy grave ... y la realización de las conductas definidas en los apartados 1 y 2 del artículo 2 que no sean consideradas infracciones muy graves de acuerdo con lo dispuesto en el apartado anterior.

 

Artículo 22. Infracciones de las personas espectadoras.

Son infracciones graves de los asistentes a competiciones y espectáculos deportivos la realización de las conductas definidas en los artículos 2, 6 y 7 de la presente Ley que no hayan sido calificadas como muy graves en el apartado anterior.

 

Artículo 31. Presentación de denuncias.

Toda persona podrá instar la incoación de expedientes sancionadores por las infracciones contenidas en el presente título. El denunciante, que aportará las pruebas de que en su caso disponga, carecerá de la condición de parte en el procedimiento, si bien se le reconoce el derecho a ser notificado de la resolución que recaiga en el expediente.

 

- Por su parte, en el artículo 3 del Real Decreto 748/2008, de 9 de mayo, por el que se regula la Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, se establecen las funciones: La Comisión ejercerá igualmente todas aquellas funciones que se refieran a materias objeto de regulación por la Ley 19/2007, de 11 de julio, y no correspondan a otro órgano o entidad, así como todas aquellas que se le atribuyan legal o reglamentariamente (art. 20 de la citada Ley: Proponer a las autoridades públicas competentes la adopción de medidas sancionadoras a quienes incumplan la normativa prevista en esta Ley).

 

- Por último, el Real Decreto 203/2010, de 26 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de prevención de la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, establece:

 

Artículo 55. Competencia.

El Coordinador de Seguridad en cada club, sociedad anónima deportiva o acontecimiento deportivo asumirá estas mismas tareas (dirección, organización, coordinación y control de los servicios de seguridad) a su nivel...

 

Artículo 61. Funciones del Coordinador de Seguridad en cada club, sociedad anónima o acontecimiento deportivo.

b) Funciones a desarrollar en el interior del recinto:

6. Obligar a los responsables del recinto a la retirada inmediata de pancartas y símbolos que inciten a la violencia, el racismo, la xenofobia o la intolerancia exhibidos por los espectadores o asistentes.

8. Identificar, con los medios técnicos de la Unidad de Control Organizativo y del recinto deportivo, a los grupos y personas de actitudes violentas o que provoquen a las aficiones de los equipos contendientes.

9. Recomendar al público asistente, a través de megafonía, que respete las medidas de seguridad colectiva.

c) Otras funciones:

1. Remitir informe después de cada acontecimiento deportivo, con expresión de las incidencias registradas, a los superiores o autoridades de que dependan...

2. Proponer la apertura de expediente sancionador a los propietarios de las instalaciones deportivas, clubes, sociedades anónimas deportivas u organizadores, así como a los asistentes al espectáculo que hubieran participado en hechos tipificados como infracción, sin perjuicio de las competencias que corresponden a la Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte.

 

Artículo 66. Circuito cerrado de televisión.

1. Este circuito contará con cámaras fijas y móviles.

2. Las cámaras fijas controlarán el exterior e interior del recinto, cubriendo las zonas de acceso y las gradas y proporcionando una visión total de aquél; en las competiciones oficiales de carácter profesional de fútbol grabarán el aforo completo del recinto a lo largo de todo el espectáculo desde el comienzo del mismo hasta el abandono del público.

4. Las grabaciones efectuadas con el circuito cerrado de televisión se conservarán durante un mes, a contar desde la a conclusión del espectáculo, y se destruirán si vencido ese plazo no fueran requeridas por las autoridades competentes para fines de investigación o instrucción de procedimientos.

 

Artículo 71. Acta del espectáculo.

1. Finalizado el espectáculo deportivo, el Coordinador de Seguridad levantará acta, con la participación de los responsables de los servicios enumerados en los artículos 40 y 41.1 y del Consejero Delegado o representante del club, sociedad anónima deportiva u organizador del espectáculo.

2. En el acta, se harán constar:

b. Los actos violentos, racistas, xenófobos e intolerantes y demás incidencias producidas, que sean relevantes desde el punto de vista de la seguridad.

3. Del acta se extenderán copias para los clubes, sociedades anónimas deportivas participantes u organizadores, y para la Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, a la que deberá ser enviada dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes a la celebración del espectáculo.

 

Artículo 74. Propuestas sancionadoras.

1. De acuerdo con el acta que, de cada acontecimiento deportivo, haya levantado el Coordinador de Seguridad, y sin perjuicio de las competencias de la autoridad gubernativa, la Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte podrá elevar propuesta motivada de instrucción de expedientes sancionadores a los organizadores, espectadores y cualquier otra persona que, a su juicio, pudiera haber incurrido en alguna de las infracciones tipificadas en la Ley 19/2007, de 11 de julio.

 

 

Resultan claras y terminantes (no se escapa detalle alguno) las herramientas jurídicas que el órgano representante de la soberanía nacional, y la propia administración, han puesto en manos de nuestros servidores públicos. Si, como reconoce hoy la Comisión, no se ha podido identificar a los autores que profirieron gritos en el interior del recinto deportivo, tal hecho sólo ha podido ocurrir por la incompetencia del árbitro que está obligado a detener el juego, del coordinador de Seguridad que está compelido a grabar (y conservar durante un mes) imágenes de todas las zonas del estadio con el fin de identificar a los culpables y de la propia Comisión que viene obligada a elevar propuesta de instrucción de los correspondientes expedientes sancionadores.

 

El deseo, patético por otra parte, de la Comisión Permanente de condenar y reprobar los actos y de solicitar a los clubes que actúen con firmeza para evitar hechos similares, serían pura anécdota si no se tratara del órgano encargado de sancionar tales conductas a los infractores y a los propios clubes.

 

Entiendo que, una semana después de presentada la denuncia, por aquello de la burocracia administrativa, la detallada documentación no ha debido llegar a manos de tan insignes prohombres. Una vez en su poder, la actuación debe ser otra. Lo contrario sería algo así como "hagamos una ley mediáticamente perfecta para, sistemáticamente, incumplirla, dando entrada a la zorra en el gallinero".

 

    

Jueves 06/10/11

A pesar de todo, sigue valiendo la pena (Por Francisco Romero)

 

Han transcurrido veinticuatro horas desde que, ante el silencio de los obligados por la Ley, decidí poner en conocimiento de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte los tristísimos y lamentables incidentes del pasado domingo en el Calderón. Y, tras un día de verdadera locura, de llamadas y de artículos de ánimo (Ernesto, Alvarado, Juan Angel, Jose ...) y de mensajes reconfortantes -decenas-, mezclados con alguna que otra descalificación -esperada, por otra parte- , lo cierto y verdad es que ha habido momentos para todo: ¿Merece la pena luchar cual quijote en un mundo donde todo se consiente, donde al delincuente se ensalza y donde el que pide Justicia -simplemente que se aplique la ley emanada de Las Cortes, bastante clarita, por otra parte- resulte vejado?

No es una situación nueva para mí, si bien es cierto que para recordar episodios similares habría que remontarse a aquellos momentos gloriosos que protagonizó el sevillismo de base, allá por 1997, en la desigual lucha contra los invasores de Gestora de Medio Audiovisuales, vía Marbella.

Algunos hablan de oportunismo, de protagonismo... Cuando decidí dar el paso, sin consultarlo siquiera con mi familia, sabía a lo que me exponía pero desde el primer instante tuve claro que todo lo relacionado con este asunto y que pueda conocerse públicamente, lo sería desde estas páginas que durante más de un lustro vengo mimosamente cuidando. He declinado invitaciones de amigos periodistas que me han pedido dos minutos y como tales amigos lo han entendido y yo lo he agradecido; otros medios, de Madrid principalmente, se han mostrado igual de respetuosos con mi decisión.

En este sitio he alabado el fair play de la gran mayoría de la afición atlética, sobretodo a raíz de la lección que ambas aficiones dimos en Barcelona con motivo de la Final de Copa de S.M. El Rey. Así lo reflejé entonces: "... excelente el comportamiento durante toda la jornada, fuera del estadio y en las gradas, de ambas aficiones. Habían, habíamos, muchos temerosos. Los medios de comunicación no habían dejado de sugerir la posibilidad de enfrentamientos entre seguidores de uno y otro club, pero se ha demostrado que la gente tiene ese sentido de la nobleza que adorna a la mayoría. Pudo haber incidentes aislados -no se tienen noticias- y ambas torcidas ofrecieron lo mejor de sí mismas". Pero lo cortés no quita lo valiente. Tenemos que desterrar los comportamientos nauseabundos de los campos, de todos los campos de fútbol.

Para terminar respondo a la pregunta que me hacía al final del primer párrafo: "Naturalmente que vale la pena; la memoria de Antonio así lo demandará siempre". Hice lo que me dictó el corazón y pedí lo que la ley manda, ¡así de fácil y así de complicado!

    

Miércoles 05/10/11

Yo sí denuncio la infamia del Calderón (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

"El Atlético de Madrid lamenta profundamente los cánticos vertidos contra la figura de Antonio Puerta durante el partido del pasado domingo 2 de octubre en el estadio Vicente Calderón. Nuestro club expresa su profunda repulsa por dichos cánticos y se disculpa ante la familia del desaparecido futbolista, ante el Sevilla y ante el fútbol en general. Desde el Atlético de Madrid apoyamos el respeto en el fútbol y esperamos que no se vuelvan a repetir este tipo de acciones ni en nuestro estadio ni en ningún otro campo de nuestro fútbol".

Con este escueto comunicado en su página web, el club colchonero pretende dejar zanjadas las ofensas, amén de otras igualmente reprobables, que durante los últimos cuatro años se han proferido, con total impunidad, desde las gradas de su estadio a la figura de Antonio Puerta.

No es la primera vez que el hecho sucede, sin que el árbitro de turno (Undiano Mallenco, en esta ocasión) ni el Coordinador de Seguridad del citado estadio, lo hayan denunciado en sus respectivos ámbitos y sin que, por los comités federativos ni por la Comisión Antiviolencia, se haya sancionado a los responsables. Sólo el hecho de que un canal de televisión (Canal Plus Liga) se hiciera esta vez eco de la infamia, ha motivado tal indignación a nivel nacional que ha requerido las oportunas disculpas, eso sí cuatro año después de producirse la primera de las ofensas.

Un numeroso grupo de seguidores atléticos y el Club Atlético de Madrid Club de Fútbol S.A.D., por omisión (en ningún momento se solicitó por la megafonía que cesara la ignominia), además del equipo arbitral y el Coordinador de Seguridad, han vulnerado distintos preceptos del título IX la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte, del Real Decreto 75/1992, de 31 de enero, sobre la Comisión Nacional contra la Violencia en los Espectáculos Deportivos y del Real Decreto 769/1993, de 21 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento para la prevención de la violencia en los espectáculos deportivos.

Y por ese motivo yo sí he denunciado, ante la "Comisión Nacional Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte", el abominable, deplorable, repugnante y lamentable exceso. Y hoy ha quedado presentada en el registro correspondiente.(Ver denuncia). Al menos, tendrán que explicarse.

    

Jueves 22/09/11

El carácter se entrena (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

Dirigir un grupo de futbolistas no debiera consistir solamente en supervisar los entrenamientos a lo largo de la semana, plasmar la correspondiente convocatoria y alinear a once profesionales a la hora del partido para, a lo sumo, hacer tres cambios a lo largo del mismo… casi siempre al final, ¿o no?

A un Entrenador (así, con mayúsculas) hay que exigirle muchas otras virtudes: motivación, conocimiento, inteligencia, instrucción, aptitud, personalidad, temperamento, actitud… y muy especialmente intuición e innovación.

¿Cuántas veces -centrándonos en los goles que encaja la zaga o en el poco juego que genera el centro del campo- hemos obviado el “cero patatero” que obtienen nuestros futbolistas en la asignatura del “otro fútbol”? ¿En cuántas ocasiones hemos echado de menos -ahora más que nunca- la total ausencia de apremio, de presión, de los nuestros sobre el contrario, o hacia el árbitro, tras recibir una dura entrada o después de soportar acciones antideportivas o reiteradas faltas? ¿Desde cuándo no vemos a un jugador sevillista abroncar al compañero que se “esconde” o no pone toda la carne en el asador?

Publicó ayer El País la siguiente información: “Ante el Levante, Mourinho exigió a sus jugadores que, en previsión de que el rival cortara mucho el juego, presionaran al árbitro y defendieran a sus compañeros en cada falta recibida: la primera orden fue que, en previsión de que los adversarios cortarían el juego con muchas faltas, había que presionar al árbitro en grupo pidiéndole la tarjeta amarilla para el infractor. La segunda consigna que subrayó Mourinho, según los testigos, fue la de "defender al compañero" que sufriera una falta”. La respuesta del juez, Turienzo Álvarez, presionado por los jugadores por orden de Mourinho, fue contundente: mostró ocho tarjetas al Levante. Una tarjeta cada 2,5 faltas. Pero, además, en rueda de prensa posterior ya comenzó a preparar, desde su particular óptica del fútbol, el siguiente choque frente al Racing: "El partido será lo que el árbitro quiera, no lo que quieran los equipos. Tú sólo vas hasta donde el árbitro te permite ir".

Si la información es cierta, y no dudo que lo sea, resulta pues que el portugués, indeseable en muchos aspectos, sí que “entrena” el liderazgo, sí que alienta el carácter y sí que estimula los arrestos, exigiendo a todos sus jugadores que se comporten como potenciales líderes, ultradefensores del escudo y de su camiseta.

Entono el mea culpa: había comenzado a creer que esa cualidad no era “entrenable”, que se poseía desde la cuna, que “venía de fábrica” o no había nada que hacer. Es hora de que el Sevilla ejercite esa otra realidad del submundo del fútbol. Si técnica o físicamente, por diversos motivos, la cosa no marcha, al menos que se palpe desde la grada que son hombres los que se enfundan nuestra camiseta. No saben ellos, y el técnico, cuánto se agradecería.

    

Jueves 18/08/11

El amo, que no señor, del Real de Madrid (Por Paco Romero)

 

Parece claro a estas alturas, incluso para los más ciegos, que el, hasta hace poco, club más representativo de España ha puesto su proyecto (desbancar a su más directo rival de la cima del fútbol mundial) en manos de un tan buen entrenador (sus números hablan por sí solos) como impresentable persona, José Mourinho.

Los dos partidos correspondientes a la Supercopa de España han dejado definitivamente en evidencia la categoría, la ralea, la calaña del personaje. La extremada violencia mostrada en los terrenos de juego por Pepe, Khedira, Ramos, Marcelo y compañía y la teatralidad de su paisano (el del cuello alzado) son sólo una muestra del rosario de arrogancias, vanidades y engreimientos generado por la enferma y maquiavélica mente del que se ha convertido, para desgracia del madridismo y del fútbol español, en el auténtico y único amo, que no señor, del club merengue. Hasta Florentino está entregado y así le luce -y le lucirá- el pelo.

La agresión al segundo entrenador del Barça en la tangana final del Nou Camp es sólo un resumen evidente de la soberbia que le "adorna", del no saber perder, de cómo –increíblemente- se ha otorgado manga ancha al luso para que arrase con el "fair play" y haga añicos el "respect" por el que abogan la FIFA y la UEFA, quizá las únicas entidades capaces de poner las cosas en su sitio. Si él actúa así, ¿cuesta mucho creer que le pide a sus profesionales comportamientos semejantes?

Pero -¡ojo!- que él no es el único culpable. Que otros, igual de responsables, no se rasguen ahora las vestiduras. Entre todos han creado y alimentado un monstruo que, con toda seguridad, acabará devorándolos: su presidente que le ha otorgado un poder absoluto, convirtiéndolo en Virrey del Bernabéu; la Federación y los comités de competición que no osan condenar sus desmanes con sanciones ejemplares; el Consejo Superior de Deportes, a las órdenes del Gobierno, que con tanta facilidad aprecia alarma social en las cuitas del fútbol sevillano y que hace mutis por el foro cuando se trata de actuar en todo lo que acontece en los alrededores de La Castellana; la Comisión Antiviolencia del Congreso de los Diputados, genuflexa ante la poderosa maquinaria de la central lechera; los medios de comunicación repletos de violentos "ultrasur" que, con su repugnante vehemencia y en brutal colisión entre la libertad de expresión y el derecho a recibir información veraz, defienden a sangre y fuego los métodos del lusitano y de sus "estrellas", arramplando contra todo y contra todos y, para terminar, una masa de seguidores acostumbrada históricamente a hacer de su capa un sayo y que vive momentos de auténtico desconcierto ante la clara inferioridad del mejor Madrid que han conocido.

    

Domingo 19/06/11

José Antonio, el colchonero verdiblanco (Por Paco Romero)

 

 

Dice Wikipedia que José Antonio Griñán Martínez (aunque sigue haciendo encajes de bolillo para que le llamen Pepe) nació en Madrid el 7 de junio de 1946 y estudió en el colegio de los padres Agustinos. Sus padres contrajeron matrimonio en la capital de España, según reflejaban los "ecos de sociedad" del diario ABC de Madrid de 25 de marzo de 1944:

 

 

De la escueta, pero "estrellada", información de prensa puede deducirse fácilmente la vinculación del actual presidente de la Junta de Andalucía con la capital del Reino (del Estado, se decía por entonces) y, por ende, también se entienden sus preferencias hacia el Athletic Aviación Club, que es como se denominaba en aquellos tiempos el actual Atlético de Madrid. También puede entenderse el hecho de que, tras sus primeros pasos en Andalucía, el rojo colchonero fuera tornando al verde como con tantos foráneos advenedizos ha ocurrido.


Está claro que todo el mundo tiene sus sentimientos, que los presidentes de Andalucía que en el mundo han sido, a excepción de Rafael Escuredo, han bebido los vientos por el equipo menor de nuestra ciudad. Naturalmente que están en su perfecto derecho y todos, a excepción del último, han sabido conciliar su cargo de máximo representante de los andaluces con el ejercicio de máximo respeto al Grande de Andalucía, el Sevilla, que se ha convertido -para orgullo de esta tierra- en el principal importador de títulos y de grandeza, a mucha distancia del resto.

 

Ayer, nada más terminar el partido de Elche, en el que el Granada C.F. retornaba a Primera División siete lustros después, en los micrófonos de Canal Sur Radio, José Antonio Griñán se felicitaba por el ascenso del club de Los Cármenes, aunque reconocía que no pudo seguir el partido porque se encontraba en una boda... Lo bochornoso del asunto llegaba instantes después, cuando en su twiter de Presidente de la Junta de Andalucía manifestaba su alegría por que los granadinos estuvieran el año próximo "... con los mejores en Primera. Con el Betis y con el Atleti". No es la primera vez que la primera autoridad de nuestra "realidad nacional", para ensalzar a otros que sin duda lo merecen, menosprecia al club más grande que ha conocido esta tierra y que conocerán las generaciones venideras: así, el 22 de mayo del pasado año, cuando el Sevilla ofrecía, en su persona, a todos los andaluces su último título, declinó enfundarse, entre sornas, la camiseta blanca. Desde este sitio tuvo cumplida respuesta.
 

La mujer del César, además de serlo, tiene que parecerlo... y José Antonio parece que no se entera: disfruta con tus equipos -¡ya va siendo hora!- y respeta al resto, sobretodo al que es desde siempre, y por derecho propio, el más grande de Andalucía con mucha, pero con mucha diferencia.

 

    

Miércoles 15/06/11

Un monosílabo para el escándalo (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

 

El pasado martes, “El Pelotazo”, el programa “deportivo” nocturno de Canal Sur Radio -“la nuestra”-, aderezó el último escándalo que, ahora, pretenden convertir en asunto de Estado:

 

Primera entrevista a Marcelino García Toral y pregunta de un oyente, vía Facebook, al nuevo técnico sevillista, en voz del presentador: ¿Ves al Betis con nivel para competir con el Sevilla? Respuesta: “no”. A sus oídos han podido llegar otros comentarios, a sus ojos otros artículos con sus correspondientes titulares, sin embargo la respuesta fue “no”; así de simple, ni más, ni menos.

 

Pues bien, tan exiguo –como todos- e indiscutible monosílabo ha servido para que, por los más “capaces valedores de la paz y la tranquilidad” de siempre, se haya generado el primer escándalo del verano, todo ello cuando al balón no comenzará a rodar hasta pasados más de dos meses. Como ejemplo muchodeporte.com titula: Marcelino: "El Betis no competirá con el Sevilla".

 

Repetirán mil veces los reporteros de la prensa sevillana que le enseñaron en la Facultad que el titular de una entrevista es responsabilidad del periodista, lo que, sin duda, es cierto; aunque, en verdad, no se le puede sacar más jugo a un simple monosílabo que el que son capaces de extraer estos aventajados alumnos, algunos de los cuales no ha pisado ni siquiera el instituto. Y más cuando, además de entrecomillarlo, el titular multiplica por quince el número de letras de la respuesta ofrecida por el entrevistado.

 

A resultas de ello, entre los aplausos de los chicos de la Cope, no han tardado nada en obtener la oportuna respuesta del nuevo prócer heliopolitano -¿otro camino de la beatificación?-: “No sé si le va en el sueldo (a Marcelino) despreciar al Betis”.

 

Haría bien el Sevilla –supongo que ya lo ha hecho- en explicarle al nuevo técnico que la referencia al club menor de la ciudad no puede ocupar ni tan siquiera una sílaba; es decir, tras más de un lustro del aparcamiento de rancios localismos, lo mejor será continuar por la senda emprendida en Madeira y que tan majestuosos resultados ha procurado: silencio absoluto y máximo respeto… porque esta gente sólo necesita un fósforo para encender la mecha de una rivalidad desvirtuada para mucho tiempo.

 

¡Ah, y lo dicho, dicho está! No entremos ahora en un carrusel de absurdas explicaciones para que esta gente venda más papeles o minutos de radio.

 

    

Sábado 30/04/11

Jiménez, campeón de la Copa Griega (Por Francisco Romero)

 

 

El AEK de Atenas de Manolo Jiménez se ha proclamado este sábado campeón de la Copa griega al derrotar en la final (0-3) al Atromitos en el estadio Olímpico de Atenas, logrando un título que llevaba casi diez años sin conquistar.

 

 

Yo hoy, me levanto y vuelvo a denunciar, una vez más, la insolvencia, la fullería y la mala bilis de tantos repugnantes y mugrientos personajes que se propusieron, y finalmente consiguieron, abusando de sus micrófonos y de sus plumas emponzoñadas, cargarse el histórico discurrir del Grande de Andalucía. Aunque trabajito les costó, finalmente la gota malaya de la indecencia y de la obscenidad acabó calando en algunas mentes ávidas de triunfos, acostumbradas al éxito repentino y cansadas y deseosas de volver a casa para no aguantar por mucho tiempo más a esa parienta a la que prometieron que esto acabaría mucho antes.

 

¡Enhorabuena, Manolo, y a disfrutar de ese merecido título!

 

    

Jueves 17/03/11

Jiménez, a la Final de la Copa Griega (Por Francisco Romero)

 

 

¡Toma del frasco, Carrasco!: El “incapacitado”, al decir de unos cuantos indecentes, pseudo periodistas de la cosa deportiva sevillana y de un sector mínimo y eternamente protestón de la afición sevillista -los mismos que ahora claman por resultados-, se ha entretenido en meter al AEK en la Final de la Copa Griega. Nueve años después, el club ateniense tendrá la ocasión de llevar ese título a sus vitrinas, esta vez de la mano del “cateto” de Arahal, ese que “proponía, a un equipo repleto de estrellas, un juego que no enamoraba, el mismo que depreció gran parte del activo de la plantilla sevillista… ”.

 

Yo hoy, me levanto y me voy para denunciar, una vez más, la insolvencia, la fullería y la mala bilis de tantos repugnantes y mugrientos personajes que se propusieron, y finalmente consiguieron, abusando de sus micrófonos y de sus plumas emponzoñadas, cargarse el histórico discurrir del Grande de Andalucía. Aunque trabajito les costó, finalmente la gota malaya de la indecencia y de la obscenidad acabó calando en algunas mentes ávidas de triunfos, acostumbradas al éxito repentino y cansadas y deseosas de volver a casa para no aguantar por mucho tiempo más a esa parienta a la que prometieron que esto acabaría mucho antes.

 

Ahora, la iniquidad que cometimos entre todos, unos por acción y otros por omisión, la acaba de reparar con su propio trabajo ese “incapacitado” al que cada vez más gente sigue echando de menos.

 

¡Enhorabuena, Manolo, y a disfrutar de esa merecida final! Tan merecida como aquella de la que, tan injustamente, te apeamos hace ahora un año.

 

    

Domingo 13/03/11

O Fabuloso. Adeus à saudade (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

 

Adiós a Luis Fabiano. Uno de los grandes de nuestra más que centenaria historia abandona la disciplina sevillista para regresar al Sao Paulo que le vio nacer como futbolista.

 

Seis temporadas -casi- entre nosotros, 106 goles con el club que en octubre convertirá esos mismos guarismos en años de gloriosa leyenda.

 

Y en el recuerdo tantos y tan enfrentados sentimientos: genialidad frente a vulgaridad, implicación frente a mandanga, precisión frente a desacierto, golazos frente a gazapos, verdad frente a mentira, hombre frente a niño, triunfo frente a frustración, osadía frente a timidez… O sea, O Fabuloso…

 

Su eterna saudade le lleva de nuevo al SPFC, entidad que ha informado que las cifras de la operación se han cerrado en torno a los 7,6 millones de euros a amortizar en los cuatro años de contrato por los que ha firmado el futbolista. Parece ser que el Sevilla se ahorra, además, la ficha de este año del jugador (más de 3 millones) y adquiere los derechos de adquisición preferente sobre algunos jóvenes jugadores del club carioca.

 

¿Mucho, poco, precio justo… ? Lo que está claro es que los dirigentes sevillistas se apresuraron la semana pasada en finalizar la controversia que mantenía en los tribunales londinenses con RIO, sociedad poseedora del 65% de los derechos sobre el jugador. La operación estaba más que finalizada por entonces y sólo pudo ponerla en peligro la lesión que el futbolista sufrió en San Mamés el pasado domingo.

 

Casi seis años y 106 goles para el recuerdo, sobre todo ese testarazo que en Eindhoven comenzó a sentar las bases de la gloria en forma de media docena de títulos que adornan nuestras vitrinas.

 

Obrigado.

    

Miércoles 22/12/10

Gente, gentecilla y gentuza (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

Comentarios y disquisiciones de cuatro personajes -dos profesionales en activo de la política, un experto de la dita y un “entendido” de la propaganda- han tenido en los últimos días relación directa e infame con la información referida al Sevilla Fútbol Club:

- A través de las cámaras de Canal Plus, en directo, pudo apreciarse como el vicepresidente tercero del gobierno y ex presidente de la Junta de Andalucía, en el palco del Bernabéu, aguantaba estoicamente, sin ocultar un cierto “gustirrinín”, los pellizquitos de Florentino tras el gol de la victoria madridista sobre los nuestros del pasado domingo. ¡Cuánto llevan aguantado algunas criaturitas… !

- Su heredero y legatario en el cargo –el mismo que cuando le fue presentado el último título nacional cosechado por el deporte andaluz, la Copa de S.M. el Rey, no se recató en exclamar “¡en la vida… !”, con cierta bravuconería no exenta de arrogancia, al responder a un periodista que le sugirió que se enfundara la camiseta sevillista con los colores de Andalucía- se ha quitado definitivamente la careta declarando en los micrófonos de la Cadena Ser su pasión por las camisetas “de a rayas”, no sólo blancas y rojas sino también –no podía ser de otra manera- blancas y verdes… Las copitas de Navidad que le hacen a uno perder los modales y, sobretodo, la memoria.

- En Cinco Días, otro medio del oligopolio PRISA, ha salido a la luz lo que cuenta en un libro el que fuera director de la Agencia Tributaria entre 1998 y 2001. El ex -¿?- máximo accionista del equipo menor de la ciudad le solicitó una entrevista en la temporada 98/99 donde, más o menos, vino a decirle: "Mira director, he pedido verte porque después de pensarlo, creo que en el momento actual se dan todas las condiciones para que entre tú y yo lo consigamos. Juntos podemos... Me consta que el Sevilla te debe mucho dinero y como ahora está en Segunda División, tiene muy pocos ingresos... Se trata de que tú le aprietes al máximo, yo me encargo de los jueces y de mover a los medios y, entre todos, acabamos de una vez con el Sevilla". ¡Pobrecillo!, como diría Luis Cuervas (q.e.p.d.).

- Y como no es PRISA todo lo que reluce, va y aparece un tal Julián Ruiz en la edición digital de El Mundo en la que, después de proferir un rosario de “lindezas” sobre casi todos los estamentos del Sevilla Fútbol Club (Del Nido, Manzano, Palop y Negredo, entre otros) acaba preguntándose, “ignorante” y zafio, “¿quién es el culpable del odio al Madrid”? Juliancito –y, de paso, Eduardo Inda-, ¿qué quién es el culpable? ¿y tú me lo preguntas? El culpable eres tú y toda la caterva mediático centralista-madridista que, desde vuestra condición de ultrasur militante, generáis las más bestiales de las violencias.

No se cortan en reconocer que, tras el Barcelona, el Sevilla es el equipo mas “antipático” para los aficionados capitalinos… ¡Cuánto honor! ¡qué grande eres, Sevilla!

    

Sábado 18/12/10

La sentencia de muchodeporte.com. Información y límites de la libertad de expresión (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

 

Acabamos de conocer, tras su paso por la Audiencia Provincial y por el Tribunal Supremo, la firmeza de la sentencia del Juzgado de Primera Instancia Nº 22 de Sevilla, de 21 de marzo de 2006, que condena, en virtud de demanda sobre derechos fundamentales, al periodista sevillano y sevillista don Lucas Haurie y a muchodeporte.com a, entre otros pronunciamientos, indemnizar al presidente del Sevilla Fútbol Club.

 

Conforme al artículo 18.1 de la Constitución, los Derechos al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen tienen el rango de fundamentales, y hasta tal punto aparecen realzados en el texto constitucional que el artículo 20.4, dispone que el respeto de tales derechos constituya un límite al ejercicio de las Libertades de Expresión que el propio precepto reconoce y protege con el mismo carácter de fundamentales.

 

La inmensa mayoría de las veces –fallo garrafal- el lenguaje jurídico de las sentencias se aleja en demasía del de la calle. Con esta colaboración pretendemos acercar a todos el contenido de la referida sentencia, sus curiosidades e interpretaciones, que nos ayude a extraer nuestras propias conclusiones:

 

Sentencia de 21 de marzo de 2006

 

Autos del Procedimiento Ordinario 1060/2005 seguidos ante el Juzgado de Primera Instancia Nº 22 de Sevilla, entre don José María del Nido Benavente, como demandante, y don Lucas Haurie y muchodeporte.com, como demandados.

 

ANTECEDENTES DE HECHO:

Resulta curioso, en primer lugar –a mi al menos me lo parece- como la representación y defensa en juicio del periodista demandado don Lucas Haurie –sevillista- se otorga a dos béticos, los hermanos Arredondo, uno de ellos consejero del equipo menor de la ciudad, don Oscar, en el momento en que se sustanciaba el asunto ante los tribunales.

 

Dice la sentencia que, recibido el procedimiento a prueba, el juzgador sólo admite los medios de prueba aportados en su día con la demanda y no acepta la prueba documental aportada en la audiencia previa por Del Nido ni la testifical interesada por Haurie. No es difícil imaginar que la primera de ellas estaría referida a nuevas descalificaciones vertidas en portal deportivo; lo que no ha trascendido es quiénes serían los testigos propuestos por la defensa. ¿Don Óscar, podría tratarse de alguna agraviada criaturita en busca de venganza?

 

FUNDAMENTOS JURÍDICOS:

Del Nido ejercita la acción de protección del derecho al honor y a la propia imagen establecida en la Ley Orgánica 1/1982, sobre Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen, solicitando una indemnización por daños y perjuicios de 90.000 euros, así como que se publique, en su día, la sentencia en muchodeporte.com. Hay que entender que, aunque no se recoge en los Fundamentos Jurídicos, Del Nido solicitó también que los demandados se abstuvieran en el futuro de hacer manifestaciones en el mismo sentido, pues tal circunstancia se recoge en el fallo.

 

Establece la ley que la divulgación de expresiones o hechos tocantes a una persona, cuando la difame o la haga desmerecer en la consideración ajena, se consideran intromisiones al derecho al honor, en su doble vertiente: subjetiva (la propia estima) y objetiva (la valoración por los demás), siendo necesaria, además, para que se origine la intrusión, la divulgación y la consideración de los usos vigentes y el contexto en el que se producen las expresiones.

 

El juzgador ha de valorar la preferencia, en cada caso, entre la libertad de expresión e información y el derecho al honor, siendo determinante, según la doctrina del Tribunal Supremo, que se produzca una divulgación de las descalificaciones. Asimismo, nuestro máximo órgano jurisdiccional ha establecido que la formulación de opiniones, juicios o creencias personales tiene como límite las ideas y opiniones desvinculadas de la información y que, por tanto, resultan innecesarias para la exposición de las mismas (injurias y vejaciones).

 

Otra cosa bien distinta es la libertad de información que nuestra Constitución protege cuando se refiere a hechos veraces (no requiere una verdad absoluta) en los que siempre habrá que desligarla del juicio valorativo que, casi siempre, le acompaña.

 

Dice la sentencia que ha quedado acreditado en autos la publicación de los artículos firmados por Haurie en muchodeporte.com, revista digital de la codemandada, entendiendo ambos que se trataba de artículos de opinión. Por el contrario, entiende el juez que las expresiones vertidas en determinados artículos (“carroñero, mamporrero, marrullero, fascista, deslenguado, francotirador, perillanes”) son vejatorias, insultantes, innecesarias e injustificadas. Sin embargos otras (“don nadie, farandulero, maleducado, demagogo… ”) son entendidas como crítica dura, áspera y severa, pero no vejatorias.

 

Así queda acreditado que don Lucas se excedió en el ejercicio del derecho a la libertad de expresión, al no limitarse a una formación de la opinión pública en asuntos de interés general, sino vulnerando el derecho al honor con expresiones y comentarios vejatorios e insultantes.

 

Por otra parte, los 90.000 euros solicitados por Del Nido son vistos por el juzgador como excesivos y desproporcionados a la actuación de Haurie. El derecho al honor nunca debería ser compensado con dinero porque la estima que cada persona tiene de sí misma es de imposible traducción “a metálico”, motivo por el que la jurisprudencia establece para su valoración una relación directísima con la audiencia del medio que la ha difundido y el beneficio obtenido por el causante de la lesión. De esta forma, deduce el juzgador que como los artículos han sido difundidos a través de un portal local sevillano de información deportiva, la repercusión y trascendencia es notoriamente inferior a la de otros medios de información nacional o internacional, por lo que pondera el daño causado en la cifra de 9.000 euros más los intereses legales, sin condena en costas al tratarse de una estimación parcial de las pretensiones.

 

Lo que por algunos se interpreta como una depreciación del derecho al honor sufrido por Del Nido, se convierte justamente en lo contrario y el importe final viene dado por la escasa entidad que el juez le concede a un portal, el anaranjado, del que no habría oído hablar en su vida.

 

FALLO:

… debo condenar y condeno a don Lucas Haurie Girelli y a Muchodeporte Internet, S.L.T:

 

1.- A abonar solidariamente al actor (Del Nido) la suma de 9.000 euros más los intereses legales de la fecha del emplazamiento.

2.- A publicar la presente resolución en la revista de Internet muchodeporte.com en lugar preferente y manteniéndola en la página durante un mes. (Otra cosa es lo que Cepeda y Haurie entienden como lugar preferente: dos minúsculas palabras, “La Sentencia”, ubicadas a la izquierda de la web en el apartado “Opinión”)

3.- A que los demandados se abstengan en un futuro de hacer manifestaciones en el mismo sentido de las que han sido objeto de condena. (Obsérvese que este apartado, sin duda, es el más cruel del fallo: toda una vida por delante sin que Haurie ni muchodeporte.com puedan manifestarse de forma parecida)

 

Nos viene pintiparada la sentencia a todos los que, con mayor o menor fortuna y/o sapiencia, nos ponemos delante de un teclado para expresar, habitualmente cándidos e ingenuos, nuestro parecer sobre las diversas cuestiones que nos afectan, en nuestro caso particular sobre el Sevilla Fútbol Club.

 

Pondré como ejemplo que nos invite al análisis y a comedirnos un artículo publicado en esta misma página en el que, a mi modesto entender, el tono de la crítica excedía en mucho los límites de una libertad de expresión que deben consistir en la formulación de las -siempre necesarias- opiniones, juicios o creencias, pero que tienen como límite las ideas y opiniones desvinculadas de la propia información. Así lo han entendido los administradores de Columnas Blancas y así debemos entenderlo todos si pretendemos evitar que, algún día, caiga sobre las cabezas del editor, amén de sobre las nuestras, el peso de la ley.

    

Lunes 29/11/10

Tratado de caza (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

¡Enhorabuena! Lo conseguisteis, o al menos eso parece: el Sevilla de los títulos toca a su fin; basta con leer las páginas de deportes y algunos blogs sevillistas de los últimos días, sobra con escuchar según qué radios, para corroborarlo.

Parece claro –y nos insisten machaconamente en ello para que no lo olvidemos- que el Sevilla actual en nada se asemeja con aquél disfrutado desde la mágica noche de Eindhoven hasta la desconsolada tarde del adiós de Puerta.

Y si, a la vista del momento actual, hasta podríamos estar de acuerdo en el negro horizonte que se vislumbra en el futuro deportivo más inmediato de nuestro club, ¿a cuento de qué hemos tenido que soportar, entonces, tres años de descalificaciones, de mezquindades, de sátrapas por la desestabilización del proyecto deportivo más importante de la historia del Grande de Andalucía?

¿No hubiese sido más aconsejable disfrutar, ufanos y orgullosos, de los magníficos resultados que, sobretodo en las competiciones domésticas, cosechaba el equipo y ahorrarse la sarta de obscenidades, mentiras, vilezas, perversidades y ruindades que unos cuantos carroñeros, con el beneplácito de los minoritarios y ruidosos discordantes de siempre, han practicado hasta casi la extenuación?

La cuestión era –y sigue siendo - desmoronar el más grande Sevilla conocido y, para ello, nada mejor que la obsesión por abatir la cabeza pensante de esa gloria alcanzada y tan largamente suspirada y que, en términos de caza mayor, ha consistido en apuntar la mira telescópica del rifle de última generación sobre ese rey del monte, esa res de veinte puntas imposible de tumbar por cuatro monteros furtivos que, felizmente hasta ahora, se han tenido que conformar con disparar sus escopetas "del doce" sobre otras especies de caza menor, usando, incluso, desde el mismo corazón de cadenas de radio, rapaces nocturnas extrañas al "arte de la cetrería". ¿Qué sentido tenía si no, por ejemplo, el varapalo por decreto, la perenne carnicería, sobre el –para mi añorado- sucesor en el banquillo del traidor de las libras esterlinas?

Nos hemos acostumbrado a la gloria, al gozo, de un éxito tan inesperado como exagerado y tan sólo un orate puede asumir que esa gloria, con el sexto presupuesto de nuestro fútbol, nos iba a pertenecer en exclusiva para siempre. El Sevilla es lo que es, lo que sus ciento cinco gloriosos años de historia dicen que es. Nada más y nada menos.

Con una arriesgada, valiente y destacada gestión -y dándose todas las conjunciones terrenales y celestes- hemos disfrutado o, mejor dicho, tendríamos que haber disfrutado, de un lustro para enmarcar. No ha podido ser; hemos desviado, o nos han hecho desviar, la atención del objetivo y es ahora cuando algunos comienzan a darse de bruces con la realidad en toda su crueldad.

Habituémonos pronto a aceptar nuestra condición y, alcanzada esa meta, que sirva de punto de partida para, desde esa posición en la parrilla de salida, aspirar a parecidas gestas como las que para siempre retendrán nuestras retinas.

Mientras tanto, sigo creyendo que, para satisfacer sus instintos, estos aprendices de furtivos se van a tener que seguir conformando con algún que otro conejo o, como mucho, con alguna perdiz de reclamo… Y sigo creyendo que este Sevilla, con todo lo que cuesta decirlo hoy, nos va a seguir dando enormes satisfacciones…

Gracias, Sevilla, por lo vivido y por lo que, a pesar de tanto y de tantos, nos queda juntos por disfrutar.

    

Jueves 11/11/10

Me descojono contigo, perversito (Por Francisco Romero)

 

Estimado perversito:

 

Ayer tuve la ocasión de escuchar el patético programa –divertido a veces, justo es reconocerlo- que, en compañía de dos ilustres béticos, haces casi a diario con la inestimable ayuda de otras aves nocturnas. Y, la verdad, tengo que felicitarte por llevar hasta el límite aquel dicho tan enraizado en vuestra profesión de “no dejes que la realidad te estropee una buena noticia” o este otro, tan asumido entre las rapaces, de “perro no come carne de perro”.

 

Me ha llamado gente, no tanta como hace 12 o 13 años -malos tiempos para la radiodifusión ¿tendrán algo que ver los medios oficiales?- para darme a conocer tu comentario sobre mi persona. No diré aquello tan socorrido de “me han contado”, porque yo tengo la buena –sí, buena- costumbre de escucharlo y de leerlo “todo”. Necesito esa dosis extra de adrenalina para que, en esas contadas pero periódicas ocasiones en las que me encuentro con algún papafrita (Alvarado dixit) no se me quede nada en el tintero; eso sí, si alguna vez son –sois- capaces de mantener la mirada.

 

Resulta que a raíz de una pretendida valoración de la dimisión del presidente de PNB –toda mi admiración y respeto para un señor al que, final y sencillamente, han fulminado por negarse a bailarle el agua a la fundación heliopsoe, a la que tantos medios “independientes” apoyáis- en el sentido de que todo se debe a motivos de egos personales, de quítate tú para ponerme yo, has pretendido, vilmente, extrapolar la situación, rememorando, según tu apreciación, “algo que no es nuevo... ya pasó en el Sevilla con los pequeños accionistas... de Luis Marín..., sí ya pasó con Paco Romero... ”. Conmovedor.

 

No tengo que darte satisfacciones de nada, perversito, pero te reto a que en tu “estelar” programita –es imposible porque es mentira- anuncies públicamente de qué cargo dimití, porqué motivo y qué aspiraciones tenía.

 

Fui socio fundador de una asociación, Foro Sevillista, de la que 15 años después, me siento plenamente orgulloso. Ocupé los cargos de secretario y presidente, y nos disolvimos cuando entendimos cumplidos los fines para la que se creó: devolver al Sevilla, perversito, a nuestro Sevilla, a las manos de sevillistas, algo que tú, evidentemente, continúas sin encajar.

 

No dimití nunca, aunque lo repitas mil veces; me limité a conseguir con unos cuantos amigos lo que nos propusimos; después me fui a casa, disfruté por España y por Europa -puedes dar fe de ello- y continúo haciéndolo con mi –con nuestro- Sevilla, con mis –con nuestros- títulos.

 

¡Qué pena que sevillistas como tú no estéis disfrutando la época más gloriosa de nuestro club! ¡Allá vosotros, es vuestro problema!

 

Te has limitado a poner en práctica otra de vuestras socorridas frasecitas: “difama que algo queda”. ¿Será, quizá, el problema que entre unos cuantos nos hayamos propuesto, desde este y otros sitios, quitaros para siempre la careta? Sin acritud, perversito: sigue así, me descojono contigo.

 

    

Viernes 05/11/10

Honoris Causa de hojalata (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

Jesús Navas ha sido intervenido en Vitoria mediante artroscopia por el prestigioso cirujano ortopédico Mikel Sánchez, sin duda una eminencia a nivel mundial en articulaciones, quien ha confirmado el diagnóstico en su día emitido por los servicios médicos del Sevilla Fútbol Club.

 

Pero hete aquí que, una vez más, un no muy significativo pero retorcido segmento de la prensa deportiva sevillana, que desconoce el concepto de la palabra vergüenza, ha vuelto a dar muestras perversas de su galopante amoralidad. Tan imprudentes y atrevidos como su propia ignorancia, siguen empeñados en competir –sin que se les caiga la cara de vergüenza- con prestigiosos profesionales de cualquiera de las ramas de la Ciencia.

 

Ahora le ha tocado el turno a la Medicina. Para ello han cursado –eso aseguran- durante cinco días –sábado y domingo libres- en horario de cuatro a siete de la tarde y obteniendo la calificación de sobresaliente cum laude, su particular “Master en parches y cataplasmas”, licenciándose en la facultad de curandería de la universidad de la osadía, donde, finalmente, están a punto de ser nombrados doctores honoris causa -eso sí, y como no puede ser de otra manera- de hojalata.

 

Esta “sacrificada” vida -perdón, semana- dedicada a la ciencia y a la investigación ya les permite emitir su opinión sobre los males que aquejan a la enfermería de nuestro club, elevando a definitivas tesis tan ignorantes, peregrinas y soeces, que –atrevimiento sin límites- sólo pueden producir sonrojo en personas medianamente serias.

 

El propio doctor vasco había confirmado que el tratamiento conservador al que ha estado sometido el jugador, previo a su intervención, es el más recomendado ya que toda intervención conlleva un riesgo: La mejor cirugía es la que no es necesario realizar; no se trata de valorar sólo el tiempo de recuperación, sino el futuro a largo plazo de la articulación. Esta es la opinión de los especialistas pero, claro -¡incrédulos ellos!- no estudiaron en la prestigiosa facultad de tanto sin vergüenza.

 

    

Jueves 07/10/10

Confirmado: Jiménez, al AEK (por Francisco Romero)

 

¿A quién entrena Jiménez? ¿al Dnipro Dnipropetrovsk -o como se diga- ucraniano? Manolo Jiménez acaba de confirmarme telefónicamente que se marcha a tierras helenas. El AEK de Atenas, que se encuentra situado el séptimo lugar de la tabla clasificatoria, a cinco puntos del líder y a cuatro del colista, será su inmediato destino. Asimismo, en el grupo G de la Europa League, ocupa la segunda posición detrás del Zenit de San Petersburgo y por delante del Hajduk Split y del Anderlecht, su próximo rival.

Un fútbol difícil y distinto. Un equipo con muchos problemas en el inicio de temporada. Allí, el de Arahal tendrá ocasión de demostrar sus conocimientos, como ya hizo aquí, alcanzando -a pesar de tanto y de no tantos- números ligueros y coperos de auténtico récord en el Sevilla F.C. Suerte, Manolo, que también es necesaria. Si te va la mitad de bien que te ha ido en tu Sevilla, el éxito está asegurado.

P.E.- Dos días después, el técnico aterrizaba en el aeropuerto ateniense y este fue el recibimiento a la salida de la terminal.

 

    

Lunes 27/09/10

Fin a la "erita" Álvarez (por Francisco Romero)

 

"El Consejo de Administración del Sevilla FC ha destituido este domingo por la noche a Antonio Álvarez como técnico del primer equipo, cargo que a partir de este lunes ocupará Gregorio Manzano. El técnico jienense dirigirá su primer entrenamiento en la sesión vespertina de las 19.00 horas".

Hasta ahí la escueta noticia publicada en la página web oficial del Sevilla el domingo por la noche, tras la derrota (2-0) en el Rico Pérez frente al Hércules de Alicante.

Justo seis meses después de su llegada, batiendo todos los records negativos de permanencia, Álvarez abandona un banquillo, el sevillista que nunca debió ocupar como máximo responsable. Ni su currículum, ni su posterior discurrir debieron ser suficientes para su posterior renovación.

Desde este sitio se ha mostrado repetidamente nuestro desacuerdo con la decisión entonces tomada por la dirección deportiva. La determinación llega veintiún partidos oficiales tras su debut: quince de ellos de Liga, con números muy por debajo de sus predecesores; dos de Champions, ambos contados por derrotas; uno de Europa League con idéntico resultado negativo; dos de la final de la Supercopa de España, con dos caras bien distintas y un resultado nefasto, y uno correspondiente a la final de Copa de S.M. El Rey disputada y ganada tras la clasificación obtenida para la misma por el anterior técnico.

Antonio Álvarez, felizmente, es otra vez, ahora desde la faceta de técnico, historia del Sevilla y es también historia para el grupito de papafritas que, en su criminal afán de hundir a toda costa el proyecto sevillista, lo encumbró y lo utilizó buscando su propio beneficio. Ahora es el tiempo para que continúen goteando toda esa bilis que rezuma en sus labios, para que sus manolones, pintinhos y prietos, invitados estelares de sus programas, saquen a relucir todo el odio que llevan dentro. Ese es el momento de ellos. El nuestro es el de continuar denunciando sus tropelías y el de continuar ensalzando las excelencias del Grande de Andalucía. Y ahí nos van a seguir encontrando estos siete papafritas y medio.

Llega Gregorio Manzano, de profesión entrenador y eso, hoy día, ya es mucho ¡Suerte, vista y al "toro"... !

    

Miércoles 15/09/10

A Álvarez también le gustan los micrófonos (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

Incluso los que hemos valorado positivamente el trabajo y los resultados de Manolo Jiménez al frente del banquillo sevillista, hemos coincidido con sus detractores en que dilapidaba gran parte de su incontestable éxito merced a sus kafkianas y peculiares ruedas de prensa. En lugar de responder en más de una ocasión con simples monosílabos, como requería la propia situación, amén de la identificación y de la filiación del reportero de turno, el de Arahal gustaba "enrollarse" en demasía, proporcionando excesivas explicaciones que a nada conducían y que sólo servían para facilitar alimento a una jauría cada vez más sedienta de sangre, toda vez que sus "infalibles" previsiones tardaban demasiado en hacer su aparición.

Cambió el inquilino del banquillo y pudo parecer que, a partir de entonces, por mor de su óptima relación con los chicos del cuarto poder, la cosa iba a cambiar.

No ha sido así finalmente. Antonio Álvarez -debe ser un extraño virus que provoca un afán desmedido por los micrófonos- se despachó a gusto a mediodía del pasado lunes (no es la primera, ni será la última vez) en los micrófonos de Canal Sur, la radio que, dicen, es "la nuestra":

- "La plantilla que tenemos no es la de hace unos años y tenemos que ser conscientes de los objetivos reales del Sevilla, porque ganar la Liga, con Barcelona y Madrid, es muy complicado. Nosotros tenemos que estar en la lucha del tercer al sexto puesto". Cuando la meta fijada por el club es, como mal menor, el cuarto puesto de la clasificación, no puede –no debe- el máximo responsable del banquillo rebajar tan drásticamente las expectativas. Pareciera no haberse enterado, a estas alturas, de lo que ha supuesto para la entidad la reciente debacle ante el Sporting de Braga.

- "No hay ningún problema con Luis Fabiano, siempre pongo a los que en mejores condiciones están. Negredo estaba trabajando bien, jugó con el Levante y rindió como queríamos. Por eso ante el Dépor creí que debía seguir él. Yo me equivoco, pero soy el que tomo las decisiones y no tengo en cuenta ni los debates ni lo que diga nadie. Mi idea es repartir los esfuerzos". Bien, y sin más trascendencia, lo dicho hasta aquí por el técnico. Se trata de una opinión que, aunque a mi entender también sobra, no compromete más allá de lo normal las valoraciones sobre la actitud y la aptitud de los protagonistas mencionados.

Ahora bien, la cosa se complica cuando manifiesta:

- "Yo le dije a Acosta que lo mejor para él era una cesión para que tuviera los minutos que aquí no iba a tener, pero no sé si fue que no encontró equipo"; e igualmente, cuando reconoce que quizá sea conveniente no utilizar a Romaric en los partidos de casa: "Es evidente que hay un desencuentro con la grada y eso puede ser perjudicial. Hay situaciones en las que sí podremos meterlo en partidos de casa, pero se tienen que dar".

Ambas valoraciones –sin entrar en la oportunidad, o no, de dichas medidas que sería motivo de otro debate- evidencian un alejamiento de los intereses generales del club, poniendo en la picota –y rebajando indiscutiblemente su caché- a dos profesionales que no pasan por sus mejores momentos; más aún cuando el primero de ellos parece haberse repuesto, por fin, de su particular vía crucis de dos años de lesiones y el segundo afronta, por vez primera, una temporada en las mejores condiciones físicas desde su llegada.

Aunque siempre he preferido valorar al entrenador –continuaré haciéndolo- por lo que, resultados en mano, platique en el banquillo y en el vestuario, más que por la locuacidad ante la prensa, parece claro que suministrar más información de la precisa en comparecencias surrealistas y absurdas producen más quebranto que beneficio, más aún cuando él está obligado a ejercer como uno de los máximos valedores de los intereses generales del Sevilla.

Cosas de un técnico en formación, también en esto… A ver si aprende.

P.S.- Tras la publicación de esta columna, fuentes muy próximas al órgano rector sevillista me comentan respecto a las desafortunadas palabras de Álvarez sobre Acosta que, contrariamente a lo expresado por el técnico, fue él mismo el que frustró la cesión ya consumada del jugador argentino a un club europeo porque quería seguir contando con su participación. O sea, todavía peor.

    

Lunes 23/08/10

Renovarse o morir: desde el banquillo al utillero (por Francisco Romero)

 

No es el momento, nunca es el momento, pero tal como lo pienso, lo cuento:

Cuatro años después, la columna vertebral, la cabeza y los miembros del equipo del Sevilla Fútbol Club -un total de siete jugadores- que, brillantemente, se alzó con la primera Copa de la UEFA, siguen siendo titulares: Adriano hasta su reciente marcha, Palop, Escudé, Jesús Navas, Kanouté, Luis Fabiano y Renato. Daniel Alves se fue para crecer, Martí para sobrevivir, Puerta para siempre, Javi Navarro se retiró, Saviola casi y David Castedo hizo lo propio, si bien los dos mallorquines, visto lo visto, podrían seguir ocupando plaza de titular en el actual Sevilla.

Desde la fuga de Juande se han hecho multitud de análisis sobre la situación de un equipo, el nuestro, que, al decir de muchos, "dejó de enamorar". La diatriba -era lo fácil- se ha centrado especialmente en la figura del entrenador. Los "críticos" –incluyámonos todos- comparamos sin ruborizarnos las formas del Jiménez-futbolista con las del Jiménez-técnico: "un lateral, todo pundonor, cortito de técnica, no podía ser entrenador de un equipo de estrellas" y también fallamos -respaldados por las perversas aseveraciones de un sector infame de la prensa- al apuntar nuestros cañones sobre esa única figura, sin apreciar que el cambio no se había producido sólo en el banquillo y que la plantilla de jugadores no era la misma que, con un fútbol rápido, de apoyos y arrasador, había conquistado Europa. Había pasado el tiempo y los nuevos aportaban poco o nada.

En el término medio siempre ha estado la virtud. El anterior entrenador, con un grupo de jugadores que, como queda dicho, no se renovó adecuadamente –la mayor parte de las incorporaciones llegaron para ocupar plaza en la suplencia- cosechaba buenos resultados. Sin embargo, todos queríamos más: no bastaba con eso, había que jugar como si Di Stéfano, Arza y Pelé formaran parte del equipo. Lo verdaderamente importante era el jogo bonito y los resultados vendrían por añadidura.

A pesar de no contar con jugadores de ese calado, el “cateto”, en su primera temporada, tras tomar las riendas del equipo en los umbrales del descenso, lo izó -ante la ira de los siete papafritas y medio que aun subsisten- al quinto puesto de la clasificación, empatado a puntos con el cuarto -el Atlético de Madrid, que disputó la Champions League- y cayendo lastimosamente en la tanda de penaltis, en octavos de Champions, ante el Fenerbahçe. En la segunda, tras la marcha del, sin duda, gran bastión de los éxitos, el lateral-mediocampista-interior Daniel Alves, y con un "sonoro fracaso" en las incorporaciones -Duscher y Romaric, titulares siempre discutidos-, el Sevilla alcanzó la tercera plaza liguera, sólo superado por los dos transatlánticos del fútbol mundial, y por ende del español, además de alcanzar las semifinales coperas, cayendo en una atípica eliminatoria -tromba de agua en la ida que dejó impracticable el césped y debacle en San Mamés- ante el Athletic de Bilbao. En la última, con una racha de lesionados que en ocasiones rozaron la docena, fue cesado tras una negativa racha de resultados ligueros el día en que el Xerez, en el minuto 94, nos privó, a falta de diez partidos para el final de la competición, de los dos puntos que supusieron la máxima desventaja respecto a la meta fijada (el cuarto puesto); Entre tanto, suplió otra decepción Champions, al volver a caer en octavos, con otra clasificación histórica para la final de la Copa del Rey, tras eliminar en semifinales con un montón de ausencias al F.C. Barcelona; final que nos conduciría a un nuevo título conquistado ya con Álvarez en el banquillo, tras recalar en el mismo con el estelar apoyo –se ha sabido ahora- de Kanouté y la ristra de treintañeros ayunos de renovación (panes emprestaos como decimos en mi pueblo).

El de Marchena, al día de hoy, ha dirigido catorce partidos oficiales desde el banquillo y -salvo la final del Camp Nou, más por el resultado que por lo ofrecido, y el segundo tiempo del partido de ida de la reciente Supercopa- la decepción más absoluta ha sido la tónica dominante: cinco goleadas encajadas y dos “finales” de distinto signo jalonan su trayectoria (victoria in extremis en Almería gracias a un increíble escorzo de Rodri y derrota abultada en Barcelona hace dos días), ambas con un único denominador común: un lamentable y paupérrimo juego ayuno de casta y coraje.

Caer derrotado en Barcelona, ante la mejor escuadra del mundo, se antoja dentro de la lógica; ser humillados frente a un equipo con una semana de entrenamientos y ante un equipo portugués de provincias, no. Mostrar esa actitud, ofrecer esa imagen, con toda la Europa futbolística pendiente, tampoco. Jamás exigiré títulos mientras los presupuestos no sean parejos, pero la actitud de Barcelona, lo de Braga y lo del Carranza ha de desaparecer para siempre de nuestras retinas.

Esta es la historia: nos precipitamos, nos creímos el Bayern de Beckenbauer y torpedo Müller, exigimos más porque “nosotros somos así”; somos muy dados a creernos la grandeza de nuestros delirios para, sin solución de continuidad, vernos con estos pelos…

Urge una reestructuración de la cabeza a los piés: hemos cambiado lerdamente un entrenador que se retorcía en el banquillo -sufrimiento en el rostro- cuando sus profesionales lo hacían igual del mal que lo hacen ahora, por otro, el actual, que se mesa la misma barbita que le pellizcan entre risas y jolgorios los papafritas de turno Y, para colmo, como “fiel escudero”, un Luis Tevenet fichado tras previo ofrecimiento por “sms”. Un tándem que llegó pregonando a los cuatro vientos sus excelencias futbolísticas y que han demostrado fehacientemente su absoluta incapacidad. Un par de ineptos, que se enfrentan a su primera experiencia como inquilinos del banquillo, que ya han dado sobradas muestras de su insolvencia, tanto que no pueden -no deben- sentarse en el banquillo el próximo martes o, como mucho, que sea su último partido.

Hágase de una vez, rompamos definitivamente el eterno debate de la figura del entrenador, renovemos adecuadamente los peones del tablero para que, aprovechando el parón que se avecina, tras la primera jornada liguera, el nuevo técnico disponga de tiempo suficiente para pergeñar al menos un patrón de juego ahora inexistente.

    

Jueves 05/08/10

El ascenso del Hércules y la teoría del fruto del árbol emponzoñado (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

En las últimas horas -en relación con la decisión del Juzgado de Instrucción nº 7 de Alicante, de archivar, a raíz del caso Brugal, las escuchas telefónicas sobre la presunta compra de partidos por el Hércules C.F. y de no dar traslado de las mismas al C.S.D. y a la R.F.E.F.- asociaciones verdiblancas y periodistas de los mismos colores han ido de la mano, en la pataleta anual del club menor de la ciudad –el año pasado le tocó al Xerez- por tratar de recuperar en los despachos lo que dilapida en los terrenos de juego. Así, en perfecta armonía, han llegado a solicitar en las últimas horas -descalificación profesional incluida al “juececito del Hércules”- hasta la paralización de la Liga.

Con total impunidad unos cuantos indocumentados acusan de prevaricador a un juez que se limita a aplicar la doctrina y la jurisprudencia al uso, con el fin de evitar la vulneración de derechos fundamentales como el de la intimidad y el secreto de las comunicaciones. Téngase en cuenta que la intromisión judicial en esos derechos, prevista en nuestra Constitución, en ningún caso puede servir de amparo para investigar una presunta infracción administrativa como la que se denuncia.

Para los no iniciados, iletrados y “adalides del juego limpio”, que ignoraron –más bien carcajearon, en compañía de su dueño de ayer, de hoy y de siempre- otros casos como, por ejemplo, el del “pitisú del Llérida” o el del “gol de cabeza en Málaga”, valga el siguiente y clarificador apunte jurídico sobre la validez de las pruebas obtenidas violentando los derechos fundamentales:

La Sentencia del Tribunal Constitucional 114/1984, referida a la doctrina de la prueba ilícita e influenciada por la doctrina anglosajona "The fruit of the poisonous tree doctrine", obligó al legislador de la época a recoger el pronunciamiento en el artículo 11.1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de 1985: "En todo tipo de procedimientos se respetarán las reglas de buena fe. No surtirán efecto las pruebas obtenidas, directa o indirectamente, violentando los derechos o libertades fundamentales".

Desde entonces, tanto el Tribunal Constitucional como el Tribunal Supremo han venido pronunciando numerosas resoluciones abordando el siempre espinoso y controvertido debate sobre la prueba ilícita o prohibida, sucediéndose todo tipo de criterios, interpretaciones y opiniones doctrinales, aunque sin desviarse en exceso del primitivo pronunciamiento: las pruebas obtenidas en la investigación de un determinado delito, violentando derechos o libertades fundamentales, no surtirán efecto alguno en la potencial aparición de otras infracciones que pudieran aflorar como consecuencia de dicha investigación.

Como muestra de su aplicación, valga la reciente Sentencia 64/2010, de 9 de febrero, del Tribunal Supremo que establece en su fallo “que debemos declarar y declaramos haber lugar al Recurso de Casación por infracción de ley con estimación de su motivo segundo (… dado que toda la prueba obtenida en la causa, lo fue a través de las escuchas telefónicas, la declaración de nulidad implica la de toda la prueba obtenida conforme establece el artículo 11 L.O.P.J. y la teoría del fruto del árbol emponzoñado)”.

Ese es nuestro estado de Derecho; para bien o para mal, el que debemos respetar si creemos en el sistema.

Que el club menor de la ciudad (nunca olviden el “pitisú del Llérida” o el “gol de cabeza en Málaga”) solicite justicia en este caso, no deja de ser un destemplado y desafinado canto a la socarronería del más grande de los truhanes.

¡Última hora! 12/08/10; 19,00 horas: La Audiencia de Alicante desestima el recurso de la Fiscalía que pedía el envío de las escuchas a las autoridades deportiva. El órgano judicial se hace eco de la doctrina jurídica explicada en este artículo.

    

Viernes 09/07/10

Cataluña encumbra a España (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

La realidad del fútbol ha fulminado de un testarazo la ficción de la política nacionalista que inunda nuestras vidas: Bilbao, Pamplona, Barcelona, Lérida, Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, Santiago de Compostela... ciudades enteras, han festejado en sus calles el éxito de una selección, la española, que nos ha metido, a base de toque y espectáculo, por vez primera en nuestra historia, en una final de la Copa del Mundo.

Lo que son las cosas: Piqué, Puyol, Busquets, Iniesta, Xavi y Pedro, futbolistas del recién proclamado campeón de Liga en España… Villa, último fichaje estrella del Grande de Cataluña… y Capdevila, leridano de pro… todos –¡qué cosas!- han conformado el 73% de la "rojigualda" que nos ha encumbrado a nivel mundial.

Salvando los contados abusos que han trascendido en la prensa -como la chica de Badalona que acudió al colegio, entre abucheos de algunos compañeros, enfundada en la camiseta hispana o el intento baldío de cuatro “valientes” en reventar la celebración en la Plaza del Castillo, en plenos “sanfermines”, o las públicas manifestaciones de algún político catalán o vasco, "admiradores de toda la vida" de la selección teutona o de la holandesa, el próximo domingo- se ha vivido en las calles, en los balcones, en las oficinas, en el “tajo”, un sentimiento españolista que, aunque sea en derredor de un equipo de fútbol, no deja de ser la expresión de un sentimiento común que, siglos tras siglos, ha quedado marcado a sangre y fuego en nuestros genes. Y si no, que se lo pregunten a Puyol… a Jordi no, a Carles.

Bien harían los responsables políticos de nuestra nación en tomar buena nota del júbilo colectivo y de la contenida pasión en defensa de lo que nos une, en apreciar de una vez por todas que la gente “normal” no comulga con esas minorías independentistas y secesionistas que, con unos cuantos votos, marcan el tortuoso camino a toda una nación. Bien harían también los propios españolitos en exigir la defensa de otros muchos valores comunes al margen de las “vuvuzelas”.

    

Jueves 27/05/10

¿Por qué no te callas? (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

Manolo Jiménez -no es una novedad- se ha equivocado mucho más en las ruedas de prensa que en el banquillo sevillista y otra vez ha vuelto a dar fe de ello, además de forma grave, al hacer unas declaraciones inesperadas a los "funcionarios" de los Informativos de la televisión municipal, Giralda TV. El ex técnico sevillista, al parecer, ha afirmado: “Unos hemos hecho el trabajo feo donde se presionaba, se exigía y llegaban las críticas a pesar de ganar, que no todo es llegar y freír un huevo, y otras personas han llegado y les ha tocado llevar, pasear y enseñar la Copa y pasar a la historia como que la han ganado. Dejé un equipo quinto a dos puntos del cuarto y metido en la Final de la Copa del Rey. Cuando llegué el equipo estaba 13º y lo pusimos 5º. Antonio Álvarez ha sabido esperar, se lo merece y le deseo lo mejor. Me satisface que mi trabajo haya servido para que otras personas sigan mi senda. El que quiera engañarse, que se engañe. Hay que ver los partidos. El Sevilla, en los diez últimos partidos de liga ha ganado el 50%, 15 puntos. Ese no es el Sevilla que puede aspirar a una liga. He conseguido un tercer puesto, un quinto puesto, una semifinal de copa y he sido tremendamente criticado. He peleado con Real Madrid y Barcelona sin tener posibilidades de hacerlo. Hemos sido terceros, los primeros de la otra liga y a pesar de eso se me ha criticado y se ha visto siempre lo malo y nunca lo bueno”.

Se equivoca de cabo a rabo. Ni es el momento, ni es el lugar, ni son las formas, ni es lo esperado de un técnico que se ha hecho grande haciendo grande al Sevilla. Yerra en el momento elegido, en medio de las celebraciones de la totalidad del sevillismo por el éxito finalmente conseguido; yerra en el lugar elegido, una emisora de televisión local, la municipal, que ha sido especialmente obscena y lacerante con él durante su etapa como técnico; yerra en las formas y en el lenguaje empleado que deja traslucir su lógica desazón y sus humanas pasiones; yerra, en fin, dándole tres cuartos al pregonero.

Antonio Álvarez -otra cosa son las formas, que en nada se han parecido a lo que pregonó con su desembarco- ha cumplido la misión encomendada: clasificar al equipo en cuarta posición y ganar la final de la Copa del Rey.

Y al igual que Manolo se renovó él solito el año pasado, al cumplir los objetivos marcados, Antonio ha hecho lo propio en esta ocasión.

Otra cosa son las sensaciones y la verdad casi absoluta que trasciende de las palabras del de Arahal: nada de lo manifestado es mentira, a excepción del porcentaje de puntos cosechados por su sucesor que ha ascendido al 60 y no al 50%; todos los datos que aporta son absolutamente ciertos, a excepción de cuando afirma haber conseguido una semifinal copera, porque lo que realmente consiguió fue una final. Bien es verdad que absolutamente nadie recuerda sus logros, que se ha corrido un tupido velo sobre una labor que, además, ha sido ninguneada por ese grupito de "profesionales" que, tiempo al tiempo, serán los mismos que despedazarán al de Marchena cuando apunten de nuevo sus rifles de mira telescópica sobre su única y pretendida pieza y se muestren, como tantas veces, incapaces de abatirla.

No es el momento, Manolo; es más, nunca debería serlo. La misión  de enjuiciar tu labor corresponde a otros y, tarde o temprano, no te quepa duda, se hará el verdadero análisis, desapasionado y objetivo de tu trayectoria como técnico sevillista, pero, repito, no a tí, Manolo. Has perdido una ocasión perfecta para mantener la boca cerrada, lo que no quiere decir que casi todo lo que has dicho sea “elavangelio”, el mismo que deberías dejar que predicaran otros.

    

Sábado 22/05/10

¡En la vida! (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

 

Llegamos en cruz y en cuadro, con ocho bajas, a disputar los noventa últimos minutos (no hubo alargue) de una complicada temporada, con la luz de la reserva encendida desde hacía demasiado tiempo y, no contentos con ello y con la gozosa esperanza de ver agotada la última gota de gasolina de los nuestros, la mafia futbolística nos mandó al Camp Nou, al estadio más lejano de Nervión.

 

Allí estaban ellos, afilándose los colmillos igual que lo hace una manada de lobos cuando tienen rodeado a un corderito recién nacido: desde el presidente de la Federación, principal responsable de la cacicada, hasta –lo que son las cosas- los ministros del nuevo régimen que beben los vientos por el antiguo Atlético Aviación, pasando por su A.R. el Príncipe de Asturias, colchonero confeso, la presidenta de la Comunidad de Madrid y el Alcalde de la capital de España, ambos apoyando a uno de los suyos, amén de cincuenta millares de seguidores atléticos (cayó el tópico de la rivalidad extrema, de “chapeau” la gran mayoría) en pos de una nueva celebración tras su reciente triunfo en la Europa League.

 

Y allí estábamos nosotros, 35.000 exhaustos sevillistas, dispuestos a aportar a los nuestros ese extra de combustible en forma de empuje, ilusión, casta y coraje, triplicando nuestro esfuerzo hasta dejar en clara “minoría” a nuestros rivales. Dicen que también “nos acompañaron” en el palco algunas de nuestras autoridades: el presidente de la Junta de Andalucía, madrileño y socio de nuestro rival esa noche; el Consejero de Deportes, cacereño de nacimiento y malagueño de adopción y el alcalde de la ciudad cuyo nombre paseamos con orgullo más que nadie por el viejo continente, seguidor del club menor del municipio.

 

Y entrecomillo “nos acompañaron” porque es cierto que allí llegaron, otra cosa distinta es que estuvieran en la misma sintonía que la fiel infantería sevillista. Por si todavía cabía alguna duda, el máximo dirigente andaluz las despejó todas cuando el Grande del Sur de España, dos días después, ofreció a “toda Andalucía” el trofeo que le acredita como Campeón de España: En la recepción oficial, el señor Griñán, que recibió como agasajo una camiseta sevillista con su nombre, se permitió responder con un “¡en la vida!” a un periodista que le sugirió que se la enfundara (la camiseta, me refiero).

 

¿En la vida qué, señor Griñán? ¿qué extraña urticaria le produciría lucir una camiseta personalizada del club más grande que Andalucía ha visto y verá por los siglos de los siglos? ¿esa es la forma de promocionar lo andaluz entre los nuestros y de cara al exterior, como es su obligación? ¿imaginan a un cordobés en Cataluña, presidente de la Generalitat, por ejemplo, soltar una afirmación similar referida a una camiseta barcelonista que recibiera como presente? ¿de verdad es esto lo que esperamos de la máxima autoridad de nuestra Comunidad?

 

Dice el refranero, en fin, que no ofende quien quiere… y que arrieritos somos…

 

    

Sábado 08/05/10

De rivales y periodistas, valga la redundancia (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

 

Dando una vez más muestra de un absoluto sectarismo, la plebe periodística deportiva sevillana, con honrosas excepciones, que las hay, continúa retozándose, desde su alechugado odio eterno o desde su cainismo más abyecto, en su intento de zaherir y subyugar el sentimiento sevillista desde la más absoluta impunidad.

 

Sin ir más lejos, ahora que ya tenemos fijados día, hora y lugar de celebración de la Final de Copa de S.M. El Rey –otra, “lociento”- conviene recordar que se ha pasado absolutamente de puntillas sobre la noticia que tuvo lugar en Valladolid el pasado 13 de abril, cuando la Federación Española de Fútbol, en la decisión más injusta y caprichosa del fútbol profesional, tras el 2 de agosto de 1995 –agravio, Oliva, esto es un agravio, no un desagravio-, acordó la designación del Camp Nou como sede del acontecimiento. Resulta que se ha pasado absolutamente de puntillas sobre el “error” que en aquella reunión cometió el representante del equipo menor de la ciudad, precisamente su presidente, cuando votó por el estadio barcelonista como sede de la finalísima. Y es que, claro, dicen estos mercachifles que la noticia no tiene mayor recorrido porque el errado “rectificó” al votar finalmente por Valencia (la sede preferida por el Grande de Andalucía). Lo que nadie dice es que ese remiendo vino después de evidenciarse que la sede catalana ya estaba garantizada por 19 votos contra 13 y que, por tanto, su postrera decisión no afectaría a la cacicada ya consumada.

 

Ellos son así… ellos siempre han sido así; baste recordar la repetición de la eliminatoria de la misma competición que nuestro club hubo de disputar en campo neutral (Vicente Calderón) tras un “chivatazo” al Español -¡qué casualidad!- del mismo personaje.

 

Remata la faena el furibundo Daniel Pinilla cuando, sin sonrojarse, más bien enverdeciéndose, titula en el diario más mugrientamente madridista que “al dueño del Sevilla… le importa un pepino quien gane la liga” ¡Anda ya, Dani, resentido, envidiosillo… no exageres que dueño no hay más que uno (tu amo y tu señor, tu guía, tu caudillo, tu beatífico prócer) y a ti te encontré en la calle…

 

    

Sábado 10/04/10

Amarillismo impúdico (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

 

En un mundo como el actual -donde, contrariamente a lo anhelado, la telebasura inunda nuestros hogares; donde una sociedad absolutamente narcotizada contempla impertérrita la corrupción y el desafuero de sus dirigentes; donde los juicios paralelos acaudillados por los más ignaros se han convertido en el pan nuestro de cada día; donde cualquier iletrado, en horarios de máxima audiencia, escupe colosales infamias, retozándose en el lodo de sus propias inmundicias; donde medios escritos y audiovisuales consienten y alientan oprobios y calumnias desde el más absoluto anonimato, proclamando la presunción de inocencia para, a renglón seguido, regodearse en la más arbitraria mendacidad- es necesario valorar en su justa medida la política de comunicación de nuestro club, tan vilipendiada desde los "medios independientes".

 

Y es de agradecer el ejemplar comportamiento –no podía ser de otra manera, por otra parte- de la totalidad de componentes de la institución Sevilla Fútbol Club y muy especialmente de los profesionales de sus medios oficiales.

 

Es cierto, se me dirá, que sobra el halago a quiénes se limitan a cumplir con su cometido, pero en este mundo –insisto- donde todo se relativiza, la evidencia de integridad y de honestidad exhibidas, al obviar absolutamente los asuntos particulares y profesionales que afectan al presidente, revelan muy a las claras el savoir-faire y la nobleza del propio dirigente y la profesionalidad de los comunicadores del club. Nada que ver con las páginas oficiales y los medios propios de otras sociedades deportivas, unas en lontananza, otras más próximas, que aprovechan su innegable poder de convocatoria para convertirse en fachosos adalides defensores de causas imposibles que sólo a personas privadas afectan y, más aún, cuando, como ocurre en similares asuntos, la agraviada resulta ser la propia institución que dichos dirigentes prostituyen.

 

Dejemos trabajar a la Justicia, confiemos en ella, lo que no resulta fácil y aguardemos sus veredictos. Será el momento entonces de valoraciones más o menos acertadas pero, sin duda, más fundamentadas. La ignorancia, cada vez más extendida, sigue siendo así de atrevida y bien que lo sabe explotar el amarillismo infame.

 

    

Jueves 25/03/10

Muerto el perro, ¿se acabó la rabia? (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

Cayó Manolo Jiménez y, en su caída, nos arrastra un poco a todos: a la institución, al Consejo de Administración, a los profesionales hasta ahora a sus órdenes; al sevillismo en suma, a los “exigentes” y a los “conformistas”, ambos entrecomillados.

 

El cese del técnico supone una tremenda decepción, más que por el hecho en sí que ahora podría entenderse, por las formas empleadas y por la absoluta muestra de flaqueza y planificación que trasciende de una decisión culminada en caliente, tras un empate en el descuento. El asunto es sólo la culminación de un proceso comenzado hace dos años y medio, desde que el de Arahal se puso “el pito en la boca”.

 

Los resultados lo mantuvieron y lo renovaron, los mismos que han acabado con él. Otra cosa, aparte del “jogo bonito” al que aspira desde su nacimiento la afición sevillista, son los falsos debates creados desde su llegada por tantos emponzoñadores, entre otros:

 

1º) “El primer año no cumplió el objetivo”, sin mencionar que llegó en la jornada décima con el equipo, moralmente roto, a cuatro puntos del descenso, en los sótanos de la clasificación, donde lo había dejado el traidor de las libras esterlinas y ocultando que ese año la temporada finalizó con un Sevilla empatado a puntos con el cuarto clasificado. Si ahora, para tanto infame gacetillero, “el cese de Jiménez puede haber llegado demasiado tarde”, por la misma regla de tres deberían reconocer que al traidor le sobró una semanita, es decir que debería habernos traicionado siete días antes.

 

2º) “El segundo año, debacle en Copa de la Uefa y Copa del Rey”, lo que no deja de ser cierto, al menos la primera de ellas, sin reconocer que el ÚNICO objetivo se centraba en clasificarse entre los cuatro primeros clasificados ligueros, meta mejorada al alcanzarse la tercera plaza.

 

3º) “La temporada actual, fracaso europeo y liguero”. Podemos estar de acuerdo en la primera de las apreciaciones: el Sevilla puede caer en octavos de Liga de Campeones pero no ante un rival inferior y, sobretodo, de la forma que lo hizo. En Liga, sin embargo, es cesado en el justo momento en que sus números han descendido a niveles de los de su predecesor, el cual, con idénticas cifras, optó por su particular tocata y fuga. Todo ello sin mencionar la final copera que vamos a disputar no sabemos cuando, ni la plaga de lesiones que ha asolado al equipo. Excusas dicen estos canallas.

 

Jiménez es corresponsable, claro que lo es, de todas esas circunstancias que han acabado en unos resultados nefastos (me da “yu-yu” escribir esto con el Sevilla que he conocido) y en un equipo absolutamente roto. Jiménez es culpable de haber aguantado estoicamente la cacería más sangrienta nunca llevada a cabo por una pequeña parte del “periodismo” sevillano y es, también, culpable de su “catetismo” de pueblo en las salas de prensa europeas, dando siempre –otro fallo garrafal- demasiadas explicaciones ante tantos “ilustrados” universitarios y bachilleres varios.

 

Muerto el perro, ¿se acabó la rabia? Desgraciadamente, no. El problema -y ahora empiezan a reconocerlo los de la cacería mediática, que se apresuran a cambiar sus escopetas por rifles con mira telescópica en busca de piezas de caza mayor- no está sólo en el banquillo. Llega un nuevo inquilino a ocuparlo y ahora se apresuran como “locas” a proclamar a los cuatro vientos que la enfermería está hasta los topes.

 

El cese del técnico, motivado -finalmente es así- por unos números a la deriva supone el fracaso colectivo de la totalidad de la institución, donde la humildad, tantas veces demandada, debiera haber hecho acto de presencia al menos en la recta final de una temporada tan trascendente. Hubiese bastado con un reconocimiento público de los errores cometidos; en primer lugar del consejo de administración, de la dirección deportiva y del propio entrenador, asumiendo el desacierto en sus decisiones y en el sobrante de exigencias para una plantilla que no se ha renovado acertadamente en los últimos años y, en segundo lugar, de los métodos de los responsables médicos y de la preparación física que han dado lugar a la mayor plaga de lesionados del fútbol español, si no mundial. Esa asunción de responsabilidades debería haber desembocado, necesariamente, en una petición de apoyo unánime de la afición sevillista –de sombrerazo, su comportamiento- en pos de los objetivos marcados, todavía al alcance.

 

Sin embargo se optó por la deshumanizada vía de en medio, cesando al técnico sin tener al menos apalabrada -¿estructuras?- la presencia del sustituto y consintiéndole “hacer un lamentable papelón” ante las hienas de la sala de prensa para anunciar, diez minutos después, el nuevo statu quo en la web oficial.

 

Para colmo de males el recambio que se pretende se llama Luis Aragonés ¿No hay otro?

 

La gran mayoría, incluidos nuestros alegres “reporterillos”, están muy contentos. Yo no puedo estar de acuerdo: un señor de setenta y tantos años, con un contrato interino, ¿puede reconducir futbolísticamente una situación que es sólo física y médica, no de actitud? ¿un atlético alechugado de toda la vida puede dirigirnos en una final contra el Atlético?

 

Si la decisión está tomada ¡que Dios nos coja confesados! ¡ojalá me trague muy pronto estas palabras!

 

    

Viernes 19/03/10

Los números ligueros de Jiménez descienden "drásticamente" al nivel de los de Juande (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

No sólo por la inesperada eliminación en octavos de Champions, sino también por los guarismos ligueros, la labor del actual técnico, Manolo Jiménez, dista mucho de ser la deseada. Tanto es así que una derrota en el estadio de Cornellá, el próximo sábado frente al Español, harían descender sus números a cifras semejantes a las de su antecesor en el coeficiente de puntos ganados sobre puntos posibles.

 

La situación al día de hoy es la siguiente:

 

 
  JUANDE  
TEMPORADA PARTIDOS PUNTOS CONSEGUIDOS PUNTOS POSIBLES %
2005/2006 38 68 114 59,65
2006/2007 38 71 114 62,28
2007/2008 7 8 21 38,10
2008/2009 0 0 0 0,00
2009/2010 0 0 0 0,00
TOTAL 83 147 249 59,04
  JIMÉNEZ  
TEMPORADA PARTIDOS PUNTOS CONSEGUIDOS PUNTOS POSIBLES %
2005/2006 0 0 0 0,00
2006/2007 0 0 0 0,00
2007/2008 31 56 93 60,22
2008/2009 38 70 114 61,40
2009/2010 26 44 78 56,41
TOTAL 95 170 285 59,65

En la temporada de su debut, el actual técnico sacó al equipo del ostracismo (a dos puntos del descenso) en el que lo dejó sumido Juande, tras su nauseabunda y deshonesta tocata y fuga en pos de la libra esterlina, y lo llevó a la quinta posición de la tabla igualado a puntos con el Atlético, cuarto, consiguiendo el 60,22% de los puntos en juego frente al 38,10% de su predecesor.

La siguiente campaña, la pasada, el Sevilla se elevó hasta los 70 puntos (el 61,40% del total), clasificándose directamente para la Champions League al ocupar la tercera posición clasificatoria.

En la actual, el equipo sevillista ha cosechado 44 puntos sobre 78 posibles, con lo que la estadística personal de Manolo Jiménez ha descendido a un "paupérrimo" 59,65%, eso sí todavía por delante del 59,04% del hombre de la mancha.

El arahalense ha dirigido hasta la fecha en la competición regular 23 partidos más que su predecesor, precisamente su reciente trayectoria es la que le ha llevado a descender sus estadísticas hasta casi empatar a Juande. Tanto es así que tras la jornada 14 de la actual temporada, celebrada el pasado 13 de diciembre, ambos empataban a 83 partidos dirigidos, pero Jiménez mostraba unos números que hablaban por sí solos:

 
  JUANDE  
TEMPORADA PARTIDOS PUNTOS CONSEGUIDOS PUNTOS POSIBLES %
2005/2006 38 68 114 59,65
2006/2007 38 71 114 62,28
2007/2008 7 8 21 38,10
2008/2009 0 0 0 0,00
2009/2010 0 0 0 0,00
TOTAL 83 147 249 59,04
  JIMÉNEZ  
TEMPORADA PARTIDOS PUNTOS CONSEGUIDOS PUNTOS POSIBLES %
2005/2006 0 0 0 0,00
2006/2007 0 0 0 0,00
2007/2008 31 56 93 60,22
2008/2009 38 70 114 61,40
2009/2010 14 30 42 71,43
TOTAL 83 156 249 62,65

En este lío nos hemos metido nosotros solitos y de él debemos salir sin esperar la ayuda de nadie. Números, sólo números, continuarán diciendo algunos a los que, definitivamente, no consigo entender por más que lo intento.

Ahora sí parece llegado el momento y yo me planteo: un entrenador que, aunque nos ha metido en una final tres años después de la última vivida, ha hecho decrecer sus números tan alarmantemente, hasta casi empatar a su antecesor, ¿merece seguir teniendo el respaldo de todos?

P.D.- La pregunta final y la propia reseña están escritas con tono irónico, que todo hay que puntualizarlo. Yo, lo tengo claro.

    

Martes 02/03/10

El precio y el valor de la Champions (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

Estamos disputando los octavos de final de la Liga de Campeones. Tenemos la oportunidad histórica de estar por segunda vez en nuestra historia en los cuartos de final de la más grande competición futbolística a nivel mundial. Tras casi dos meses, los recientes, repletos de eliminatorias coperas que nos han aupado a la final, retomamos el fútbol de altísima competición el próximo 16 de marzo, recibiendo al CSKA de Moscú para hacer bueno el empate cosechado en tierras rusas. Sorprendentemente, hoy todavía demasiada gente se interroga: "¿asistiré, o no, en un par de semanas al partido de vuelta en la Bombonera?".

El valor del sentimiento, del amor y del cariño a unos colores, el blanco y el rojo, nos estimulan a visitar las taquillas de nuestra "Fábrica de Sueños", o a activar el abono de la temporada a través de los medios telemáticos que nos ofrece nuestro club, para estar presentes en otro acontecimiento histórico para los sevillistas ¡Cuántos en tan poco tiempo!

De otro lado son diversos los factores que, en sentido contrario, invitan a la claudicación: la tremenda cuesta de enero, prolongada a febrero y hasta no sabemos donde, más empinada que nunca por culpa de una crisis económica galopante que mantiene a España y, particularmente, a Andalucía y a Sevilla en el furgón de cola de las economías desarrolladas; los numerosos "mileuristas" que malviven en nuestra región, las abultadas listas de desempleados que se archivan (nunca mejor dicho) en las oficinas del INEM; las exiguas pensiones que perciben gran parte de nuestros mayores; las ya citadas y recientes visitas a las taquillas con motivo de la Copa; la presencia de las cámaras de televisión facilitando gratis el espectáculo en el salón de casa y, sobretodo, el precio fijado para el evento.

La eterna cuestión otra vez se hace presente: ¿es preferible un estadio con las gradas a medio cubrir o un coliseo lleno a tope donde la recaudación sea prácticamente la misma, si no superior?

¿Ha tenido en cuenta el consejo de administración todas estas irrefutables variables que, necesariamente, inciden en la decisión?, ¿ha valorado, además, la muy negativa repercusión que sobre la imagen de nuestro club proyectan unas gradas no repletas en un acontecimiento como el que viviremos? Seguro que sí, y así me consta, pero ¿se ha acertado?

Estamos haciendo un Sevilla grande, enorme, como nunca lo había sido y para ello continúa siendo necesaria la comunión y el inquebrantable sacrificio de todos: los dirigentes, en pos de unas metas nunca soñadas, haciendo gala de una ambición desmedida y bienvenida; los profesionales defendiendo con casta, coraje y honor nuestra camiseta en todas y cada una de las competiciones en las que estamos inmersos y la afición sevillista -la inmensa mayoría domiciliada en esta provincia a la cabeza del desempleo europeo- arropando a los nuestros y haciendo un sacrificio económico muy por encima de sus posibilidades.

Llegado el 16 de marzo, a las nueve menos cuarto, el tiempo, ese juez insobornable, dará y quitará razones. Todo lo que sea superar los tres cuartos del aforo dará la razón a nuestros dirigentes que, de esta forma, demostrarán conocer la situación anímica y económica de su clientela, los fieles de Nervión; por el contrario, no alcanzar una cifra parecida se la hurtará. Y es que en la mayoría de las ocasiones se acierta en el valor, que indudablemente lo tiene, pero no así en el precio; sólo el libre mercado acaba restableciendo el equilibrio.

En casa -me pregunto si imprudentemente- se ha respondido con un sí a la pregunta con la que finaliza el primer párrafo. Sin embargo, la sempiterna discusión merece una serena reflexión como la que ya se hizo nuestro paisano Antonio Machado cuando sentenció: "Es de necios confundir valor y precio".

    

Jueves 11/02/10

La suerte de los campeones (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

Visto lo visto, escuchado lo escuchado y leído lo leído, pareciera que la final conseguida –otra, séptima en cuatro años- es inmerecida, que nuestra presencia en el partido con más boato del fútbol español nos la han regalado.

Nadie va a martillearme con el pésimo encuentro librado en Getafe, continuación de otro, lamentable, celebrado 72 horas antes en Zaragoza. Todos tenemos ojos en la cara para apreciar que, con esa imagen, la suerte no estará siempre de nuestro lado.

Ahora toca gozar, disfrutar de momentos como el actual, tan pocas veces vivido por una afición centenaria como la nuestra. Pero no por ello debemos obviar un sosegado análisis sobre la deslucida situación actual, sobretodo física, de un equipo que ha llegado fundido a esta etapa, cuando restan tres meses y medio de competición.

La causa principal, a mi entender, viene dada por un motivo principal: la plaga de lesiones que ha asolado al equipo, esencialmente durante los meses de diciembre y enero. Excusitis, dicen los entendidos cuando los afectados no son los suyos; en caso contrario claman contra "tanta injusticia", léase lo que ocurre con la situación actual de la defensa barcelonista o el eterno clamor de la prensa "madrileñista" cuando una de sus figuras -¡uy!- padece un resfriado. Y este motivo –las lesiones- es el primordial porque ha repercutido muy negativamente sobre la condición física de los propios damnificados que, en muchas ocasiones, han tenido que acortar forzosamente los plazos de recuperación y porque, de igual modo, ha afectado a las piernas del resto de profesionales que lo ha tenido que jugar absolutamente todo.

Resulta que el Sevilla Fútbol Club es hoy, junto al Atlético de Madrid, desfallecido en la Liga, el equipo que más partidos oficiales ha disputado esta temporada, un total de 35: 6 de Champions, 21 de Liga y 8 de Copa, si bien el equipo colchonero no ha pagado un precio excesivo en lesionados, ni ha disputado la competición europea al nivel de los nuestros, al quedar sin opciones de clasificación a las primeras de cambio. El Barcelona, con la enfermería vacía hasta esta semana, ha disputado al día de hoy cuatro partidos menos que el Sevilla, precisamente por "culpa" nuestra. La musculatura de los jugadores del Real Madrid se ha ahorrado seis partidos, recuerden todos consecutivos, miércoles tras miércoles, durante enero y febrero. El Valencia, eliminado en Copa, sí ha disputado prácticamente los mismos encuentros que el Sevilla pero muchos de ellos en una competición, la antigua UEFA, menos exigente que la Champions. El Villarreal, rival con idénticos objetivos a los nuestros, ni lo menciono. El Mallorca, sorprendente cuarto clasificado, ha disputado hasta la fecha ocho partidos oficiales menos que el Sevilla y -un último ejemplo- el Getafe, que nos pasó ayer por encima, ha jugado seis partidos menos que los de Nervión.

Otra circunstancia a considerar que, además, puede convertirse en el origen de lo anteriormente expresado es la escasa renovación de una plantilla cuya columna vertebral sigue siendo la misma que triunfó en Eindhoven: Palop, Escudé, Adriano, Renato, Jesús Navas, Kanouté y Luis Fabiano estuvieron entre los héroes de Holanda y continúan siendo hoy, cuatro años después, siete titulares indiscutibles.

El Sevilla, cometiendo errores, claro que sí, llega a mediados de febrero clasificado para una final, séptima de la era reciente, y vivo en las otras dos competiciones gracias a un grupo excepcional que derrocha en el campo y en el banquillo toda la profesionalidad que atesora, algo que no puede decir absolutamente nadie más en el fútbol español y, casi, en el concierto futbolístico europeo. No hay tiempo alguno para un mini stage de recuperación pero urge considerar algo parecido a ello.

Por último, una referencia a la socorrida expresión: "la suerte de los campeones". Cuando a Manolo Jiménez se le ocurrió, hace unos meses, comentar que para disputar finales y ganarlas había que tener suerte, la panda de impresentables papafritas, se le tiraron al cuello. Hoy, sin embargo, al decir de esta gentuza, estamos en otra final gracias a Palop –que resulta que es nuestro, que nadie nos lo ha prestado- y a la suerte. Y es que claro, el gol del guardameta valenciano en Donetsk, su estelar actuación en la tanda de penaltis de Glasgow y la incapacidad del conjunto para cerrar un marcador frente a un Español en inferioridad durante casi una hora, está en todos los manuales de táctica y técnica que dominan los grandes entrenadores del fútbol mundial...

    

Sábado 06/02/10

¿Y por qué no Sevilla o Madrid? (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

Quede claro que, primero, hay que culminar en Getafe lo pergeñado el pasado miércoles en Nervión. Entonces será el momento de hablar de fechas y sedes de la final de la Copa del Rey. Sin embargo, recordemos que a primeros de mes el consejero y subdirector general de Organización y Gestión del Sevilla Fútbol Club, Manuel Vizcaíno, asistió a la sede de la Real Federación Española de Fútbol a la reunión que mantuvieron los cuatro equipos semifinalistas de la Copa del Rey, en torno a la planificación de la final copera. Según trascendió, Madrid o Valencia serían las sedes propicias.

Con todas las reservas, tras la celebración de los partidos de ida, todo apunta a una final en Mestalla entre el Sevilla Fútbol Club y el Atlético de Madrid. La fecha tampoco está fijada en el calendario, aunque, al parecer se acordó que si el Sevilla no juega la final de la Champions, que se celebra el 22 de mayo en el Bernabéu, la final copera se disputaría en Valencia al día siguiente, domingo, dado que el mismo día se celebra en Madrid una cumbre de la Unión Europea. La segunda opción apunta al miércoles siguiente, 26 de mayo en la capital levantina, fecha en la que, teóricamente, si la FEF no lo evita ante la FIFA, ni el Atlético de Madrid (¿Kun Agüero?) ni el Sevilla F.C. (¿Luis Fabiano, Adriano, Navas, Negredo, Squillaci, Escudé, Dragutinovic, Zokora, Romaric, Perotti?) podrán contar con los internacionales que disputarán el Mundial de Sudáfrica.

Ésta última posibilidad es la que tiene todos los visos de convertirse en definitiva, sin embargo creo que nuestros dirigentes deberían replantearse la fecha de la final, por lo anteriormente expuesto, y el lugar de su celebración, por los motivos de seguridad que expondré después y a la vista de la siguiente comparativa de comunicaciones entre Madrid y Sevilla con la capital del Turia:

Por carretera (Guía Repsol): Madrid-Valencia: 357 Kms. de autovía. 3 horas y 45 minutos; Sevilla-Valencia: 658 Kms. y sólo dos tercios de ellos de autovía. 7 horas y 21 minutos.

Por ferrocarril (Renfe): Madrid-Valencia: 10 trenes diarios. 3 horas y 45 minutos: Sevilla-Valencia: 1 tren diario. 8 horas y 30 minutos.

Por avión (AENA): Madrid-Valencia: 25 vuelos regulares diarios. 55 minutos; Sevilla-Valencia: 6 vuelos regulares diarios. 1 hora y 10 minutos.

Está claro que las comunicaciones Sevilla-Valencia, además del doble de costosas en términos económicos, son mucho más escasas en número, calidad y comodidad que las que enlazan Madrid y la capital levantina. Además, para los atléticos los gastos y las incomodidades son prácticamente los mismos si la final se disputa en Valencia o en Sevilla.

En el plano de la seguridad, para las fuerzas del orden resulta mucho más factible controlar un gran desplazamiento de una sola de las aficiones que redoblar los esfuerzos en atender a las dos, no sólo en la ciudad donde se celebra la final, sino en aeropuertos, estaciones y carreteras.

Dicho lo anterior, lo más lógico sería sortear la sede entre el Estadio de La Cartuja y el Santiago Bernabéu. A quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga. Si nosotros somos los agraciados, miel sobre hojuelas; en caso contrario por el precio que un seguidor sevillista debiera satisfacer por estar en la final de Mestalla, podrían viajar dos, en la mitad de tiempo, si la final se disputara en Madrid.

Además… si estamos en la final del día 22, podemos permanecer en la Villa y Corte hasta la del día 26, celebrando nuestro “particular Pentecostés”.

    

Martes 26/01/10

La prensa que sufrimos (Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas)

 

 

De infame y de repugnante cabe calificar la desinformación que nos alumbra, bien es cierto que no exclusivamente en el mundo de la prensa deportiva, aunque a ella vaya a referirme.

 

En el ámbito nacional, los galácticos ultrasur, es decir, la práctica totalidad de la “opinión” que se produce en la capital, pretenden y, lo que es peor, probablemente consigan que el crack de nariz del malaguista Mtiliga a manos, mejor dicho, “a codo” del crack madridista Cristiano Ronaldo, sea despachada con la mínima sanción para el portugués. Y bien que se han fajado en el empeño, labor en la que no han estado solos, sino recibiendo también el baboso y vomitivo respaldo del resto de medios de información general que, incluso, han solicitado una sanción ejemplar para el árbitro por expulsar a la “estrella”. En definitiva, nada nuevo bajo el Sol.

 

Esta gente coloca cada vez más insuperable el listón de la desfachatez y valga como ejemplo la explicación dada en la Cadena Ser por el habitual comentarista y ex árbitro internacional, Pérez Sánchez, durante la retransmisión del enfrentamiento entre madrileños y malagueños a propósito de un gol anulado: “... si el defensa hubiera estado erguido no sería fuera de juego, pero al extender la mano el gol es legal... ”. El tío afina tanto que una mano más o menos adelantada es determinante para sentar cátedra y se queda tan pancho ¿Se imaginan el follón si, como, cada vez más, tanta gente exige, se imponen las nuevas tecnologías en el arbitraje?

 

Aquí, en la capital de Andalucía, las cosas no distan mucho de lo acontecido en el Foro y como muestra el esperpéntico comportamiento durante la rueda de prensa, tras el partido frente al Almería y en los instantes siguientes, de los que pretenden convertirse en “protagonistas”. Todo ello oído en Punto Radio Sevilla:

 

         - Chazarri, al entrenador sevillista cuando Jiménez le aclara que para el partido de vuelta de Copa del Rey ante el Deportivo no hará demasiados cambios porque la normativa le impide alinear a más de cuatro canteranos: “hombre, te lo digo porque como te quejas tanto... . Y continúa el personaje refiriéndose al técnico: “lo más penoso es la imagen que da, mis preguntas siempre son respetuosas pero está en juego su imagen y la del club, aunque no le demos mas vueltas: así seguirá”.

 

         - Ismael Medina: “A mí esto ya me aburre, claro que tiene bajas este Sevilla y si no se puede rotar pues a sonreír... a disfrutar con los triunfos y con las derrotas” (¿traición del subconsciente?) .../... “Chazarri va a seguir yendo a las ruedas de prensa y Jiménez tiene dos problemas: cabrearse y descabrearse”.

 

         - Víctor Fernández, invitado estelar, tremendamente frustrado cuando otra vez creía oler a sangre, incluso a cadaverina: “Yo voy a pedir una excedencia, esto me supera, estoy agotado… Lo que hay que hacer es no ir a las ruedas de prensa, aunque este equipo gane la Copa, la Champions y mil veces la Liga lo que está claro es que este entrenador no le aporta ningún plus… y ojo que esta gente puede hacer algo gordo” .../... “Con él es imposible, los psicólogos le han llevado artículos del mismo periodista hablando bien y mal de él, pues no le entra en la cabeza que no hay ninguna persecución” .../... “Donde él se siente bien es con la prensa nacional cuando le tratan a nivel pueblerino, cuando le dicen Manolito” .../... “Sí, de acuerdo, con Duscher y Romaric el Sevilla quedó tercero el pasado año pero no fue gracias a ellos, precisamente” .../... “Con Juande, nos criticaban porque lo elogiábamos, a éste por criticarlo y ojo que este modelo puede dar resultado” .../... “¿hay algún precedente de un club que decida que el entrenador no hable como ocurrió con el Sevilla?” .../... “Jiménez no es prepotente, es enfermizo... este tema está agotado, lo mejor es no hablar o no obsesionarse... yo no voy a permitir que le conteste siempre ofendido a un compañero”.

 

Está claro, ellos no ofenden. Imparcialidad y objetividad le llaman y le quieren seguir llamando...

 

    

Miércoles 23/12/09

Koné y Romaric, dos grandes noticias (por Francisco Romero)

 

Ha sido a la fuerza, por decisión de su seleccionador: cuando todo el planeta periodístico deportivo sevillano daba por hecho -así lo han publicado y así lo han afirmado- que Koné y Romaric acompañarían a Zokora y Kanouté en la Copa de África que se celebrará el próximo mes, finalmente el entrenador costamarfileño los ha dejado fuera de la convocatoria.

¿Buena o mala noticia? Hay gente que, desde un buenismo, entiendo que absurdo, la califica como mala por cuanto supone de frustración a los jugadores incluyendo la correspondiente merma psicológica o por el prestigio que el propio Sevilla pierde al "devaluarse" una importe parte de sus activos.

Yo lo tengo claro: el mes de enero es de vital importancia para el Sevilla y, mientras de más efectivos dispongamos, mejor que mejor. Amén de tres choques ligueros frente a otros grandes (Atlético, Barcelona y Valencia), hemos de disputar los octavos de final de la Copa de S.M. el Rey, nada más y nada menos que ante el F.C. Barcelona y, caso de superar a los catalanes, lo que sin duda -sí o sí- ocurrirá, llegarán los cuartos de final frente al vencedor de la eliminatoria entre el Valencia y el Deportivo de La Coruña.

Lástima que no ocurriera lo mismo con nuestro nuevo centrocampista y con el malí, que ayer volvió a triunfar en el Bernabéu, con la solidaridad de casi medio centenar de profesionales del balón, al recaudar más de 300.000 euros para "su" Ciudad de los Niños de Mabako.

Los profesionales se deben a sus clubes -queda claro en las fotos de su presentación- y no tengo la menor duda de que tanto Koné como Romaric competirán, ahuyentando depresiones y junto al resto de sus compañeros, al nivel que se les exigirá en la inminente cuesta de enero. Esa pretendida devaluación del activo están obligados a contrarrestarla con una inmediata revalorización que sólo se conseguirá cuando, ambos, ofrezcan el nivel que no hace tanto mostraron para acabar fichando por El Grande de Andalucía. Romaric está en esa progresión, pese a los detractores, por lo que, estoy seguro, será un jugador fundamental no sólo para ese temible e ilusionante enero, sino para el resto de la temporada; Koné, por su parte, ha de centrarse, confiar en sus posibilidades y aportar a granel lo que mostró con cuentagotas hasta el momento de su gravísima lesión.

Como sevillista, ¡qué dos grandes noticias!

    

Miércoles 16/12/09

Los irrefutables números ligueros de Jiménez (por Francisco Romero)

 

 

El pasado domingo en El Molinón el técnico, Manolo Jiménez, igualó en número de partidos ligueros dirigidos desde el banquillo -83- a su antecesor. Si brillante fueron los números de éste, qué decir de los cosechados por el de Arahal. Sobre los 249 puntos posibles, el equipo de Jiménez ha conseguido nueve más (156 por 147), o lo que es lo mismo el 62,65% de los puntos puestos en juego frente al 59,04% del manchego.

En la temporada su debut, el actual técnico sacó al equipo del ostracismo (a dos puntos del descenso) en el que lo dejó sumido Juande, tras su nauseabunda y deshonesta tocata y fuga en pos de la libra esterlina, y lo llevó a la quinta posición de la tabla igualado a puntos con el Atlético, cuarto, consiguiendo el 60,22% de los puntos en juego frente al 38,10% de su predecesor.

La siguiente campaña, la pasada, el Sevilla se elevó hasta los 70 puntos, clasificándose directamente para la Champions League al ocupar la tercera posición clasificatoria.

En la actual, tras catorce jornadas disputadas, el Sevilla suma 30 puntos, lo que supone el 71,43% de los puntos, sólo superado por el F.C. Barcelona y por el Real Madrid que -ambos- están batiendo todos los records históricos de la primera división española.

Números, sólo números, dirán algunos que, definitivamente, parecen haber perdido la chaveta. Números de grande, irrefutables, decimos otros a punto de perderla pero por otros motivos.

¿Qué queremos?

    

Jueves 10/12/09

La faca, otra vez en el fajín. Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas

 

Han bastado dos malos -pésimos, por inesperados- resultados ligueros, amén de “lo” de Bucarest, para que los currojiménez de turno vuelvan a presumir de faca, de navaja cachicuerna, de cachas brillantes, asomando por encima del fajín, dispuestos a acobardar a quien se tercie, comenzando por el otro Jiménez, Manolo, y desalentando, o al menos pretendiéndolo, a todos los que no comulguen con sus tesis.

Fases de decaimiento, de depresión, como las que ahora nos toca sufrir a consecuencia de los últimos resultados del equipo hemos tenido todos los años, lo único que ocurre es que los relucientes números finales de las temporadas han corrido un tupido velo sobre los desafortunados momentos puntuales. Sin ir más lejos, recordemos el mes de abril de la pasada temporada, tan sólo cuatro semanas antes de conseguir (y superar) el objetivo fijado: 0-1, derrota en casa frente al Getafe; 3-1, ídem en Mestalla; 4-0, lo mismo en el Camp Nou y 2-4, lo propio en casa frente al Madrid.

El reciente partido ante el Unirea, que muchos calificaban de intrascendental, ha servido para que un técnico rumano, Dan Petrescu, muestre al resto del planeta balompédico las carencias del rígido sistema empleado por el Sevilla FC: ese eterno e “irrenunciable” 4-4-2, al decir de tantos y tan granjeados entendedores de fútbol que pueblan las gradas de nuestro estadio y las redacciones de los medios informativos deportivos sevillanos ¿Qué queda de aquel partido? Tres balones a los palos, gol en propia meta y derrota. “Esto también es fútbol”, se afanaba, no sin razón, Petrescu.

El último entrenador en visitar Nervión, Mendilíbar, lo ha vuelto a dejar claro en la rueda de prensa post partido, al responder así -sin sonrojarse- a la pregunta de cómo se consigue aniquilar el juego del Sevilla FC: “renunciando a las bandas”.

Tras los empates ante el Málaga (diez claras ocasiones de gol al limbo) y frente el Valladolid (“sólo” seis oportunidades ante la meta rival), el innegociable sistema táctico de tanta figura mediática y de tanto urbanita comienza a mostrar sus lagunas: cuando el contrario acumula todo su potencial en el centro del campo, cuando el sistema empleado por nuestros rivales no difiere mucho de un 4-3-2-1, muy próximo a un 4-5-1, ocurre lo normal: atasco e inferioridad numérica manifiesta en la parcela ancha, extremos inutilizados por dos parejas de pétreos marcadores y delanteros como islotes a la espera de cazar alguna pelotita que le llueva del cielo.

Así se resumen no sólo los tres últimos partidos sino muchos otros de los que los nuestros cambiaron su rumbo gracias al acierto de enchufar algunas de las oportunidades que, aún en esas condiciones, nuestros profesionales son capaces de generar. Si no ocurre eso, si las ocasiones no acaban convirtiéndose en gol, los resultados negativos hacen su aparición.

Tome buena nota el técnico: no se deje llevar por los cánticos de sirena de los contestatarios de siempre; pueble, en determinados partidos, o en señalados momentos de algunos encuentros, el centro del campo, iguálelo en cantidad y, lo demás debe venir solo, supérelo en calidad.

Con el único afán de contribuir a superar el delicado momento de resultados, ésta es mi crítica al entrenador, todo lo contrario de los que, con la faca asomando por encima del fajín, amén de reiniciar el pim-pam-pum hacia él -¡ya tocaba!-, critican ahora el fichaje de Negredo por su “manifiesta incapacidad” y que resultan ser los mismos que hace tres semanas reprochaban, no el fichaje, sino la “cesión” del delantero madrileño que, irremediablemente, volvería el próximo verano al equipo de todos los gobiernos de todas las épocas.

Vosotros sois así y, particularmente, tú siempre tienes razón, nunca te equivocas porque no te avergüenzas de decir hoy “a” y mañana “b”. Los éxitos llegaron –y continúan alcanzándose- sin tu contribución, o mejor dicho, a pesar de ti. Si nuestros delanteros hubieran enchufado una, sólo una, de las ocasiones de que dispusieron en los tres últimos partidos, ¿de qué hablarías tú ahora, miarma?, ¿dónde tendrías clavada la faca?

    

Miércoles 25/11/09

La verdad del cuchillo de derbi. Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas

 

El encuentro entre el Sevilla F.C. y el Betis, del que el pasado 12 de octubre se han cumplido diez años, ha pasado irremisiblemente a la historia como el "derbi del cuchillo". Desmontar aquella falacia se antoja ya misión imposible pero no me resisto a contar públicamente lo que tantas veces he referido privadamente a amigos y conocidos; a continuación narro cómo viví aquellos acontecimientos en primera persona.

El partido se celebró el Día de la Hispanidad. En la víspera, el técnico Marcos Alonso dispuso en el Sánchez Pizjuán un entrenamiento a puerta cerrada al que asistí en mi calidad de responsable del Área Social. La sesión preparatoria discurrió en el medio campo de la portería de Gol Sur. En el área contraria -repleta de carrillos de mano, de rollos de cuerdas y de todo tipo de herramientas- una cuadrilla de trabajadores ampliaba la extensión y la altura de las redes protectoras que separaban –y continúan haciéndolo- las gradas de Gol Norte del terreno de juego.

El post partido es conocido por todos: 3-0 y baño absoluto a un rival que visitó el Sánchez Pizjuán de la mano de un entrenador (un tal Griguol) que se había permitido el lujo en las previas de calificar al club más grande del Sur de España de sparring del suyo.

Pero como siempre ocurre con esta gente cuando el resultado le es desfavorable -es decir, casi siempre- la noticia tenía que ser otra. Así, pudo leerse en el ABC: "el choque ha pasado a la historia como el 'derbi del cuchillo', ya  que alguien lanzó desde la grada un cuchillo contra el jugador del  Betis Benjamín Zarandona, que no alcanzó al pucelano"; o –Alejandro Delmás, dixit- en El Mundo: "Durante el derbi Sevilla-Betis, un espectador lanzó un cuchillo al terreno de juego que estuvo a punto de impactar en el bético Benjamín. El Sánchez Pizjuán, que tiene pendiente un partido de sanción por el botellazo que recibió un juez de línea en la primera jornada de Liga, sigue caracterizándose por ser uno de los campos de Primera en el que se registran más incidentes".

Los telediarios del mediodía siguiente aún permanecen en el recuerdo: con la única y lejana imagen de un Benjamín acercándose al banquillo y entregando "algo" a su entrenador, todos afirmaban sin ruborizarse que el futbolista vallisoletano había sido "agredido desde la grada con un cuchillo que –milagrosamente- no le impactó, aunque, eso sí, le pasó rozando". A ello había contribuido, sin duda, la basura, la mentira, la patraña y la inmundicia vertidas por un idolatrado donmanué -¡beatificación, ya decían t-o-d-o-s entonces- y por su secuaz consejero Oscar Arredondo, un fachoso y fanático personajillo a las órdenes del jefe y especialmente amigo de la calumnia.

Aquella misma tarde me dirigí al estadio. El Sevilla F.C. había dispuesto por primera vez en esa temporada una serie de cámaras fijas con el fin de prevenir incidentes en las gradas y en el propio terreno de juego. Lo primero que hicimos Monchi, entonces delegado del equipo, Luis Carrión, vicesecretario del Consejo de Administración, y yo mismo, fue visionar las imágenes grabadas por una cámara colocada en la grada alta de preferencia a la altura del área donde "se registró el incidente" (naturalmente todo entrecomillado, por lo que a continuación explicaré).

Después de lo leído y escuchado durante toda la jornada, los tres quedamos sorprendidos cuando contemplamos las nítidas imágenes que ofrecía el vídeo: tras una llegada sevillista sobre la portería rival, el balón llega mansamente a las manos del cancerbero Prats que se dispone a iniciar para su equipo la jugada de ataque; en ese momento, todavía dentro del área, Benjamín, con la cabeza agachada, inicia sus pasos hacia el centro del terreno de juego, momento en el que se aprecia como retrocede para tomar un objeto del suelo del que, inmediatamente, hará entrega en la banda a su entrenador (el del sparring). No se observa nada más, absolutamente nada más. Para decir toda la verdad, diré que, momentos antes, a unos veinte metros de donde se encontraba Benjamín, en el lado contrario del área, cae una bola de papel de aluminio, lo que –siendo bondadoso o imbécil, cualquiera sabe- pudo inducir a un lejanísimo Pérez Lasa -¡vaya por Dios!- a dar por cierta la zafia versión que montaron los dirigentes del club menor de la ciudad con su amo a la cabeza.

Las imágenes demostraban diáfana y nítidamente que no cayó un cuchillo, que no cayó absolutamente nada desde la grada; ningún objeto "le pasó rozando" –y él bien que lo sabe- a un "desdichado" Benjamín, al que sus mandamases obligaron, como a tantos otros tantas veces, a dramatizar un incidente que no fue tal.

Yo lo tengo claro porque lo he visto con mis propios ojos: el cuchillo -viejo y desgastado- no lo llevaba Benjamín en las medias como lerdamente algunos han sugerido; estaba allí desde la tarde anterior, olvidado o perdido en el césped por la cuadrilla de obreros que ampliaba la extensión y la altura de las redes protectoras que separan las gradas de Gol Norte del terreno de juego.

Mi opinión fue categórica y así se lo hice saber a mis acompañantes: debíamos realizar, urgentemente, varias copias del vídeo y enviarlas a los medios audiovisuales, de forma que en los telediarios de la noche se desmontara la bola de nieve que en esos momentos comenzaba a acrecentarse. A partir de entonces nadie podría decir que se arrojó un cuchillo desde la grada y mucho menos que "le pasó rozando al futbolista".

Sin embargo… mi gozo en un pozo. Luis Carrión nos anunció que prefería guardarse el vídeo para un posterior recurso al Comité de Apelación.

Exclusivamente la repugnante argucia ajena y la propia incompetencia hicieron posible tamaño desaguisado. Las consecuencias ya las conocemos y todos las padecimos: clausura de nuestro estadio y, lo que es peor, una sombría mancha en nuestro historial que, como ingenuo quijote, no cejaré en blanquear.

    

Martes 27/10/09

San Martín, dos semanas antes (II) (por Francisco Romero)

 

 

"A cada cerdo le llega su San Martín" es un refrán (Wikipedia) que alude a que cada cual recibirá en su momento la compensación por los actos cometidos. Si alguien ha actuado incorrectamente, tarde o temprano le llegará el momento de pagar su culpa.

 

San Martín es una festividad que se celebra el 11 de noviembre (dentro de dos semanas, pero el frío en Gran Bretaña -no digamos de Rusia- comienza a apretar) siendo una fecha muy señalada en muchos pueblos de la geografía española pues es cuando tiene lugar la matanza del cerdo. En algunos sitios de España (o del Reino Unido o de Rusia) se les ceba (o se les unta) unos meses antes de sacrificarlos (o de darle una patada en el trasero) el día de San Martín, con castañas o con bellotas (o con libras esterlinas o con rublos) para que su carne (cara) coja mejor sabor (color). También se utiliza este refrán para referirse al momento de la muerte (de la defenestración) que no puede evitarse. En España este refrán siempre ha tenido un tono despectivo (en Inglaterra y en la propia Rusia ni se sabe).

 

Así, el mejor entrenador del MEJOR SEVILLA DE LA HISTORIA cumplió hace justo un año su ciclo en el fútbol inglés alcanzando el "glorioso" honor de pasar a la historia como el peor entrenador de la historia del Tottenham tras Ossie Ardiles y haciendo el inicio de campaña más desastroso de la más que centenaria historia del club londinense; un año después, en idéntica fecha ha sido despedido por el CSKA moscovita, eso sí, podrido de dinero.

 

Ha transcurrido un nuevo año -y van dos- desde el 26 de octubre de 2007, otra vez el 26 de octubre, en el que escribí lo siguiente. Lástima que la traición no se produjera un par de jornadas antes:

 

"Hace dos meses, el pasado 23 de agosto, cuando escribí la primera entrega de esta miniserie que titulé "Así no, Juande", estaba convencido que habría que escribir más pronto que tarde, a modo de epílogo, las líneas que ahora me dispongo a rasguear.

 

Aquel día decía, escrito está, algunas cosas sobre el técnico manchego:

 

1º) Manifiesta públicamente que ha rechazado una oferta del Sevilla y que no se hablará más de su renovación hasta junio de 2008 porque ahora quiere centrarse únicamente en las competiciones oficiales. Sin embargo ha mantenido contactos con el Tottenham londinense, bien sea para la próxima temporada, bien –lo que es peor- para la inminente.

 

2º) Públicamente da el visto bueno al probable fichaje de Kone: "Me gusta mucho, con esa intención se  ficha... ". Así, contrariamente a lo que ha sido norma en el club de no anunciar los fichajes hasta que se han consumado, el entrenador da por prácticamente finiquitado el mismo, con las seguras repercusiones económicas que tal afirmación puede tener, pues refuerza la posición del PSV, club que tratará de conseguir lógica ventaja a las palabras del técnico sevillista.

 

3º) Dice comprender a Daniel Alves: "Cualquier persona que esté trabajando y cobra una cantidad y viene otra empresa y le dice que le paga seis veces más -y como profesional tiene la posibilidad de resolver su futuro- es lógico que quiera aceptar; cuanto antes se solucione mucho mejor". Por lo pronto, "si él quiere jugar, jugará, pero si no quiere no lo hará. Si psicológicamente no está preparado no podrá jugar". Es decir, Daniel Alves jugará si quiere jugar y si no, no pasa nada. Y se queda tan tranquilo. ¿Qué opinará Andreas Hinkel?. Y más teniendo en cuenta que al brasileño se le ha revisado su contrato año tras año. ¿Podemos admitir como normal que los compromisos adquiridos y firmados sean papel mojado? Todo ello supone una falta de autoridad y de respeto al resto de la plantilla inimaginable en Juande hace siete días.

 

          4º) Para colmo, se despacha a gusto con un futbolista, Chevantón, que el día anterior había cometido un grave acto de indisciplina: "si tengo que decirle la verdad lo hundiría. Le haría mucho daño. No lo voy a decir públicamente, si lo digo lo humillaría". Así, un acto de insubordinación, que debería haber sido castigado gravemente de puertas hacia dentro se responde con unas declaraciones explosivas que, otra vez, hacen daño, primero y económicamente al club que está buscándole una salida al charrúa.

 

¿Se imaginan ustedes el día que la pelotita no entre? Se hace necesario y urgente un cónclave del presidente con todos los profesionales del club en el que quede definitivamente claro cuáles son los objetivos marcados y cuál el camino trazado del que nadie ose apartarse.

 

Un mes después, el 28 de septiembre, se publicó la segunda entrega de esta miniserie "Así no, Juande (II)". Estaba claro que el de Pedro Muñoz continuaba tramando su traición. Escribí entonces:

 

El día en que José María del Nido apareció en la sala de prensa de la ciudad deportiva asegurando que Juande, después de sus flirteos con el Tottenham, iba a cumplir al menos el año de contrato firmado con el Sevilla, sentí un gran alivio. Ese día, el mejor entrenador de nuestra historia prometía centrarse únicamente en su trabajo en pos de la consecución de nuevos triunfos para la sociedad.

 

Un día después, tras la rueda de prensa del técnico en la que corroboraría su continuidad, supe, o mejor, presentí que me había equivocado. Ese Juande Ramos que todos conocíamos hasta entonces no parecía ya el mismo. Desgraciadamente no me equivoqué y aquella comparecencia pública ha sido "mejorada y ampliada" en sus posteriores apariciones ante los medios de comunicación.

 

Muchas han sido las actuaciones que no han satisfecho a los seguidores sevillistas: sus negociaciones en plena temporada con el club londinense al tiempo que niega al club que le paga la continuidad de las mismas; sus desafortunadas referencias a la afición -"a ver si sólo vamos a estar para coger la bandera cuando se gana algo", "los halagos me resbalan y las críticas también", "yo con esto (la crítica por las últimas alineaciones) me divierto mucho"-; sus públicas manifestaciones sobre la escasez de grandeza del club -"no somos el rey del mundo", "el 3-0 refleja fielmente las diferencias entre el Arsenal y el Sevilla", "al Sevilla le estábamos poniendo en un pedestal que no le correspondía"-... Todo ello supone un cúmulo de despropósitos en tan escaso espacio de tiempo de los que nunca esperábamos del gran técnico manchego.

 

... Si sigue divagando y distraído, buscando enemigos en rededor suyo, las metas que nos hemos fijado estarán cada vez más lejanas. De él y solamente de él depende, naturalmente con el necesario respaldo del consejo de administración y el reconocimiento de los aficionados. Mantenemos ese hilito de esperanza.

 

Aquel día, después de publicar esta segunda opinión, realicé una llamada telefónica. Responde mi interlocutor:

- Paco... buenos días.

- ¿Cuándo lo vas a echar?.

- No es el momento. Es un gran entrenador, está nervioso porque los resultados no le acompañan...

 

Hasta aquí el inicio de una conversación privada. Aquel día barrunté que el, sin duda, mejor entrenador de nuestra historia, nos traicionaría. No era difícil saberlo. Juande no era el mismo: las ruedas de prensa, sus hasta entonces inhabituales gracietas, las descalificaciones públicas de profesionales a sus órdenes, sus contradicciones constantes. No, no era el mismo. A los ojos de muchos había descarrilado. Las últimas alineaciones, las erráticos y erróneas sustituciones durante los partidos... Este no era el Juande que habíamos conocido.

 

Se ha perdido un mes, si no dos, y mañana tomará la batuta un técnico con una ilusión y un sevillismo a prueba de bombas. Se va, por dinero, el mejor entrenador que hemos conocido. Lo mismo pensábamos cuando se despidió Caparrós. Dos técnicos a los que se les ha encasquetado el birrete de únicos artífices del éxito del Sevilla, minusvalorando el equipo puesto a sus órdenes ¿Por qué Manolo Jiménez no puede convertirse en el mejor entrenador de nuestra historia? Tendrá a su disposición una de las mejores plantillas del fútbol mundial, pero tendrá también ojo avizor a una afición extremadamente exigente con los nuestros y muy blandita con los foráneos. Somos así.

 

Una vez más, el escudo y nuestra bandera son lo único importante. ¡Viva el Sevilla!"

 

    

Miércoles 21/10/09

Foro Sevillista en ABC (por Francisco Romero)

La asociación Foro Sevillista, nacida tras los tristes momentos vividos por el sevillismo en agosto de 1995, se caracterizó -y continúa haciéndolo ahora desde esta agrupación- por llamar "al pan, pan y al vino, vino". Sus opiniones y denuncias no sólo se hicieron llegar directamente a las personas o instituciones relacionadas con el acontecimiento en cuestión, sino que trascendieron a la opinión pública. La prensa nacional, y especialmente la sevillana, se hizo eco del sentir de este grupo de sevillistas que enarbolaron el movimiento de lucha por la independencia del Sevilla F.C.

El diario ABC, el gran periódico de Andalucía, nos prestó toda su atención. En su hemeroteca, negro sobre blanco, se refleja fielmente el día a día de aquellos tiempos enormemente difíciles hoy, felizmente, lejanos y superados.

Clic en la fecha para descargar la página correspondiente del diario ABC

 

1995/11/07/085

1995/11/16/083

1995/12/19/075

1996/01/12/074

1996/01/28/093

1996/01/30/069

1996/02/09/074

1996/02/12/065

1996/02/13/089

1996/02/14/083

1996/02/18/099

1996/02/21/076

1996/02/23/081

1996/05/01/072

1996/05/24/083

1996/05/28/075

1996/06/10/075

1996/06/12/105

1996/09/21/078

1996/10/15/076

1996/12/04/081

1996/12/13/081

1996/12/19/110

1996/12/27/075

1996/12/28/073

1996/12/30/070

1997/01/12/081

1997/01/14/073

1997/01/30/073

1997/02/27/060

1997/03/04/081

1997/03/05/078

1997/03/19/083

1997/04/06/070

1997/04/11/079

1997/04/24/085

1997/04/25/082

1997/04/26/077

1997/05/01/082

1997/07/18/075

1997/09/07/098

1997/11/23/087

1997/11/25/083

1997/12/03/090

1997/12/11/086

1997/12/12/087

1997/12/13/083

1998/02/18/075

1998/04/06/070

1998/05/05/091

1998/05/06/087

1998/05/14/091

1998/05/18/016

1998/05/19/090

1998/05/25/068

1998/06/17/091

1998/06/20/102

1998/06/27/084

1998/06/28/105

1998/07/08/081

1998/07/10/077

1998/09/12/071

1999/01/06/073

1999/01/28/079

1999/02/18/079

1999/03/05/085

1999/03/10/087

1999/03/23/081

1999/05/24/079

1999/06/03/089

1999/06/28/088

1999/06/28/081

1999/07/10/073

1999/09/09/086

1999/09/14/085

1999/10/06/102

1999/11/07/117

2000/01/15/01c

2000/01/15/101

2000/01/15/105

2000/01/22/110

2000/02/05/107

2000/04/08/117

2000/05/16/107

2000/05/26/123

2004/10/15/034

2006/06/28/011

    

Domingo 04/10/09

La caterva que no cesa (por Francisco Romero)

Que alguien me lo explique. El diario sensacionalista en la red muchodeporte.com, en las previas del partido de hoy, publica una “información” virada a opinión que, desde el comienzo, se adivina como una pura entelequia y una desatinada mentira.

 Así comienza el articulito: “Del ¡Jiménez vete ya! al… Cómo cambian las cosas desde de la última visita merengue”. Y así continúa: “El arahalense ha captado el mensaje y ahí están los resultados”.

Con tintes melodramáticos, el perverso e inicuo juntaletras José Antonio Jiménez, que se las está tragando cual comesables del circo Price, nos anuncia el glorioso advenimiento de un Manolo Jiménez convertido en técnico de los buenos gracias a él y a los cepedas, aguilares, hauries y demás caterva que han pretendido –y continuarán haciéndolo, no les quepa duda- desestabilizar las estructuras del club comenzando por el cimiento que ellos -inconscientes- han considerado más endeble.

Menos mal (con ironía y mucha sorna, que capaces son de creérselo) que no han dado su brazo a torcer y Jiménez ha terminado por echarles cuenta… aunque he recapacitado y, egoístamente, pensando en mí y en el Sevilla, propondré al club mi fichaje como entrenador. Saldré, seguro, más baratito que el de Arahal. Me bastará leer a esta chusma los domingos por la mañana para tomar nota de sus fundamentadas tácticas y acertar con las alineaciones, sí o sí. No perderemos un partido o, mejor dicho, si eso ocurre, lo perderemos todos... pero al menos habremos conseguido la paz, ¿o no? Gentuza…

    

Jueves 10/09/09

Fútbol, banderas y politiqueo (II) (por Francisco Romero)

Curiosidades del destino. Hoy hace justo un año escribía:

"Otra vez la misma historia, la polémica de los últimos septiembres que en el Sevilla han sido: El club nervionense ha adquirido en los últimos años un prodigioso caché en toda España con el asunto de la banderita rojigualda. Desde la mítica final de Eindhoven hasta la última de Mónaco los aficionados al fútbol de este país se han visto representados en Europa por un equipo, el Sevilla F.C., que se ha vanagloriado de su condición de español, haciendo pública ostentación de ello. El Sevilla presume de su españolidad y, con él, millones de ciudadanos se han sentido sevillistas en estas ocasiones puntuales, lo que ha servido para que muchos de ellos permanezcan fieles de por vida a los colores sevillistas".

La "culpa", sin duda, la sigue teniendo este año también el Departamento de Marketing del club. La campaña de fidelización "Juega con nosotros, somos de todos", otro exitazo estival, ha supuesto la actualización de unas ya lejanas palabras del presidente: “sevillistas en Sevilla, sevillanos en Andalucía, andaluces en España y españoles en Europa”. Mientras una serie de clubes continúan copiándonos (Real Madrid, Atlético, Málaga...), algunos seguidores radicales sevillistas, concretamente nueve, han continuado con su campaña del anterior verano.

El noventa y nueve por ciento de los accionistas sevillistas, consultados en Junta General, han apostado por continuar mostrando nuestro sentimiento español en Europa. No se producen disensiones cuando presumimos de andalucismo en el resto del Estado.

Continúan valiendo, un año después, todas las opiniones, todas las críticas, todos los halagos, pero sin pretender en ninguno de los casos hablar en nombre de un sevillismo plural, numeroso y múltiple.

Quienes anteponen sus sentimientos políticos a los deportivos están en su derecho. Ahí están los parlamentos, los partidos políticos y los sindicatos para que dejen a los sevillistas con su Sevilla en paz.

Post.- Hoy, en Sevilla Fútbol Club Radio, la respuesta del presidente sevillista no se ha hecho esperar. Pincha aquí para conocerla.

    

Lunes 31/08/09

¿Huele a carroña? Vuelven los buitres (por Francisco Romero)

 

Les ha parecido olfatear cierto olor a cadaverina. Igual les pasaba el año pasado a estas alturas y el anterior y después y en fechas posteriores. Cada vez que el Sevilla no obtiene un buen resultado, y aún obteniéndolo, la pandilla de los mequetrefes envidiosos de caras arañadas y la de los resentidos e ignotos reporteros sevillistas despreciados por “el club de sus amores” en las recientes celebraciones de títulos, éxitos y efemérides centenarias, sacan a paseo, entre espasmos, su bilis mal digerida contra el club que los atormenta y contra el club que los ignora, respectivamente.

El lamentable partido realizado ayer por el Sevilla en Mestalla -lo cortés no quita lo valiente- ha vuelto a servir de acicate a esta patulea para intentar demoler el proyecto sevillista fielmente consolidado en el último lustro. Aprovechan cualquier circunstancia para, desde una crítica feroz e inhumana, desgastar los cimientos de un rascacielos que amenaza con continuar creciendo asolando las “casitas bajas” do mora esta manada.

Jiménez no es el objetivo, es el medio que esta horda justifica para abordar el fin propuesto.

Koné ha estado hoy en rueda de prensa. Oigan su intervención en un rudimentario castellano, las preguntas de los buitres y saquen sus conclusiones. Estos han sido los titulares que nuestros lumbreras han extraído de la misma:

-      - Muchodeporte: “Koné dice que en Valencia se usó el sistema del entrenador”.

-      - El Desmarque: “Koné: El entrenador nos dijo que todos atrás cuando el Valencia tuviera el balón”.

-      - Diario de Sevilla: “Koné: Jiménez nos dijo que cuando el Valencia tuviera el balón nos echáramos atrás”.

-      - As: “Koné: perdimos el partido porque no atacamos y el Valencia fue muy agresivo”.

Está claro que el Sevilla no juega con brillantez al fútbol y todavía más claro que el partido de ayer resultó una pesadilla y un insulto al fútbol desde el inicio hasta el final. Nada ni nadie funcionó, si acaso Palop que, en una decisiva intervención, aplazó la agonía y un denostado Konko que realizó su mejor partido cuando todos sus compañeros hicieron el peor.

Y naturalmente que Jiménez es el máximo responsable de todo lo que ocurre: de la vil imagen de ayer; de la invalidez atacante de un equipo que puso en liza a sus mejores hombres; de la total deserción de carácter del grupo; de la incapacidad de encontrar un líder natural, un capitán que, en momentos determinados, dé el toque de atención oportuno al compañero desganado, desquiciado o perdido, al contrario que, crecido, se pone gallito y al juez de la contienda cuando no reparte justicia con la equidad necesaria. Igualmente, también y pese a quien pese, es el máximo responsable del tercer puesto liguero en la pasada temporada y en la anterior, el único entrenador de nuestro club -¡lo que son las cosas!- que ha acaparado en la Liga de Tres Puntos más del sesenta por ciento de los puntos puestos en juego (60,87%), seguido del “mejor entrenador del mejor Sevilla de la historia”, Juande Ramos, con el 59,04%.

Pero también hay otros responsables para lo bueno y para lo malo: todos y cada uno de los componentes de una plantilla de lujo –la tercera de España- de la que no sale –ni salió el año pasado, a pesar del éxito- un solo gesto de rabia, de orgullo, de pundonor en determinados y puntuales momentos de un partido como el de ayer, por ejemplo. Negredo pudo ser objeto de penalti pero sólo él hizo las oportunas observaciones al colegiado. Zokora y Navas recibieron entradas que transgredían claramente el Reglamento, pero ninguno tuvo las agallas suficientes para plantar cara suficiente. Sólo Negredo, un debutante, exigió a grito pelado más igualdad en el trato. Vuelve a notarse un año más la ausencia de líderes (Javi Navarro, Martí... ), de gente que, en momentos determinados, den el toque de atención oportuno al compañero desganado, desquiciado o perdido, al contrario que, crecido, se pone gallito y al juez de la contienda que no reparte justicia con la equidad necesaria.

Ese carácter, ese orgullo, ese sentimiento sevillista que, curiosamente, atesora quien los manda, es el que mucha gente echa en falta en sus pupilos.

Bienvenida, por necesaria, la crítica constructiva, la que ayude a corregir errores, a mejorar día a día, partido a partido.

Parece que estamos ante otra temporada para empezar a olvidar justo en el principio. Otra temporada para quedar terceros y mejorar anteriores actuaciones en la máxima competición europea y en la Copa ¿Vamos a dejar que se salgan con la suya? A mi, esta morralla me tendrá enfrente.

    

Miércoles 19/08/09

Estío y hastío. Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas

 

 

¿Información-opinión, objetividad-tendenciosidad, imparcialidad-arbitrariedad, ecuanimidad-obcecación, honradez-indignidad, veracidad-tergiversación, integridad-perversidad? El eterno debate reaparece este largo verano y se hace más presente e irritante que nunca.

 

Para muestra, tres botones que podrían ser trescientos:

 

Domingo, 16 de agosto. Antena 3 “informa” a sus televidentes de la final del Carranza disputada la noche anterior: “Continúan las pachangas… un grande [el trofeo] venido a menos en el que no ha participado ninguno de los primeros de nuestro fútbol… el trofeo, un juguete para unas vitrinas en la que siempre queda bien… Del Nido lo celebra como si fuera la Champions…”. Y todo ello después de haber informado con todo lujo de detalles del “partido de siglo” (nada de pachanga) disputado por el equipo de todos los gobiernos de todos las épocas en San Sebastián, conmemorativo del centenario de la Real Sociedad.

 

Lunes, 17 de agosto. Titular de la contraportada del cuadernillo de Deportes de ABC: “Sin Jiménez se juega mejor”. El jefe de deportes del regenerado diario sevillano, después de poner en duda la profesionalidad de Kanouté, se entretiene en afirmar: “Curiosamente, los segundos 45 minutos contra los valencianistas y el partido completo contra la gente de Lotina se jugaron sin Manolo Jiménez, expulsado el primer día. ¿Efecto óptico o el equipo juega mejor sin él en la banda?”.

 

Lunes, 17 de agosto. Cope Sevilla: “Koné no es delantero centro. Lautaro Acosta no tiene sitio en el Sevilla… habría que cederlo… es un jugador que corre mucho, que lucha mucho pero que al final es otra cabra loca”.

 

Lo de la cadena televisiva, hasta cierto punto, tiene una explicación: bastantes quebraderos de cabeza les ha dado a sus dirigentes el Sevilla y el sevillismo desde que, con Antonio Asensio a la cabeza, pretendieron asaltar a las bravas al Grande de Andalucía hasta que, con José Manuel Lara a los mandos, han vuelto a morder el polvo, derrota tras derrota, en los tribunales de justicia por aquello de sus constantes incumplimientos en materia de contratos televisivos.

 

Lo de los medios sevillanos sólo puede entenderse desde la indignidad, la inmoralidad, el resentimiento y la inquina de sus ignotos protagonistas, grises reporteros sevillistas ignorados por “el club de sus amores” en las recientes celebraciones de títulos, éxitos y efemérides centenarias.

 

¿Se puede ser más miserable, se puede ser más ruin?

 

Ladran, luego cabalgamos…

 

    

Miércoles 12/08/09

¿Caminamos hacia la autodestrucción?. Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas

 

 

No por esperado resulta más incomprensible: otra vez el debate del entrenador.

 

La temporada pasada culminó, como no podía ser de otra manera, con la decisión empresarial más adecuada del Consejo de Administración del Sevilla F.C. SAD. La continuidad de Jiménez al mando de la primera plantilla no resultó una elogiable decisión del órgano rector del club sino la natural aprobación de una medida que se ganó el técnico tras dos temporadas ligueras de números espectaculares. Manolo Jiménez no fue renovado, se renovó él solito.

 

En la competición liguera de los 69 partidos que el de Arahal ha dirigido desde el banquillo (31 en la temporada de su debut y 38 en la última) el Sevilla ocupa la tercera posición del campeonato, detrás de los dos trasatlánticos del fútbol mundial y, por ende, del español. Los tozudos números se encaprichan en proclamar que estamos ante el entrenador de la historia centenaria del club que, con mayor perseverancia, asiduidad y contumacia, nos ha elevado obstinada y regularmente a las posiciones insignes de la clasificación.

 

Manolo Jiménez -¡lo que son las cosas!- es el único entrenador de nuestro club que ha acaparado en la Liga de Tres Puntos más del sesenta por ciento de los puntos puestos en juego (60,87%), seguido del “mejor entrenador del mejor Sevilla de la historia”, Juande Ramos, con el 59,04%, que tampoco es moco de pavo.

 

Estos son los irrefutables números que adornan la trayectoria en el banquillo de nuestro actual técnico. Sin embargo, demasiada gente centra su “ira” en su irremediable marcha como remedio de todos los “males” que asolan al club. He querido entrecomillar dos palabras cuyo significado no alcanzo a entender en el actual Sevilla ¿Se puede tener sentimiento de ira contra algún estamento de este Sevilla del verano de 2009? ¿Son fácilmente identificables todos esos males que “arruinan” al club?

 

La Ley de Memoria Histórica debiera tener un capítulo dedicado a las vivencias sevillistas a lo largo de sus casi 104 años de historia o, más fácil aún, de los últimos 14: descensos, descapitalizaciones, deudas, desfalcos, desdoro, deshonor, mediocridad… Está bien y es necesario que tras la gloria de los títulos nos hagamos ambiciosas preguntas y encontremos válidas, legítimas y autorizadas respuestas: ¿qué Sevilla pretendemos, qué club somos capaces de forjar?, pero sin olvidar otros interrogantes con contestaciones más fáciles y, por desgracia, amargamente conocidas: ¿quiénes somos, qué hemos hecho, de dónde venimos?

 

Está claro que en el plano deportivo-preciosista el Sevilla no ha encontrado la claridad de ideas de hace dos temporadas, tampoco están sobre el césped los mismos protagonistas. Encontrar sustitutos a profesionales como los que, irremediablemente, han abandonado nuestro club no es tarea fácil y en eso debe poner todo su tino la dirección deportiva.

 

Si el problema fuera Jiménez, la solución parece meridianamente clara y, así, todos contentos: fichemos al mejor entrenador del mundo; cueste lo que cueste será la opción más barata y sinónimo de triunfos. La solución, insisto, no parece viable. Si así fuera -siempre pongo el mismo ejemplo- el Barcelona del triplete tendría entrenador para seis lustros, sin embargo el fútbol no es una ciencia exacta y los ciclos, por suerte y por desgracia, se cumplen para dar comienzo a un nuevo periodo.

 

La borrachera de triunfos puede conducirnos a la autodestrucción. Llegarán tiempos nefastos, de vacas flacas, comparados con los actuales y “allí será el llanto y el rechinar de dientes”. No nos adelantemos. Mientras tanto, ¿tenemos, o no, derecho a disfrutar del Sevilla actual? Centrémonos en lo que por fortuna tenemos: una apasionante temporada siendo –otra vez- grande entre los grandes, cabeza de grupo en la Liga de Campeones incluida. Otra cosa sería dar muestras inequívocas de una definitiva pérdida de rumbo.

 

    

Viernes 24/07/09

Giralda TV. Ciento cincuenta millones para fustigarnos. Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas

 

Como si no tuviéramos bastante con "la nuestra" -la cadena pública andaluza que comienza y remata sus informativos de deportes con "su" Madrid y "su" Barça y que, en el mejor de los casos, cuando no lo agravia, ignora al Grande de Andalucía- acabamos de conocer lo que se cuece en derredor de la alegal televisión municipal, Giralda Digital TV, que, desertando de su apellido, continúa emitiendo en pruebas por el sistema analógico:

El consejo de administración de la televisión municipal ha aprobado un presupuesto para el presente ejercicio de 886.000 euros, de los que 199.000 se destinarán al pago de su plantilla, toda ella compuesta por personal directivo: un gerente, un director general, un subdirector y tres coordinadores. Medio kilo mensual por barba ¿Le ponen cara a alguno de ellos?

El presupuesto no prevé la aportación económica que tendrán que realizar los sevillanos, ya que en el capítulo de ingresos calcula las ventas de publicidad en 598.000 euros a los que habría que sumar otros 300.000 en concepto de ventas por producción ¿Cómo explicar esta partida si, como también se ha anunciado, la emisora no tendrá producción propia?

Eso sí, el consejo de administración ha aprobado un código deontológico que los trabajadores deberán cumplir escrupulosamente. Entre las normas, se les prohibe recibir regalos en metálico o en especie o aceptar viajes pagados por parte de partidos políticos, empresas o particulares si ello puede "comprometer real o aparentemente su independencia y honestidad profesional" ¿Independencia, honestidad? No concibo a alguien con la garganta al descubierto.

La televisión digital analógica municipal ha supuesto hasta el momento, en plena crisis, un gasto de 192.000 euros al erario y esto es sólo el comienzo ¿Cabe alguna duda de que entre todos, sevillistas y los que no lo son, sufragaremos este dispendio propagandístico que servirá, además, para seguir sufriendo en nuestras carnes la afrenta y el agravio de algunos de los tertulianos de los lunes?

Sólo les falta presumir y sacar pecho. Su eslogan no debería desviarse mucho de éstos: "Giralda Digital TV, tu televisión analógica", "sevillista tú tributa, que nosotros vilipendiamos".

    

Martes 14/07/09

Popurrí (por Francisco Romero)

 

La época estival nos deja sin apenas noticias y este año no digamos... Por ello el mantenimiento de un sitio web como éste se antoja complicado en estos tiempos de playas y vacaciones para muchos y de últimos coletazos de labor para otros tantos.

 

Sin embargo, algunos asuntos aparecidos en los últimos días merecen ser comentados:

 

1º) El calendario liguero que se sorteó el pasado viernes: comenzamos en Mestalla, dos semanas después de habernos enfrentados en las semifinales del Carranza. Sin duda un serio rival para un inicio de temporada apasionante e ilusionante. Sin duda, a destacar el penúltimo partido liguero que se disputará en el Sánchez Pizjuán frente al F.C. Barcelona ¿Qué nos estaremos jugando por aquellos lejanos tiempos?

 

2º) El culebrón Luis Fabiano, que amenaza con convertirse en "boa" de verano: tras los datos e intríngulis diversos que han trascendido sobre los deseos del jugador de marcharse al Milán y del grupo RIO que, al parecer, posee el 65 por ciento de sus derechos de traspaso, la decisión se antoja difícil. Si, como apuntan la totalidad de los medios, el Sevilla está obligado a vender si recibe una oferta superior a once millones de euros, parece que la suerte está echada, sin embargo me niego a creer que los rectores sevillistas hayan claudicado firmando un contrato así. Si no, ¿para qué sirve esa cláusula federativa superior a treinta millones de euros? A la vista del precio de los posibles recambios, se me antoja que Luis Fabiano -no valen presiones ni rabietas- debe seguir de blanco la próxima temporada. Dani Alves ya sabe de que hablo...

 

3º) La salida de Maresca: fundamental el traspaso del italiano, un jugador que, en demasiadas ocasiones, ha perdido por la boca lo mucho que ha ganado con los pies. Tras dos temporadas en blanco, especialmente la última, se marcha lanzando darditos al entrenador que pretendió recuperarlo para una causa ya perdida mucho antes ¿Por qué se le renovó? Se le ha marchado una oportunidad de oro para decir adiós como el caballero que durante mucho tiempo fue. Naturalmente que el técnico contaría con él si no encontraba destino, pero ¿contaba el transalpino con el Sevilla?

 

4º) El "avioncito": las playas andaluzas de la vertiente atlántica han visto de nuevo el vuelo del "avioncito". "¿Nos ves? Seguimos aquí arriba" ha sido el lema elegido este año para la campaña de fidelización sevillista. Algo que no ha dejado indiferente a casi nadie.

 

5º) El adiós de Mosquera: lo dejo para el final. Me niego a pensar que haya sido lo mejor. La presión de determinados periodistas no puede -no debe- ser suficiente para torcerle el brazo al club. Un profesional como la copa de un pino se marcha atosigado, hastiado, del linchamiento público a que ha sido sometido por cuatro impresentables que, riendo como las hienas, han conseguido su propósito. Frotándose las manos, ahora buscan una nueva víctima ¿a quién le tocará? Por cierto: 4.250.000 euros a las arcas sevillistas cuando algunos no se creían hace un mes que el Sevilla había rechazado una oferta inferior en casi otro millón de euros; "yo lo mando con un lacito" decían los enterados de turno... menos mal que no dirigen nuestro club.

 

Y 6º) La bajeza de Antena 3: Manu Sánchez, el intrépido reportero de la televisión "independiente" se despachó ayer con un infame comentario... "Otra vez Jesús Navas abandona la concentración... ". En un desafortunado reportaje, pasadas las tres y media de la tarde, cuando Navas había vuelto ya a Costa Ballena tras un periodo de hipotensión que le hizo viajar a Sevilla, el personajete de los deportes dejo entrever con toda la mala leche del mundo que el palaciego había abandonado el stage por los mismos problemas que le han afectado en los últimos años. Todo ello mientras "Cristiano Ronaldo se ha levantado esta mañana y ha realizado unos ejercicios físicos antes de desayunar" ¡Qué podemos esperar de esta gentuza! Las derrotas del equipo de todos los gobiernos de todas las épocas no dejarán de ser una enorme satisfacción este año...

 

    

Jueves 11/06/09

Se nos ha ido la mano. Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas

 

Oído en una tertulia radiofónica:

 

- “Tras el descenso he pasado la semana en el peor sitio posible; después del partido me fui a Málaga a trabajar y vaya semanita que me han dado mis amigos, mis compañeros y hasta los desconocidos cuando identificaban mi gorra y eso que no he tenido h... de ponerme la camiseta”.

 

- “¿Y pa qué te vas tú a Málaga, miarma?, quédate aquí que no nos echan ni jodía cuenta... vamos, la misma que le echan los madridistas a los de Vallecas.

 

Situaciones como la descrita rememoran discursos como el pronunciado por José María del Nido en Madeira; proclamas que no quedaron para la literatura, sino que han acabado convirtiéndose, según el cristal con que se miren, en una terrible/adorable realidad: “Nosotros a lo nuestro, el Sevilla FC volverá a ser grande solamente mirando hacia horizontes lejanos y huyendo de provincianismos absurdos que no llevan a nada. El Sevilla pondrá su meta únicamente en crecer, mirando a Europa”.

 

Tras un lustro de crecimiento sostenido se nos aseguró que “lo mejor sigue estando por llegar... ”; sin embargo, visto lo visto, parece que se nos ha ido la mano. O paramos un poco esto o corremos el riesgo de perder para los restos a este personaje al que nos hemos acostumbrado y al que todavía algunos, alejados del discurso de Del Nido, necesitamos casi como el aire que respiramos.

 

¿Podemos y debemos olvidar sus andanzas y bufonadas? De ninguna de las maneras. Más abajo, en anexo adjunto (*), una interminable lista de agravios retrata al individuo que se permitió, entre otras muchas afrentas, ultrajar al Presidente de la Junta de Andalucía mientras, los que ahora se manifiestan, los “antiloperistas de toda la vida”, incluido algún antecesor en el cargo, silbaban y miraban hacia otro lado y que ahora –altura de miras, le llaman- sigue soñando todavía que “Oliveira marcaba el gol salvador”. Los mismos que ponen en boca de S.M. El Rey su venturoso sosiego porque su madre no haya visto el último batacazo, como si no hubiera tenido ocasión de sufrirlo nunca.

 

Un sujeto aclamado hasta ayer -quizá hasta mañana- por su abnegada cohorte periodística a la que recibía en el Teatro de “Jabugo Center” o en la piscina de su azotea para que proclamaran a los cuatro vientos como de buena persona y de gran gestor era donmanué, ese prócer que convirtió sí o sí –perdón, va a ser que no- en legatarios de sus acciones a todas sus criaturitas, esos que exigían una inaplazable beatificación.

 

Un jerarca que, en el acto de inauguración de su semiestadio y sus parcoviz, no dudó en que le acompañaran el Cardenal de Sevilla y una amplia representación de políticos que le reían las ocurrencias como si uno de los hermanos Tonetti se tratara y que ahora ocuparán la primera fila de la manifestación “contra ese comediante sin escrúpulos que les secuestró en 1992 el sentimiento” en beneficio de Bsport o del Jeque ¡Lo que hay que oír!

 

Cuando advertí hace tres lustros, insistentemente, que sus criaturitas acabarían corriéndolo a gorrazos, la respuesta siempre fue la misma: ¡qué más quisierais vosotros que tener un lopera! Entonces me enojaba, pero la verdad es que tenían razón: no podemos pasar sin él, aunque la realidad es que… se nos ha ido la mano.

 

 

(*) ANEXO

 

Se habrán olvidado muchos, pero para muestra unos cuantos botones de sus agravios ¡No olvidamos!, ¡no podemos olvidar!:

 

- Cuando intervinieron en la portada de la Feria dedicada al Grande de Andalucía con motivo de su Centenario.

 

- Cuando consejeros y aficionados “de prestigio” se pasearon por Madrid con la camiseta de “lo ciento”.

 

- Cuando anunció a bombo y platillo que Juande era bético.

 

- Cuando, como una vulgar verdulera, anunció las supuestas andanzas rocieras de Rafael Carrión.

 

- Cuando proclamó que el padre de Carrión estafaba a sus pobres criaturitas vendiéndoles a plazos (él, precisamente él).

 

- Cuando se negó a que el presidente del Sevilla, José María del Nido, fuera al palco de La Palmera.

 

- Cuando incumplió, una vez más, su palabra y no consintió la venta de entradas para un derbi en Heliópolis, tras el compromiso alcanzado en la primera vuelta”.

 

- Cuando denunció al Sevilla por el famoso cuchillo de Benjamín que se inventaron.

 

- Cuando rechazó la invitación que le hizo el Sevilla FC con motivo de su Centenario.

 

- Cuando anunció por megafonía del semiestadio que Del Nido se había querido mofar del Centenario del Betis”.

 

- Cuando Blas Ballesteros llamó en un acto público «La Ramona» al Sánchez-Pizjuán y el Consejo bético le expresó su solidaridad y apoyo.

 

- Cuando colocaron al presidente del Sevilla en una esquina del palco de honor.

 

- Cuando permitieron la entrada al estadio a los seguidores sevillistas en el minuto 35 de partido.

 

- Cuando una parte importante de la grada heliopolitana lanzó gritos xenófobos y racistas contra los jugadores de color del Sevilla F.C.

 

- Cuando al finalizar un derbi en el semiestadio, el sobrinísimo de donmanué le dio un empujón a Del Nido escaleras abajo que le respondió: “eres más maricón que tu tío”.

 

- Cuando el Betis comunica en su página web que su consejo de administración ha acordado no permitir nunca más el acceso al palco de honor de su estadio al presidente y vicepresidente del Sevilla F.C., “en prevención que su presencia con la habitual actitud provocadora pueda originar cualquier tipo de incidentes, altercados o violencia de consecuencias imprevisibles”.

 

- Cuando los jugadores del Sevilla no pudieron acceder al vestuario de Heliópolis ante la imposibilidad de respirar por la presencia en el ambiente de algún producto tóxico.

 

- Cuando un busto con la imagen de donmanué fue colocado en el palco.

 

- Cuando no se permitió el acceso a los trescientos seguidores del Sevilla F.C. que habían pagado su entrada y cuando negaron la acreditación a Sevilla Fútbol Club Radio.

 

- Cuando alcanzaron con un objeto a Daniel Alves y a Juande con una botella, mientras se oían gritos: “¡Juande, muérete!” o palabras “alentadoras” de su entrenador: “se ha recuperado muy pronto”.

 

- Cuando el propio Luis Fernández en la continuación del partido en Getafe se dirigió el banquillo sevillista: “¡cuidado que vas a recibir otra botella!”.

 

- Cuando, en el mismo estadio, desde el banquillo verdiblanco se escucharon insultos claramente racistas y xenófobos hacia Daniel Alves: “¡mono, calla! ¡eh, mono!”.

 

- Cuando, en el mismo lugar, Luis Fernández lanzó un caramelo chupa-chups al Director General del Sevilla Fútbol Club.

 

- Cuando Pepe León anunció que: “algún día se sabrá a quien iba dirigida la botella”.

 

- Cuando donmanué obligó a Oliveira tras el partido del Centenario Sevilla-Brasil a manifestar: “Pablo Alfaro y Aitor Ocio han ido a lesionarme”.

 

- Cuando insinuaron, tras conocerse la venta de productos caducados en el estadio de La Palmera, que la culpa era del Sevilla, por un chivatazo de un policía local.

 

- “El Alcalde sevillista nos quitaba los tranvías para que no viéramos al Betis”.

 

- Sobre las primas al Lérida (pitisú): “Nosotros antes éramos los pobrecitos y ellos nos intentaron pisotear”.

 

- “Los futbolistas del Sevilla son unos payasos que vienen disfrazados a la feria”.

 

- “El Sevilla compra en la tienda de veinte duros y nosotros en El Corte Inglés”.

 

- “Nosotros vamos a hoteles de cinco estrellas, el Sevilla a la pensión Saluita”.

 

- “Haremos una serie de televisión basada en una familia bética que batirá todas los records de audiencias”.

 

- “Seremos el primer club de Andalucía con televisión propia”.

 

- “Haremos una residencia para que nuestros viejecitos que ya no lo quieran sus familias tengan donde vivir”.

 

- “Construiremos una guardería para dejar a los niños mientras los padres van al fútbol”.

 

- “Inauguraremos un restaurante del Betis de la cadena Planet Hollywood y vendrá Stallone en helicóptero al campo de Betis.

 

- “Yo no vendo sueños, vendo realidades”.

 

- “El Sevilla ficha a jugadores que no quiere el Betis”.

 

- “A mí vienen los directivos del Sevilla a verme escondidos en el maletero para venderme las acciones del Sevilla”.

 

- “Me han ofrecido comprar las acciones del Sevilla”.

 

 - “Me lo he llegado a pensar, si lo hago ya aviso a los sevillistas de que siempre estarían arriba, el Betis primero y el Sevilla segundo”.

 

- “Maradona tiene una oferta del Betis de más de diez millones de dólares”.

 

- “Hay presidentes que beben y dicen tonterías, yo como sólo bebo seven-up…”.

 

- “Los jugadores del Sevilla entrenan como legionarios y pueden lesionar a mis chicos”.

 

- “Pido el voto secreto”, cuando se discutía en la L.F.P. el descenso administrativo del Sevilla.

 

- “El beticismo es el 60 % de Sevilla”; poco después, “somos el 70%”, poco después: “somos el 80%” (Y sigue creciendo...).

 

- “Ya está aquí la copa del centenario… ”.

 

- “Nosotros no necesitamos campañas de publicidad para los abonos porque somos 48.000 socios”.

 

- “Monchi es un portero lenguarón” (quiso decir lenguaraz).

 

- “Yo no vendo a uno bueno para, con ese dinero, traer a cinco malos”.

 

- “Nunca ficho a jugadores de más de treinta años porque son viejos”.

 

- “El Sr. Benavente es un prepotente por decir que es la persona más importante del mundo después del Papa”. (Del Nido empleó el verbo sentir, no el ser).

 

- “El Sr. Benavente ha acabado con los Graciani, con el Sr. Alés, con Caparrós... y ahora va acabar con el Sevilla FC y con su afición” ¡Profeta, que eres un profeta!

 

- “En el Betis aceptamos a los trabajadores del campo y a los obreros... no como otros que sólo quieren universitarios”.

 

- “La culpa de las camisetas fue del Sevilla... que no quiso jugar con su camiseta colorá para tensar el ambiente...” (¡manda huevos!).

 

- “¿Cómo un árbitro puede robarnos en Barcelona una semana y a la siguiente no echar del campo al … de Javi Navarro?”.

 

- “Javi Navarro casi … a un “shico”.

 

- “Nosotros hemos quedado segundos pero a los que han quedado últimos no le dan ni un paquete de galletas”.

 

- Agosto del 95: “los que ahora están en la calle, en el 92 tenían las botellas de champán preparadas”.

 

- “Nosotros vamos con un copa y otros van con una sábana  pintarraqueá”.

 

- “Estos equipos saben tratar a los rivales, son clubes señores, no como otros…”.

 

- “Este árbitro es amiguete del bufete de Del Nido”.

 

- Sobre Darío Silva: “yo devolvería a ese jugador envuelto en salofán”.

 

- “Si los sevillistas quieren ver a un equipo de Champions  tendrán que gastarse el dinero en La Palmera”.

 

- “Fernando Sales es bético desde chiquetito”.

 

- “Yo no soy el dueño del Betis; El Betis es ahora de todos los béticos, no como otro cluz que es de seis” (Frase de plena actualidad).

 

- “El Betis no piensa en vender. Nosotros estamos abiertos al diálogo, no como otros clubes que a las ocho de la mañana dicen que no venden y a las doce de la noche ya han vendido”.

 

- “Nos hemos clasificado para la Uefa, pero no lo celebramos; no como otros equipos, para nosotros es algo normal”.

 

- “¿Se habrán enterado ya algunos de que el Betis es el primer equipo de Andalucía en jugar la Champions, en jugar una Supercopa, y que a esta ciudad es el único equipo que ha traído dos copas del Rey?”.

 

- “Que se enteren todos los béticos y no se dejen engañar, que el R. Betis no tiene barco ni regatistas, solo tenemos un equipo de furbo”.

 

- “Fijarze bien: el Betis tiene un jugador que ha metío 11 goles (Joao Tomás) en la liga portuguesa y otros se pelean por uno que ha metío dos...” (por Luis Fabiano). Las comparaciones son...

 

- El día de “su” partido frente al Chelsea: “Otros en cien años no han vivido esto”.

 

- “Este derbi lo voy a calentar yo solito”.

 

- “Si el Sr. Benavente viene a nuestro estadio es un provocador”.

 

- “Es que me encaloro y si me emberrenchino me pongo a fichar jugadores y jugadores compraos… No como otros que sólo tienen jugadores cedidos… y con er dinero enloartolamesa”.

 

- “Mientras yo presida este cluz aquí no vendrá ni un jugador cedío, no como otros que sólo tienen jugadores emprestaos”.

 

- “Zeñó Armansa: es que a nosotros nos decían la cajaherramienta, po ahora vamos a hacer un platillo volante”.

 

- “Jozeramón: si a mí me paran los sevillistas por la calle y me dan la mano y me zaludan y me dicen, “donmanué, qué pasa hombre, si yo sé que usté es güena gente”.

 

- Los insultos a Cuervas en un almuerzo ante la Delegada del Gobierno… y la respuesta de aquél: “¡Cállate ya, maricón!”.

 

- “Yo no soy maricón y el que me conoce lo sabe”.

 

- Dani: “Nosotros ganamos guerras, otros batallitas”.

 

- El mismísimo gnomo de Triana: “Han ido a lesionarme… Adriano es mala persona.

 

- En el balcón del Ayuntamiento, cantando alborozados, adelantándose a los acontecimientos que comenzaron en Eindhoven: “Centenario Feliz...”.

 

- “Nosotros no hacemos giras por otros países porque jugamos competición europea y el calendario no nos lo permite”.

 

- “Nosotros no vamos a China, que vengan los chinos aquí...”.

 

- “Tengo un fax enloartolamesa en el que el Betis es el segundo del mundo, pero no le echo cuenta porque eso es ser reina por un día”.

 

- “Estamos a tres puntos del campeón del mundo”.

 

- “Unicef sólo firma convenios de colaboración con los equipos grandes como el Barça, el Milán, el Chersi o er Beti”.

 

- “Deseo que el Sevilla firme el mayor contrato de TV del mundo, porque eso será beneficio económico para el Betis”.

 

- “Yo no crio pollitos para que después otros se lo lleven”.

 

- “Yo no vuelvo al Beti, porque como vuelva lo hago campeón de Liga. Algunos se van a enterar”.

 

- Arredondo, el porecito: “Pepe Castro es un lacayo de su presidente”.

 

- Blas Ballesteros: “El otro equipo de la ciudad no dejaba jugar a los obreros de la Fábrica de Pirotecnia; frente a un equipo burgués apareció otro del pueblo”.

 

- Días después, el Tte. General Pitarch: “El Betis está muy relacionado con el ejército pues fue creado por hijos de militares y militares profesionales” ¿En qué quedamos Blasete?

 

- Tras la marcha de Poulsen, Keita y Alves: “otros clubes han vendido a sus tres mejores jugadores y nosotros nunca vendemos”. (Roberto Ríos, Joaquín... ¿o vas a vender a Dani, o a Arzu, o a Ricardo, o a Pavone, o a Rivas, o a... )

 

    

Martes 02/06/09

¿Un jugador hace un equipo?. Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas

 

Hemos gozado durante cinco temporadas de un futbolista que ha marcado una época en el Sevilla F.C.: Daniel Alves ha formado parte del mejor Sevilla de la historia. Seis finales y cinco títulos fueron avales suficientes para que media Europa y, en particular, el F.C. Barcelona pusieran todos sus sentidos y las claves de su caja fuerte a disposición del club sevillista para hacerse con los derechos federativos del futbolista brasileño.

Y, a pesar del extraordinario desembolso -41 millones de euros, sí o sí-, el club catalán amortizará en breve, a base de títulos, su inversión. Finalizada la temporada 2007-2008, causaron baja Deco, Giovanni, Oleguer, Zambrotta, Edmilson,  Ronaldinho, Ezquero, Crosas y Thuram. Por el contrario, se incorporaron Martín Cáceres, Hleb, Piqué, Keita y Dani Alves.

Sólo el joven defensa catalán y Daniel han gozado de plena titularidad esta temporada. El primero de ellos cumpliendo notablemente la labor de contención encomendada y el brasileño… el brasileño sencillamente ha revolucionado un equipo del que, en la mortecina temporada anterior, ya formaban parte los otros nueve jugadores bases de su alineación: Valdés, Abidal, Márquez, Puyol, Xavi, Iniesta, Eto’o, Henry y Lionel Messi (datos objetivos y perfectamente contrastables).

Triplete triunfal barcelonista, 67 puntos la anterior temporada liguera sin el concurso de Daniel Alves y 87 en la recientemente finalizada ¡Ah, pero con Guardiola en el banquillo!, dirán algunos.

Sin duda, en el crecimiento que ha experimentado el Barcelona ha tenido una vital importancia la aportación de un futbolista de esos que marcan una época. Un jugador capaz de engrandecer a unos compañeros que ofrecieron una mustia imagen sin su presencia un año antes. Un pelotero al que, a pesar de los históricos 70 puntos cosechados por nuestro Sevilla esta temporada, se ha echado mucho en falta por su calidad, por su carisma, por su casta y por su liderato. Nos toca encontrar este verano un recambio si no de la calidad del brasileño, sí que reúna, al menos, las otras virtudes señaladas.

Naturalmente que Daniel ha cambiado radicalmente la trayectoria del club catalán. Evidentemente que un jugador hace un equipo.

    

Domingo 24/05/09

¿Qué Sevilla queremos?. Colaboración de Paco Romero en Columnas Blancas

 

Estamos, por méritos propios, en Europa por sexta temporada consecutiva y pareciera que nos hemos acostumbrado a verlo como algo natural, como atisbo lógico, como presunción impepinable de que semejante hecho ha de producirse sí o sí, tanto que una clasificación para la Uefa Cup llega a calificarse de fracaso.Los sevillistas veteranos tenemos la obligación de dar a conocer a las nuevas generaciones nuestro pasado, nuestras vivencias -¿quiénes somos? ¿qué hemos hecho? ¿de dónde venimos?- con la intención, al menos, de pasar página, de no volver a repetir la travesía de un desierto de 58 años sin un título que traspasare las puertas de nuestras vitrinas; de que conozcan que existió un Linarejos, un Carlos Tartiere, un Salto del Caballo, un Vivero; de que nos visitaron, a veces con tremendas consecuencias, un Eibar, un Mallorca B y un Barça B, un Guetxo, un Isla Cristina, un Algeciras… que conozcan que no siempre fue todo de color de rosa, de fuegos artificiales y de cañones de luz, que hubo muchos momentos, demasiados, en los que nos acechó una infinita gama de oscuros colores muy fronterizos al negro.

A la finalización de un nuevo ejercicio, y cumplido con creces el objetivo que hoy celebramos, retoña la eterna pregunta: ¿con qué Sevilla soñamos?, ¿cuál es nuestro techo? ¿qué Sevilla somos capaces de mantener? En definitiva, ¿qué Sevilla queremos y dónde está nuestro límite?

Centrémonos en los tres pilares básicos del fútbol profesional: lo social, lo deportivo y lo económico.

Aunque entre los tres se produce un constante efecto feedback, el primero de ellos se convierte en el pedestal del resto de la arquitectura. Desde siempre -y hemos dado buena cuenta de ello- han sido nuestras señas de identidad el compromiso y la salvaguardia del Sevilla F.C. y el inquebrantable estado de alerta sobre todo lo que acontece en nuestro club. Mientras perdure el alma, el corazón y el sentimiento sevillistas haremos crecer indefectiblemente los planos deportivo y económico.

Pero ¿tenemos un techo? Lamentable y lógicamente, sí: después de tres años de constantes triunfos, tras cinco títulos levantados, la afición sevillista -reconozcámoslo- ha alcanzado su culmen; baste comprobar que, aliñado con la sombría crisis que nos envuelve y con las plataformas mediáticas que nos meten a paladas el fútbol en nuestras salas de estar, el aforo de un estadio inaugurado hace más de medio siglo continúa siendo excesivo, salvo en momentos muy puntuales ¿Cuándo estará el Sevilla en condiciones de mejorar lo hecho? ¿qué otras gestas habrá de consumar para que, de una vez por todas, no quepa un alfiler en las gradas de La Bombonera? ¿la necesaria remodelación del Sánchez Pizjuán debe llevar aparejada su ampliación?

En el plano deportivo, en la primera plantilla, quizá se ha echado en falta a lo largo de esta temporada, más que una falta de calidad, una migaja de casta y coraje, una reacción de rabia, de ese espíritu rebelde que personalizaron Pablo Alfaro, Javi Navarro, Pep Martí o David Castedo. Es el gran reto para el próximo año; urge encontrar un profesional que se coloque los galones y los ejerza dentro y fuera del terreno de juego.

Y, después de lo que ha llovido, eso es todo cuanto podemos reprochar a los nuestros pues estamos viviendo los mejores años de nuestra historia, sólo al nivel de la segunda mitad de los años cuarenta del pasado siglo. Nuestra plantilla ocupa los primeros lugares en los rankings de valoración. La política de “vender para crecer” nos ha llevado a unas cotas inimaginables hace tan sólo tres años, convirtiéndose en la piedra angular de la indiscutible grandeza del Sevilla actual. Para estar al nivel que hemos alcanzado no nos queda otra que soñar con la formación y promoción de nuevas estrellas que, tras sus cada vez más duraderos periodos de aportación a nuestro club, dejen unas arcas repletas que permitan componer unos presupuestos acordes con los de los grandes de Europa ¡Casi nada te pedimos, Monchi!

Y esto conecta directamente con la realidad de los números, con el pilar económico que se retroalimenta con los aspectos social y deportivo. En primer lugar, el Sevilla, como el resto de clubes, deberá permanecer ojo avizor con el estricto cumplimiento de los alegres compromisos adquiridos por las plataformas televisivas. A continuación, no debe olvidarse que la enorme subida del precio de los abonos hace dos temporadas puso a prueba la fidelidad de un sevillismo que respondió como un solo hombre en las taquillas. Otra cosa fue el absoluto fracaso de los euroabonos merced a una funesta previsión de las posibilidades económicas del sevillismo en relación directa con las retransmisiones televisivas.

Aun así, en el fútbol actual en general y en nuestro Sevilla en particular, las cuotas por abonos ya no son la principal partida de un presupuesto que se ha cuadruplicado en el último lustro, por lo que el club debiera analizar, esta vez sí, el nivel económico de su clientela afincada en una ciudad, en una provincia y en una región a la cabeza del desempleo europeo y hundida por la galopante crisis económica; es más, esta cuestión debiera convertirse en asunto de Junta General debido al descomunal esfuerzo que, por su lealtad, las familias sevillistas continúan realizando.

Recordemos el pasado disfrutando del presente para diseñar un futuro ilusionante en el que lo mejor siempre esté por llegar.

    

Viernes 22/05/09

Las verdades de Jiménez (por Francisco Romero)

 

Continúa el artificial debate: Jiménez sí, Jiménez no. Las plataformas mediáticas han conseguido trasladar a una buena parte de la masa social sevillista su opinión adulterada sobre la conveniencia, o no, de seguir contando con el de Arahal la próxima temporada.

Manolo Jiménez afirmó ayer en los micrófonos de Radio Marca que en el pasado verano le aseguró a los mandatarios sevillistas que “con dos defensas, si nos respetaban las lesiones, no bajaríamos de la tercera plaza”. Además, sobre las voces que se escucharon tras el partido frente al Real Madrid, el "Jimenez vete ya", el técnico piensa que "se escucha a los que gritan, porque la mayoría silenciosa no hace ese ruido".

En el párrafo anterior se resume el trabajo bien hecho de nuestro técnico desde su llegada al banquillo. En primer lugar, la trayectoria espectacularmente regular del Sevilla en Liga:

 

De 36 jornadas disputadas, sólo 2 fuera de los lugares europeos (11º y 7º), curiosamente al comienzo de la temporada; otras 7 jornadas en la 5ª posición y el resto, 27 fechas, ocupando lugar de clasificación para la Liga de Campeones, de ellas las últimas 23 de forma ininterrumpida.

Es cierto que en Copa de la UEFA supuso un fracaso la no superación de la fase de grupos, eso sí siendo el único conjunto apeado con 6 puntos cosechados. Y en la Copa de S.M. el Rey se recuerda, no sin razón, la estrepitosa eliminación de San Mamés en semifinales sin reparar siquiera por un momento en lo atípico del partido de ida en el Sánchez Pizjuán donde, se hace necesario recordar, cayó un espectacular diluvio en las horas previas del choque, dejando impracticable el terreno de juego durante toda la primera parte, hasta el punto de que la suspensión estuvo a punto de acontecer. Sólo dispusieron los nuestros de los segundos cuarenta y cinco minutos del primer envite para afianzar una eliminatoria que se puso imposible cuando se adelantó el Athletic.

En segundo lugar, es cierto que se dio una reacción contraria de una parte de la grada tras perder el encuentro frente al Real Madrid, de esa que cree que el Sevilla, con la plantilla que tiene, ha de “jugar mejor” al fútbol. Y curiosamente esa reacción más o menos generosa se ha producido sólo cuando los resultados no han acompañado. Así estos inconformistas se han convertido en los mejores exponentes de las tesis “resultadistas” que dicen combatir. Y es que la rebeldía llegó justo después de cuatro partidos en los que se esfumó el famoso colchón de puntos. Por cierto, ¿para qué estaba el colchón?

Finalmente, el técnico ha bordado la realidad de lo que acontece en los estadios: "se escucha a los que gritan, porque la mayoría silenciosa no hace ese ruido". Sin embargo, apunto yo, sólo se resalta el comportamiento de los primeros, que es lo que vende.

Ignoro la decisión que se tomará de cara a la próxima temporada aunque la puedo imaginar. Si se llega felizmente a la meta fijada y sólo si se llega (ojalá que sea mañana mismo) resulta obligado cumplir con los cumplidores ¿O es que, en caso contrario, esa mayoría silenciosa, seguirá siéndolo y no tendrá nada que decir?

    

Miércoles 06/05/09

Esto no hay quien lo aguante. ¡Jiménez, vete ya! (por Francisco Romero)

 

La mafia consiguió ya hace tiempo su primer objetivo: abrir un debate artificial sobre la valía o no del técnico sevillista, acompañado de una implacable, despiadada, rastrera, mezquina, miserable y nauseabunda persecución. Ahora acaba de culminarse el segundo: a falta de cuatro jornadas, cuando el Sevilla F.C. ha ocupado –y continúa ocupando- plaza de Liga de Campeones durante todo el campeonato, estos mezquinos y miserables difamadores y engañabobos no tienen esta semana mejor ocasión que acordarse del técnico que -qué casualidad- llega el próximo sábado al Sánchez Pizjuán a disputar tres puntos trascendentes para los inmediatos intereses de nuestro club.

El lío ya está montado. El representante del técnico mallorquinista les ha dejado clarito que “nadie del Sevilla se ha puesto en contacto conmigo”. Pero eso se lo pasan ellos por donde dijimos. La pretensión es clara: tratar de montar un follón como el pretendido en el último encuentro de Nervión cuando lo visitó el traidor de la mancha, ese que nunca falla en los momentos importantes, ese cuyos equipos nunca hacen el ridículo (*). Tergiversar los hechos y desestabilizar el proyecto del club más grande del sur de España, cuando está a punto de conquistar la meta fijada, es su única obsesión.

¿Que se supera el escollo? No hay problemas, el nuevo técnico que "está" en la agenda no será otro que José Antonio Camacho (el próximo rival liguero) y si es preciso seguro que surge el interés por Miguel Angel Lotina, siguiente visitante del Sánchez Pizjuán con su Deportivo de La Coruña.

Estos fétidos personajes han ganado y hay que reconocerlo. Han convencido a esa parte de la afición "acostumbrada a disfrutar toda su vida y a levantar trofeos con el Sevilla". Rindámonos, saquemos la bandera blanca. Espero y deseo que Manolo Jiménez, tras pedir hoy "perdón por no haber podido superar al Madrid y al Barcelona", haya tomado la decisión de no continuar como entrenador del Sevilla F.C. la próxima temporada.

Esto no hay quien lo soporte ¿Cómo se llamará el próximo enemigo? Hoy, Ismael Medina (le ha traicionado el subconsciente) ha asegurado que "el representante de Valverde ya está en Sevilla". Y esto no para...

  (*) Eliminado como entrenador del Sevilla por el Cádiz en Copa del Rey; segundo peor entrenador del historia del Tottenham y cesado una semana antes de convertirse en el primero; goleado como entrenador del Real Madrid por el Liverpool y eliminado de la Liga de Campeones por un cuarto finalista y vapuleado hasta la cuchufleta por su máximo rival (2-6)... ese que nunca falla

    

Martes 21/04/09

Carretero, ¿dónde estará tu carro (de millones)? (por Francisco Romero)

 

La copla de esta España profunda, que cada vez lo es más, sigue presente: "¡Para el carro, carretero!", cantaba doña Concha Piquer... "¿Dónde estará mi carro?", continuaba Manolo Escobar y ahora la letrilla sigue por parecidos derroteros... "Carretero, ¿dónde estará tu carro de millones "de gañote" de los que te regala el Alcalde?

La noticia se ha conocido esta semana: La sección sindical de CC.OO. en el Ayuntamiento de Sevilla se plantea llevar al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), a la Fiscalía por supuesta prevaricación, como resultado de las 775 horas extraordinarias abonadas al jefe técnico del Área de Fiestas Mayores, Rafael Carretero, desempeñadas durante 32 días.

Recordemos que este tío es aquel tan grasiosillo que permitió (con foto incluida de su "hazaña") que en la portada de la Feria de 2005, dedicada al club más grande del sur de España, y por ende de Andalucía y de su capital, apareciera un escudo del equipo menor de la ciudad en la capa de la imagen de San Fernando que coronaba el monumento. Aquel mismo al que el mismo Alcalde que ahora le regala 35.000 euros, por la cara, sancionó ejemplarmente con la privación de diseñar la portada de Feria del año siguiente.

Al secretario general de CC.OO. en el Ayuntamiento, Manuel Gutiérrez, le «ha llamado mucho la atención» la cantidad de horas extras trabajadas por el ímprobo funcionario, que le han reportado casi 6 millones de pesetas. Gutiérrez, que dijo entender que el cargo de Carretero es de «responsabilidad», por lo que supone organizar un evento como la Feria, aseveró no obstante que «las cuentas no salen». Además, dijo, «estamos hablando de una persona que algún día tendrá que descansar».

Resulta que una simple división (775 horas extraordinarias / 32 días) nos da como resultado que el personaje ha soportado estoicamente una jornada laboral de 24 horas y trece minutos sólo de horas extras.

Carretero, ¿dónde estará tu carro de millones? Yo lo tengo claro, con estos antecedentes: "Peazo de feria bien organizá" que vamos a disfrutar gracias a que este tío no haya tenido un cuartito de hora para tomarse un cafelito, ni diez minutitos para darse una cabezadita.

Mejor dicho, peazo de feria que se va a pegar este personaje, en plena crisis, a costa de todos los sevillanos. Esta es la narcotizada sociedad que nos hemos dado, la que traga ruedas de molinos como si fueran gominolas, la misma que permite una espantá sin precedentes del Presidente de la Comunidad, dejando un millón largo de parados cuando hace un año, en plena campaña electoral, prometía el pleno empleo.

    

Viernes 06/03/09

A la búsqueda de un líder nato (por Francisco Romero)

 

Indolencia, desencanto, frustración y decenas de sinónimos vienen a mi mente tras presenciar el partido del miércoles en San Mamés.

Es evidente que lo trascendente de la derrota no fue el resultado en sí mismo, que en fútbol se puede dar (recuerden el Ejido 5 - Villarreal 0 o el Getafe 4 - Barcelona 0), sino la lamentable y lastimosa forma en la que se produjo.

El sofocón del miércoles me transportó a tiempos no inmemoriales pero sí que creía finalmente superados. Ese Sevilla sin ambición ni codicia, sin coraje ni atrevimiento ni valentía, ausente de motivación (esa fue la imagen penosa de nuestros profesionales) no es el Sevilla que recientemente hemos conocido y que nos ha llevado a tocar la gloria.

Y reconozcámoslo, esa, al menos, aparente desidia es el problema del Sevilla de esta temporada: la incuria a la que se suma la ausencia de esas virtudes (y no la ausencia de juego bonito) es la que tiene turbada a gran parte de la afición, que confundida acaba mezclando los conceptos. Lo fácil para la cuadrilla de "profesionales" de los medios de comunicación es cargar contra el más débil, contra un entrenador cuyo apellido no comienza por "Van" ni finaliza en "ovich". Manolo Jiménez alineó el mejor equipo que tenía disponible. Por tanto ¿hasta dónde llega su responsabilidad por la actitud que mostró el equipo durante todo el encuentro? ¿no estaban suficientemente motivados? Le echan en cara algunos tertulianos que dejara fuera del banquillo a Perotti o Acosta (dos debutantes recientes) sin reparar en que en Copa el banquillo sólo lo pueden ocupar cinco jugadores y que quedó conformado por Konko, Duscher, Capel y Luis Fabiano más el portero suplente ¡Leña al mono que es de goma... !

Algún enteradillo (Manolo Aguilar) ha asegurado que "este partido con Alves, Poulsen, Keita y Juan de Ramos no se hubiera perdido, no porque me lo imagine sino porque lo he visto". El caso es despotricar y linchar cobardemente al más débil, porque yo también me hago preguntas parecidas: ¿habría ganado este partido Juande sin Alves, Poulsen y Keita? ¿lo habría ganado Jiménez con Alves, Poulsen y Keita? La realidad, mal que a muchos les pese, es la siguiente:

 

JUANDE RAMOS

JIMÉNEZ

TEMPORADA

PUNTOS CONSEGUIDOS

PUNTOS POSIBLES

%

PUNTOS CONSEGUIDOS

PUNTOS POSIBLES

%

2005/2006

68

114

59,65

0

0

0,00

2006/2007

71

114

62,28

0

0

0,00

2007/2008

8

21

38,10

56

93

60,22

2008/2009

0

0

0,00

47

75

62,67

TOTAL

147

249

59,04

103

168

61,31

El actual técnico del Sevilla sacó al equipo del ostracismo (a dos puntos del descenso) en el que lo dejó sumido el entrenador manchego tras su nauseabunda y deshonesta tocata y fuga en pos de la libra esterlina, llevándolo a la quinta posición de la tabla igualado a puntos con el Atlético, cuarto; su equipo marcó 76 goles la pasada temporada, cifra histórica y nadie se quejaba del juego ¿Qué ha pasado entonces? La respuesta parece clara: las ausencias de Poulsen y de Keita que se fueron pagando la cláusula de rescisión y, sobretodo, la salida obligada (el Sevilla por encima de todo y de todos) del mejor lateral del mundo son la causa del desenamoramiento de parte de esa afición que no experimenta las mismas vibraciones que en los últimos años.

Sustituir al trío citado no es que sea difícil, es imposible y, pese a que vemos partido tras partido el crecimiento de Romaric, el hombre llamado a dirigir el juego del Sevilla, la aportación de Daniel Alves al equipo ya forma parte de la historia. Además, el brasileño posee las cualidades innatas del líder. Igual que ahora en el Barcelona, él se bastaba para recuperar el balón, jugarlo en pared, ofrecerse, volverse a ofrecer y culminar las jugadas de ataque, pero además era el encargado de presionar osadamente, con arrojo, hombría y agallas al equipo contrario y al árbitral cuando se terciaba.

La ausencia en el terreno de juego de Daniel Alves no se echa en falta tanto en el aspecto específicamente futbolístico, que se nota, sino en el anímico, en lo emocional, en lo espiritual si se quiere. Un líder que sepa leer en cada instante lo que requiere el partido, que le pida a sus compañeros un último esfuerzo, que le enseñe los cordeles del cuello al contrario cuando sea preciso y que, con el respeto debido, le cante las cuarenta al colegiado de turno cuando resulte conveniente, labor desempeñada a las mil maravillas en los últimos años por Pablo Alfaro, Pep Martí o Javi Navarro.

Y todo esto es fútbol, no sólo el "jogo bonito" que tanta gente echa en falta y eso ¿se entrena o se posee? El líder, ¿nace o se hace? Las respuestas no son coincidentes. Algunos directivos apuestan por que el líder nace; otros, por lo contrario; y los más, piensan que el líder es un poco de todo: nace, pero también se hace. Urge por tanto encontrar una cabeza visible que se convierta en guía, santo y seña del vestuario sevillista.

Para terminar: ¿los aficionados sevillistas, nos marchamos de rositas? La lección y la goleada que nos ha endosado la afición bilbaína escuece tanto como la del terreno de juego ¿Dónde estaban, a qué se dedicaban, más de la mitad de los socios el 4 de febrero en el partido de ida? El título de mejor afición del mundo hay que ganárselo a sangre, fuego y superando diluvios. ¡Qué envidia de San Mamés! ¿Ampliación del Sánchez Pizjuán?

    

Viernes 09/01/09

De entrenadores y de carroñeros (por Francisco Romero)

 

 

"Cuestionado estoy desde el primer día". Así, tremendamente afligido, se expresaba Manolo Jiménez en el transcurso de la rueda de prensa celebrada tras el entrenamiento de hoy.

 

"Cuestionado estoy desde el primer día". Esa es la realidad desde que un grupito de periodistas ¿sevillanos-sevillistas? ensayó sobre el técnico un inhumano y rastrero pim-pam-pum que parece a punto de dar de sus frutos.

 

La cara que hoy mostraba Manolo Jiménez (ver vídeo) es todo un monumento a la desesperación, a la desmoralización, al abatimiento. Sus partidos se cuentan como finales, no hay margen alguno al error. Sus comparecencias públicas se convierten en brutales autos de fe que harían sonrojar al Santo Oficio mientras ahí sigue él: “mi trabajo es mi aval”.

 

Resulta que el rosario de bajas por lesiones puede invocarse en todos sitios menos en el Sevilla… aquí son excusas. Como muestra, un botón: para el partido de mañana son bajas, además de Javi Navarro y Koné -lesionados de larga duración- y de Duscher, sancionado, jugadores tales como Konko, Acosta, Fazio, Javi Varas, Chevantón y Mosquera. Durante la primera parte del campeonato se han disputado encuentros hasta con doce profesionales del primer equipo fuera de juego, pero eso aquí, para estos desaliñados, repito, son coartadas y pretextos.

 

Naturalmente que se equivoca el técnico; en muchas ocasiones lo ha hecho, pero resulta que el equipo por increíble que parezca, en plena crisis de resultados y de juego, continúa cuarto en la Liga con los mismos puntos que el transatlántico de La Castellana –tercero- que nos quintuplica en presupuesto; a un punto del Valencia que nos supera con creces presupuestariamente y dos por encima de la corbeta colchonera que nos duplica las cifras de ingresos.

 

Y como muestra de sus deslices, que los ha cometido, lo ocurrido con Mosquera. El que llegó el pasado año como mejor central sudamericano no ha mostrado sus mejores virtudes en el Sevilla y Jiménez, en un alarde de profesionalidad y ante las continuas bajas de Konko por lesión, acabó reconvirtiéndolo al lateral derecho donde ha disputado encuentros poco afortunados junto a otros en los que ha brillado a gran nivel. ¡Delito de alta traición! clamaron estos carroñeros que habían sentenciado la inutilidad del defensor.

 

Todo culmina en las previas del último partido antes del descanso navideño cuando el colombiano cometió la osadía de ensalzarse en una disputa con un fachoso reportero en un hotel mallorquín. A partir de ahí Mosquera desaparece de la faz sevillista: no disputa ese partido cuando se presumía titular, se le conceden vacaciones extras, no juega en el nuevo año ni frente al Osasuna en Liga ni ante el Depor en Copa y hoy el técnico anuncia que tampoco viaja a Galicia porque “no está bien y no tiene la cabeza centrada al cien por cien”. Ahí radica uno de los principales errores en los que últimamente incurre el técnico: que no aflore en asuntos como este su verdadero carácter, su genuina personalidad y alinee al que él considera la mejor opción para el lateral derecho en contra de las “opiniones contrastadas” de estos muchachotes que pretendieron retirar del fútbol hace cinco años a Daniel Alves, Kanouté o Luis Fabiano.

 

Está claro que los fichajes para la zona ancha no han dado el resultado apetecido y la dirección deportiva lo sabe; restan un par de semanas para tratar de arreglar el asunto y todo parece apuntar a que el remedio se pretenderá colgando a Mosquera del palo mayor. Si es así: ¡qué decepción, y enhorabuena Víctor Fernández!

 

¡Qué injusticia Manolo! ¡Qué diferencias en el trato con una gran persona que merece todo lo mejor por sus formas, por su saber estar, por su hombría de bien! ¡Qué envidia del tratamiento recibido por Paco Chaparro! Ambos de aquí, los dos dando sus primeros pasos en el alto nivel, uno con todo un futuro por delante, otro en las postrimerías de su vida deportiva, caballeros siempre, cumpliendo ambos los objetivos marcados: uno luchando contra gigantes en puesto de Liga de Campeones, otro manteniendo a su equipo a cierta distancia de la zona de descenso… ¡Ay, si fuera al revés!

 

Incluso los que hemos criticado explícitamente el acoso al que ha sido sometido el técnico arahalense por parte de esta caterva de impresentables, fachosos e indecentes reporteros comenzamos a preguntamos si merece la pena continuar en estas condiciones. Su cara de hoy es para recordarla.

 

Que vuelva Manolo Jiménez, el auténtico, a dar la batalla hasta el fin y que Víctor Fernández -nunca un menesteroso hombrecillo soñó con tanto- salga definitivamente del vestuario y de la secretaría técnica sevillistas. Todavía estamos a tiempo, Manolo: vuelve a ser tú mismo porque ya lo sabemos… "Cuestionado estoy desde el primer día".

    

Viernes 19/12/08

Mi Sevilla (por Francisco Romero)

 

Tras las decepciones y adversidades –tantas durante tantísimo tiempo- siempre he acabado confesando que NUESTRO SEVILLA acabaría convirtiéndose en MI SEVILLA.

 

En esos afligidos momentos de desamparo, cuando esperaba encontrar -y ofrecer- como agua de mayo el aliento de los míos y mi respaldo hacia ellos, me he sentido desamparado, indefenso, huérfano, solitario, desolado… a veces impotente, ofuscado incluso, y hasta cavilando un digno abandono del Sánchez Pizjuán donde mis sentimientos últimamente no acaban de coincidir con los de mis afines.

 

En situaciones así, invariablemente acabo descubriendo, con honrosas excepciones, un sevillismo exageradamente inflexible, provocativo a veces, que, en un alarde de exigua memoria –eso me parece- concluye comparando épocas recientes con la actual como si ello fuera posible, como si las situaciones fueran análogas y extrapolables.

 

Años y años de fidelidad y de lealtad, muchas veces soportando oprobios chabacanos de individuos ramplones que se permitían incluso la reprobación personal por el tremendo pecado de llevar a gala mi pasión sevillista: "¿Otra vez te vas a sacar el carné, para ver al Eibar? ¡Con lo bien que se está en el braserito... !".

 

Mi memoria histórica como sevillista no comienza en el año de nuestro Centenario. Para entonces yo había vivido casi medio siglo dejándome seducir por [nuestro] mi Sevilla Fútbol Club. Remembranzas que no sólo se remontan a esos primeros años de la infancia en la que priorizaba todo lo que tenía que ver con el club de mis amores, sino que, seguramente por esa bendita pasión irracional, siempre me interesé por lo que de él fue desde un 14 de octubre de 1905.

 

¡Cuántos recuerdos!, ¡qué escasas y lejanas satisfacciones de una historia no vivida pero que permanecen imborrables en rancio color sepia en mi retina gracias a los testimonios de mis padres y de mi tío Paco!, ¡cuántas decepciones, casi perennes!... ¡cuánta pasión sin embargo!

 

¡Qué pena de que la memoria funcione, que se remonte tanto en el tiempo, que sirva para recordar años, lustros y decenios de… nada!: trece años en Segunda, temporadas mediocres en Primera, algún que otro Ciudad de Sevilla celebrado casi como el regreso de Eindhoven, partidos matinales frente al Badajoz, el saqueo de Antena 3 y de la mafia marbellí, ¡otro año igual! mil veces cantado…

 

A veces pienso en lo mucho que desearía que mi memoria no fuera más allá de dos años atrás: seis finales, cinco títulos, tres de ellos continentales… mucho más en este tiempo que en los cien años del comienzo… y, pese al batacazo de ayer, terceros en la Liga, con los mismos puntos que el segundo, a mucha distancia –es cierto- del equipo que nos quintuplica en presupuesto y domina el panorama futbolístico mundial aunque no inalcanzable –¡qué ironía decir esto hoy!-; por encima del mayor transatlántico blanco del fútbol español -a cuatro puntos- y de la corbeta colchonera mimada por los medios y los políticos de turno, a tres. Todo ello con una plaga de lesiones espectacular que nos ha minado en los dos últimos meses todas las posiciones del equipo, especialmente la delantera, hasta en un setenta y cinco por ciento y en alguna ocasión hasta en un cien por cien de sus componentes.

 

Felizmente, mis recuerdos abarcan mucho más que eso y se empeñan en evocar tiempos de alegrías, muy pocos, y de pesadumbres, la mayoría, que han forjado un auténtico espíritu sevillista imposible de cambiar por jíbaros, advenedizos y maldicientes que, mediatizados por infames órganos de comunicación, pretenden empequeñecer mi cerebro haciéndome sentir indignado, furioso y colérico cuando sólo tengo ganas de gritar con tremendo orgullo: ¡Viva mi Sevilla, siempre! ¡Maldita memoria!

 

    

Lunes 27/10/08

San Martín, dos semanas antes (por Francisco Romero)

 

 

"A cada cerdo le llega su San Martín" es un refrán (Wikipedia) que alude a que cada cual recibirá en su momento la compensación por los actos cometidos. Si alguien ha actuado incorrectamente, tarde o temprano le llegará el momento de pagar su culpa.

 

San Martín es una festividad que se celebra el 11 de noviembre (dentro de dos semanas, pero el frío en Gran Bretaña comienza a apretar) siendo una fecha muy señalada en muchos pueblos de la geografía española pues es cuando tiene lugar la matanza del cerdo. En algunos sitios de España (o del Reino Unido) se les ceba (o se les unta) unos meses antes de sacrificarlos (o de darle una patada en el trasero) el día de San Martín, con castañas o con bellotas (o con libras esterlinas) para que su carne (cara) coja mejor sabor (color). También se utiliza este refrán para referirse al momento de la muerte (de la defenestración) que no puede evitarse. En España este refrán siempre ha tenido un tono despectivo (en Inglaterra ni se sabe).

 

Así, el mejor entrenador del MEJOR SEVILLA DE LA HISTORIA ha cumplido su ciclo en el fútbol inglés alcanzando el "glorioso" honor de pasar a la historia como el peor entrenador de la historia del Tottenham tras Ossie Ardiles y haciendo el inicio de campaña más desastroso de la más que centenaria historia del club londinense; eso sí, podrido de dinero.

 

Ha transcurrido un año desde el 26 de octubre de 2007, en el que escribí lo siguiente. Lástima que la traición no se produjera un par de jornadas antes:

 

"Hace dos meses, el pasado 23 de agosto, cuando escribí la primera entrega de esta miniserie que titulé "Así no, Juande", estaba convencido que habría que escribir más pronto que tarde, a modo de epílogo, las líneas que ahora me dispongo a rasguear.

 

Aquel día decía, escrito está, algunas cosas sobre el técnico manchego:

 

1º) Manifiesta públicamente que ha rechazado una oferta del Sevilla y que no se hablará más de su renovación hasta junio de 2008 porque ahora quiere centrarse únicamente en las competiciones oficiales. Sin embargo ha mantenido contactos con el Tottenham londinense, bien sea para la próxima temporada, bien –lo que es peor- para la inminente.

 

2º) Públicamente da el visto bueno al probable fichaje de Kone: "Me gusta mucho, con esa intención se  ficha... ". Así, contrariamente a lo que ha sido norma en el club de no anunciar los fichajes hasta que se han consumado, el entrenador da por prácticamente finiquitado el mismo, con las seguras repercusiones económicas que tal afirmación puede tener, pues refuerza la posición del PSV, club que tratará de conseguir lógica ventaja a las palabras del técnico sevillista.

 

3º) Dice comprender a Daniel Alves: "Cualquier persona que esté trabajando y cobra una cantidad y viene otra empresa y le dice que le paga seis veces más -y como profesional tiene la posibilidad de resolver su futuro- es lógico que quiera aceptar; cuanto antes se solucione mucho mejor". Por lo pronto, "si él quiere jugar, jugará, pero si no quiere no lo hará. Si psicológicamente no está preparado no podrá jugar". Es decir, Daniel Alves jugará si quiere jugar y si no, no pasa nada. Y se queda tan tranquilo. ¿Qué opinará Andreas Hinkel?. Y más teniendo en cuenta que al brasileño se le ha revisado su contrato año tras año. ¿Podemos admitir como normal que los compromisos adquiridos y firmados sean papel mojado? Todo ello supone una falta de autoridad y de respeto al resto de la plantilla inimaginable en Juande hace siete días.

 

          4º) Para colmo, se despacha a gusto con un futbolista, Chevantón, que el día anterior había cometido un grave acto de indisciplina: "si tengo que decirle la verdad lo hundiría. Le haría mucho daño. No lo voy a decir públicamente, si lo digo lo humillaría". Así, un acto de insubordinación, que debería haber sido castigado gravemente de puertas hacia dentro se responde con unas declaraciones explosivas que, otra vez, hacen daño, primero y económicamente al club que está buscándole una salida al charrúa.

 

¿Se imaginan ustedes el día que la pelotita no entre? Se hace necesario y urgente un cónclave del presidente con todos los profesionales del club en el que quede definitivamente claro cuáles son los objetivos marcados y cuál el camino trazado del que nadie ose apartarse.

 

Un mes después, el 28 de septiembre, se publicó la segunda entrega de esta miniserie "Así no, Juande (II)". Estaba claro que el de Pedro Muñoz continuaba tramando su traición. Escribí entonces:

 

El día en que José María del Nido apareció en la sala de prensa de la ciudad deportiva asegurando que Juande, después de sus flirteos con el Tottenham, iba a cumplir al menos el año de contrato firmado con el Sevilla, sentí un gran alivio. Ese día, el mejor entrenador de nuestra historia prometía centrarse únicamente en su trabajo en pos de la consecución de nuevos triunfos para la sociedad.

 

Un día después, tras la rueda de prensa del técnico en la que corroboraría su continuidad, supe, o mejor, presentí que me había equivocado. Ese Juande Ramos que todos conocíamos hasta entonces no parecía ya el mismo. Desgraciadamente no me equivoqué y aquella comparecencia pública ha sido "mejorada y ampliada" en sus posteriores apariciones ante los medios de comunicación.

 

Muchas han sido las actuaciones que no han satisfecho a los seguidores sevillistas: sus negociaciones en plena temporada con el club londinense al tiempo que niega al club que le paga la continuidad de las mismas; sus desafortunadas referencias a la afición -"a ver si sólo vamos a estar para coger la bandera cuando se gana algo", "los halagos me resbalan y las críticas también", "yo con esto (la crítica por las últimas alineaciones) me divierto mucho"-; sus públicas manifestaciones sobre la escasez de grandeza del club -"no somos el rey del mundo", "el 3-0 refleja fielmente las diferencias entre el Arsenal y el Sevilla", "al Sevilla le estábamos poniendo en un pedestal que no le correspondía"-... Todo ello supone un cúmulo de despropósitos en tan escaso espacio de tiempo de los que nunca esperábamos del gran técnico manchego.

 

... Si sigue divagando y distraído, buscando enemigos en rededor suyo, las metas que nos hemos fijado estarán cada vez más lejanas. De él y solamente de él depende, naturalmente con el necesario respaldo del consejo de administración y el reconocimiento de los aficionados. Mantenemos ese hilito de esperanza.

 

Aquel día, después de publicar esta segunda opinión, realicé una llamada telefónica. Responde mi interlocutor:

- Paco... buenos días.

- ¿Cuándo lo vas a echar?.

- No es el momento. Es un gran entrenador, está nervioso porque los resultados no le acompañan...

 

Hasta aquí el inicio de una conversación privada. Aquel día barrunté que el, sin duda, mejor entrenador de nuestra historia, nos traicionaría. No era difícil saberlo. Juande no era el mismo: las ruedas de prensa, sus hasta entonces inhabituales gracietas, las descalificaciones públicas de profesionales a sus órdenes, sus contradicciones constantes. No, no era el mismo. A los ojos de muchos había descarrilado. Las últimas alineaciones, las erráticos y erróneas sustituciones durante los partidos... Este no era el Juande que habíamos conocido.

 

Se ha perdido un mes, si no dos, y mañana tomará la batuta un técnico con una ilusión y un sevillismo a prueba de bombas. Se va, por dinero, el mejor entrenador que hemos conocido. Lo mismo pensábamos cuando se despidió Caparrós. Dos técnicos a los que se les ha encasquetado el birrete de únicos artífices del éxito del Sevilla, minusvalorando el equipo puesto a sus órdenes ¿Por qué Manolo Jiménez no puede convertirse en el mejor entrenador de nuestra historia? Tendrá a su disposición una de las mejores plantillas del fútbol mundial, pero tendrá también ojo avizor a una afición extremadamente exigente con los nuestros y muy blandita con los foráneos. Somos así.

 

Una vez más, el escudo y nuestra bandera son lo único importante. ¡Viva el Sevilla!"

 

    

Martes 14/10/08

¿Incidentes en el Calderón? (por Francisco Romero)

Resulta que hoy, incluso los que nos entretenemos todos los días en querer conocer noticias del mundo del fútbol, nos enteramos que en el enfrentamiento de la Champions entre el Atlético de Madrid y el Olympique de Marsella se produjeron unos terribles incidentes que han sido saldados por la Uefa con la sanción al club colchonero con una multa de 150.000 euros y la clausura de su estadio durante tres partidos, además de la prohibición para su entrenador (muy interesante este video) de dirigir desde el banquillo a su equipo por dos encuentros.

Pero, ¿qué ha ocurrido, qué fue lo que pasó si he visto regularmente la información deportiva de Antena 3, de Tele 5, de Televisión Española, de "la nuestra"... si he escuchado casi a diario a "los monstruos" de la radiodifusión española... si he leído casi todos los diarios nacionales... si he visitado el sitio web del Marca, del As... y sólo, muy en pequeñito, hablaban de unos incidentes al comienzo del partido con hinchas franceses?

Pues sencillamente que estos defensores del derecho, de las buenas costumbres y de la convivencia SE HAN CALLADO TODA LA VERDAD. Naturalmente, no se trataba del Sevilla, o del Betis. Los incidentes -gravísimos, ahora lo sabemos- ocurrieron en el Vicente Calderón, en la casa de ese equipo gracioso y simpático de la capital de España y, claro, tiene que imperar la ley del silencio.

Resulta que en medios franceses puede hoy leerse al entrenador del Olympique: "Acogemos con satisfacción que la UEFA haya trabajado con rapidez. Es lógico castigar al Atlético de Madrid porque la violencia y el racismo no tienen cabida en un estadio. Con esta decisión siempre se podrá decir que la UEFA no ha hecho oídos sordos y esta vez ha cambiado la débil actitud mostrada ante el caso del Zenith".

Por su parte, Mathieu Valbuena ha manifestado: "Personalmente, los insultos que se escucharon me conmovieron. Los insultos yo ya los había recibido en el césped, pero provenían de aficionados o jugadores. Lo que es inaceptable, francamente, es que vengan dirigidos del entrenador. No veo a Eric Gerets (entrenador O.M.) insultando a un oponente".

Así que todos nuestros "amigüitos" del cuarto poder nos han querido ocultar lo que para los que hemos estado allí resulta una evidencia: que en los estadios de la capital de España -no sólo en el Manzanares- se gritan continuamente consignas xenófobas, que la presión a la que se somete a los equipos visitantes traspasa mil veces la línea de lo tolerable y que con el club colchonero no se quiere hacer la chanza que -bien merecida en otros casos- se vierte sobre los clubes sevillanos.

¿Es posible que hoy se esté defendiendo en todos esos medios que los hechos sancionados por la Uefa son pura invención del organismo deportivo europeo? ¡Puerca manipulación, asquerosa desinformación! Y todavía damos lecciones de Democracia a La France.

    

Martes 16/09/08

¿Y esta flor... quién la riega? (por Francisco Romero)

Un hombre de un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo, acompañado de Sancho, su fiel escudero, traicionando a los suyos por el vil metal, de mercenarios marcharon a las guerras de Inglaterra. Los mensajes que llegan de aquellas lejanas tierras pregonan que, ya en la retaguardia, reculan hacia el abismo embestidos por un ejército con enormes ansias de vengar la entulsticia forastera:

"... se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el celebro de manera que vino a perder el juicio."

- ¡Señor, señor... con lo bonito que pintaba todo... pero ya le decía a vuesa merced que nos estrellaríamos seguro!

- La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres."

- Pues, señor, con nuestra aventura perdimos la libertad al refugiarnos en una isla sin posible escapatoria, encerrados entre extranjeros que sólo piensan en su victoria y no en la nuestra, que nos daban golpecitos en la espalda cuando no nos conocían y que ahora, cuando hemos mostrado todas nuestras cartas, nos empujan terraplén abajo; y, para colmo, mi señor, la honra ya la perdimos cuando abandonamos España, ¿qué nos queda?

- La avaricia, Sancho, nos queda la avaricia. Cambiamos cincuenta vellones por cincuenta monedas de oro y, aunque apesadumbrados, con los bolsillos llenos, algún día más próximo que lejano -si la fortuna no remedia esto- volveremos a La Mancha. Allí nos esperan los pregoneros, charlatanes y bufones que reían y continuarán riendo nuestras gracietas; sobrados vamos de oro, la hambruna allí no ha pasado, más aún viven un “periodo de desaceleración” o, mejor dicho, de “dificultad económica seria" y nos lo volveremos a ganar por un plato de lentejas.

La flor marchita que luce su solapa espera un urgente riego que la haga resurgir con todo su esplendor. Los jardineros de González Abreu Street -y otros bienpagaos- están prestos a intervenir.

    

Miércoles 10/09/08

Fútbol, banderas y politiqueo (por Francisco Romero)

Otra vez la misma historia, la polémica de los últimos septiembres que en el Sevilla han sido: El club nervionense ha adquirido en los últimos años un prodigioso caché en toda España con el asunto de la banderita rojigualda. Desde la mítica final de Eindhoven hasta la última de Mónaco los aficionados al fútbol de este país se han visto representados en Europa por un equipo, el Sevilla F.C., que se ha vanagloriado de su condición de español, haciendo pública ostentación de ello. El Sevilla presume de su españolidad y, con él, millones de ciudadanos se han sentido sevillistas en estas ocasiones puntuales, lo que ha servido para que muchos de ellos permanezcan fieles de por vida a los colores sevillistas.

La culpa, sin duda, la ha tenido el Departamento de Marketing del club que -haciendo suyas las palabras del presidente: “sevillistas en Sevilla, sevillanos en Andalucía, andaluces en España y españoles en Europa”- inició una apuesta por abrazar, “sí o sí”, el sentimiento de tanta gente en torno a una nación con legítimas ambiciones de presumir de ello gracias a un club que ganaba todo lo que disputaba con la bandera española en su indumentaria.

Es cierto que la pelotita entró y ello contribuyó al éxito. De otras cosas hablaríamos ahora si la suerte hubiera sido esquiva.

Mientras otros clubes se unen a la moda copiando al innovador Sevilla (Real Madrid, Atlético, Málaga...) algunos de los nuestros parecen haberse cansado de tanta banderita o, quizá, siempre lo han estado. Para muestra, el botón del incansable grupo Biris Norte Ultras SFC, que ha emitido el siguiente comunicado:

"El Sevillismo quiere sus camisetas rojas y blancas. En Europa nadie conoce nuestra equipación ni nuestros colores. No queremos trofeos de entidades de sospechosos orígenes como Denaes. Queremos nuestros colores. Empezaron por una bandera pequeña, y ya ocupa gran parte de la camiseta.

Desde Biris Norte, pedimos lo mismo de siempre, boicot a estas camisetas como se hizo con la segunda de champions. El "éxito de ventas" que tuvo ha provocado que la regalen este año.

Basta ya!"

Se puede estar de acuerdo, o no, con la estrategia de las camisetas sevillistas o con la del precio de los abonos o con los cánticos del Gol Norte y sus emblemas, pero quienes se arrogan, en un politiqueo barato, la representación del sevillismo (“conmigo o contra mi”) dejan traslucir unas conductas muy cercanas al totalitarismo que dicen aborrecer.

Valen por tanto todas las opiniones, todas las críticas, todos los halagos, pero sin pretender en ninguno de los casos hablar en nombre de un sevillismo plural, numeroso y múltiple.

Quienes anteponen sus sentimientos políticos a los deportivos están en su derecho. Ahí están los parlamentos, los partidos políticos y los sindicatos para que dejen a los sevillistas con su Sevilla en paz.

    

Miércoles 21/05/08

Por la reconciliación familiar, ¡Jiménez vete ya! (por Francisco Romero)

 

En una entrevista, la pasada semana, Maresca sentenció como el italiano sabe hacerlo. Tras el oportuno prefacio del interlocutor dorándole la píldora: “Tenéis un equipazo, sois mejores que el Villarreal y que el Atlético de Madrid… ¿qué ha pasado para no entrar en Champions?, la respuesta del transalpino: ¡Muy fácil, es que no siempre ganan los mejores! La cara de Mortadelo para verla…

Muchos de los que hemos vivido la travesía del desierto de las últimas décadas del Sevilla F.C. y que tenemos la inmensa fortuna de disfrutar del Sevilla actual, nos preguntábamos, desde la cima de la gloria, desde la continúa borrachera de éxitos, cuánto tardaría en llegar esa segura época de las vacas flacas, ese tremendo momento de la monumental resaca que nos devolviera, siquiera por poco tiempo, a los tiempos pretéritos al 10 de mayo de Eindhoven.

          Tras el exitazo continúo ya camino de los tres años, en pleno éxtasis, nos seguíamos preguntando qué ocurriría en el club y en su entorno llegado ese inevitable momento en el que los éxitos no fueran tales, las finales se perdieran, e, incluso, no hubiera finales.

          Sorprendentemente, objetivamente, ese momento no ha llegado ni por asomo. Hemos finalizado quintos en la liga con los mismos puntos que el cuarto y a tres del F.C. Barcelona. Hemos sido eliminados de la Liga de Campeones y de la Copa del Rey sin ser inferiores en el marcador y sin perder un solo partido de las eliminatorias. Sin embargo, infelices de nosotros, buenazos en el fondo, inocentes como cubos sin asas, observamos atónitos cómo la inmensa mayoría de los que mecen conciencias de gente ayuna de criterio y muchos de nuestros hermanos en el sentimiento rojo y blanco no han podido aguantar más.

          Unos -la mayoría, por sus incontrovertibles colores, otros, “sevillistas” como nosotros, por su, para ellos, ya extremadamente prolongada aportación al club- aprovechan cualquier situación pretendiendo la desestabilización permanente. Y, especialmente, han encontrado un sujeto paciente para convertirle en el blanco de todas sus críticas: el entrenador Manolo Jiménez, el mismo que cogió las riendas del equipo en la octava jornada liguera -tras la traición del Iscariote- cuando flirteaba con los mediocres en los deshonrosos puestos de la clasificación y que lo ha colocado en Europa por quinto año consecutivo a pesar de los pesares.

          Pero tranquilos, a la mayor parte de ellos no lo tendremos en el asiento de al lado la próxima temporada. Por entonces habrán dado por amortizada su aportación y su “cariño” al Sevilla. Tres años, algo más de medio lustro, es mucho tiempo disculpándose ante la parienta: “este año es el último, esto no va a durar toda la vida… ”.

        No alcanzar la Champions os ha venido de perilla en pos de la reconciliación familiar… para colmo no tenéis la disculpa de la subida de precio de los abonos… ¡Adiós y hasta la próxima, cuando con la aportación de los fieles de siempre volvamos a alcanzar la cúspide en la que –vosotros, vencedores natos- pretendéis vivir permanentemente! ¿O no?

    

Miércoles 14/05/08

Final de la Copa de la UEFA... ¿Y qué hago yo aquí? (por Francisco Romero)

 

Llego a casa a eso de las nueve de la tarde, conecto la televisión, comienza el zapeo correspondiente y... reacciono en ese momento: ¡ostras, la Final de la Copa de la UEFA!

Antena 3 transmite la finalísima de la competición europea entre el Zenit de San Petersburgo y el Glasgow Rangers y, tras unos instantes de titubeo, acabo sentándome ante la pantalla, mientras, sin pretenderlo, comienzan a pasar por mi cabeza las imágenes, los sentimientos... el gozo en definitiva  de todo lo vivido y disfrutado en Eindhoven y en Glasgow:

EINDHOVEN 2006:

(01) (02) (03) (04) (05) (06) (07) (08) (09) (10) (11) (12) (13) (14) (15) (16) (17) (18) (19) (20) (21) (22)

(23) (24) (25) (26) (27) (28) (29) (30) (31) (32)         (V.01) (V.02) (V.03) (V.04) (V.05) (V.06) (V.07) (V.08) (V.09) (V.10) (V.11) (V.12) (V.13)

GLASGOW 2007:

(01) (02) (03) (04) (05) (06) (07) (08) (09) (10) (11)

(12) (13) (14) (15) (16) (17) (18) (19) (20) (21) (22) (23)

Una final de la Copa de la UEFA... ¿y qué hago yo aquí? es la pregunta automática e inmediata. La respuesta también es rápida: claro, este año no la hemos jugado... pero el año que viene sí y ese preciado trofeo, esa copa que nos cambió la vida -y que mientras escribo no tiene dueño aún- descansará durante unos meses en la capital escocesa o en la antigua Stalingrado, pero esa joya de plata bien sabe -como sabemos todos- que se trata de una circunstancia temporal porque su destino será muy pronto las vitrinas de la sala de trofeos del Ramón Sánchez Pizjuán, tras nuestra segura visita en mayo de 2009 al Fenerbhaçe Sukru Saracoglu de Estambul. ¿A que sí?

    

Miércoles 16/04/08

¡Que gane el que perdió! (por Francisco Romero)

 

La noticia deportiva en los telediarios de hoy ha sido, sin duda, una imagen de S.M. El Rey en la que, a preguntas de los periodistas sobre quien ganará esta noche la final de la Copa que lleva su nombre, ha respondido alegremente: "¡Que gane el que perdió!" en una clara referencia al Getafe que, en su presencia, salió derrotado el pasado jueves frente al Bayern de Munich en los cuartos de final de la Uefa Cup 2008.

También podía entenderse como un deseo de que ganara la Copa "el (equipo) que la perdió" la pasada temporada a manos del club más grande del Sur de España.

Cualquiera que fuere el pensamiento del monarca, está claro que ha errado superlativamente manifestando un deseo personal sobre el destinatario final del galardón que ha de entregar esta noche.

Pongámonos en la piel de los seguidores valencianistas ¿Sería una exageración que el equipo no se presentara esta noche a disputar la final y que se le entregara el trofeo al otro equipo -ya son tres- protegido nauseabundamente por la división mediático-galáctica? ¿sería otra exageración, quizá superior, que el equipo valencianista, tras saltar al césped, hiciera una sentada para manifestar su desazón? o, posiblemente, ¿sería otra exageración monumental que el Valencia disputara el partido a cara de perro como si le fuera la vida en ello, venciera al Getafe y sus jugadores se retiraran al vestuario despreciando el trofeo que habrían ganado en el campo?

Está claro que nada de esto va a ocurrir, pero ya sólo nos faltaba que el primero de los españoles se ponga al frente de la inmunda pandilla que mangonea desde los despachos y desde la propaganda al fútbol español. ¡Además de serlo... hay que parecerlo!

    

Sábado 08/03/08

Reflexiones tras la Champions (por Francisco Romero)

Ya llegó, o parece próximo el día mil veces anunciado. El día del desastre, de la derrota absoluta, del descrédito, del insulto, de la descalificación, del desdoro…

Pasito atrás, fin de ciclo… manidas frases “reverdecen” más de treinta meses después en el estrellado (de estrella) horizonte sevillista.

El 3 de septiembre de 1997 tuve un mal presentimiento cuando, en compañía de Ernesto López de Rueda y de Luis Marín, comenzaba a abandonar el Estadio Municipal de Lepe en los instantes finales del partido de ida de la primera eliminatoria copera de aquel año entre el Isla Cristina y el Sevilla F.C. que ganaba el Sevilla 0-2: nos encontrábamos, camino de la salida, a la altura del área sevillista, cuando el trencilla de turno se inventó un penalti que supuso el único gol local. En ese instante se lo comenté a mis acompañantes, no sin cierta sorna: “no me ha gustado un pelo lo que ha ocurrido, ojalá no nos acordemos de esto”.

No me equivoqué: una semana después, el Isla Cristina, con diez jugadores durante casi 80 minutos, nos apeó de la competición de la Copa del Rey al vencer en la bombonera por 2-3.

Algo muy parecido presentí el pasado 20 de febrero cuando Semih a dos minutos del final nos hizo el tercer gol en Estambul: el resultado final de la ida (3-2) no reflejaba lo ocurrido en el terreno de juego; el Sevilla había sido superior pero, al mismo tiempo, los guarismos del marcador señalaban un resultado que pudiera parecer fácil para la vuelta pero que, como después se demostró, era ciertamente engañoso.

Se quiso vestir al Sánchez Pizjuán con las mismas galas que el Sürkü Saraçoglu de Estambul. Se anunció que el “infierno” turco quedaría en pañales al lado de las amarguras que impone la bombonera… bla, bla, bla, nada de nada.

Increíble todo lo acontecido desde el inicio con los dos goles en nueve minutos a la forma en que finalmente entregamos, todos, la cuchara, pasando por el increíble conformismo de afición y equipo durante todo el segundo tiempo.

Examinado lo acontecido con cierta perspectiva, pareciera que el tercer gol de Kanouté y el inmediato descanso supusieron el comienzo del fin de las aspiraciones sevillistas. El frío meteorológico (frente polar que en ese momento hacía su aparición) llevó el conformismo a todos convirtiéndose en un aterrador frío ambiental. El bocadillo y la cervecita de las gradas hicieron el resto: la panza llena y las manos enguantadas. ¿Infierno nervionense? Nos estábamos jugando, por segunda vez en nuestra historia, el pase a cuartos de la más grande competición europea y ni los profesionales ni la afición reaccionaron como el momento merecía.

Puede parecer una boutade. Pero cada vez estoy más seguro que sobró el gol de Kanouté, sobretodo por el momento en que se produjo, al final del primer tiempo. Un 2-1 en el descanso nos hubiera mantenido a todos ojo avizor, en alerta: a los jugadores atentos a cada una de las situaciones; a la afición alentando, estimulando, apoyando y sin bajar la guardia durante los siguientes 45 minutos… Es decir, algo parecido al jueves de feria frente al Shalke 04.

El conformismo y la relajación nos enredó a todos y, así, tiramos incomprensiblemente por la borda, tantas y tantas ilusiones íntimamente confiadas.

De todas formas, qué diferencia de exigencias las de este Sevilla: estamos tremendamente fastidiados porque no hemos llegado por segunda vez en nuestra historia a cuartos de final de la máxima competición continental, después de haber cosechado cinco títulos en 18 meses, tres de ellos europeos. ¿Cómo tendríamos que estar los que vivimos aquel Sevilla-Isla Cristina o aquellos Sevilla-Guetxo o Sevilla-Algeciras? Hasta en la contrariedad existen categorías…

Nos hemos acostumbrado a ganar, a ganar y a ganar. Por cierto, ¿desde cuándo dirige Manolo Jiménez al Real de Madrid? ¿quién si no ha podido llevar al equipo de La Castellana a obtener el mismo resultado en la Champions League? Eso es cosa de Jiménez, seguro.

Y Jiménez ha explotado hoy. Es cierto que a estas alturas no ha demostrado todo lo que se espera de él, pero no es menos cierto que se le ha estado juzgado desde antes de tomar posesión de su cargo. La labor del actual entrenador del Sevilla hay que compararla con la del Juande de esta misma temporada; de las puertas del descenso a las puertas de Europa sin apoyo alguno y con casi todos en contra. Otros entrenadores, alguno muy cercano, que siguen jugando peligrosamente en los lugares innobles de la clasificación parecieran que fueran gemelos de Menotti.

Esta temporada, hemos conseguido un título, seguimos con auténticas aspiraciones para conseguir la meta fijada para la liga y estamos fuera de dos competiciones (la Copa y la Champions League) sin haber sido superados en el marcador en ninguna de ellas: el valor doble de los goles, en el primer caso, frente al F.C. Barcelona, y la lotería de los penaltis, en el segundo, frente al Fenerbhaçe, nos han apeado de ambas competiciones.

Ahora es el momento en que todos, en esta sociedad ventajista sevillana, declaran conocer a un primo o a un conocido de un cuñado de una prima hermana que es íntimo amigo de tal jugador, que es el director de la sucursal de este otro futbolista, que su hija va a nadar con la sobrina-nieta de este otro directivo y… curiosamente todos coinciden: “es natural lo que está pasando: los jugadores no tragan a Jiménez, Antonio Álvarez no se habla con él, la papilla que ahora toman es de horchata… ”. Curiosamente, ninguno apareció al día siguiente de la manita al Zaragoza.

    

Lunes 28/01/08

Alvarado somos todos (por Francisco Romero)

 

La polémica está servida. Jesús Alvarado, al que no tengo el placer de conocer, valientemente como siempre, divulgó ayer a los cuatro vientos en su visitadísima web las ofensivas y repugnantes palabras del entrenador del Osasuna, Ziganda, tras la finalización del encuentro del pasado sábado entre el Sevilla y el Osasuna. Palabras que, también audazmente y con igual valentía, recoge la edición de hoy del Diario de Sevilla en un acto apreciable por muchos y diversos motivos. Principalmente, por la cobarde y asustadiza huida de la noticia de la inmensa totalidad de los medios de comunicación sevillanos.

 

¿Se acuerdan del tiempo que tardaron, otrora, estos intrépidos reporterillos en hacer públicas las acusaciones del Atlético de Madrid por los presuntos insultos que Palop les profirió a la puerta de los vestuarios de Nervión? ¿Quién fue testigo de aquellas supuestas injurias? Naturalmente, aún hoy se desconoce, pero ellos, entonces, enarbolaron como un solo hombre, la bandera del hecho noticiable porque el afectado era un ¿poderoso? equipo de la capital de España.

 

Sin embargo, la jugada actual, con el silencio cómplice de la práctica totalidad de los medios de comunicación sevillanos, con la honrosa excepción citada, está clara: ha llegado el momento de vengarse de esa persona que desde su sitio de internet -defendiendo el sentimiento sevillista y los embates y las desahogadas ofensas a nuestro club de estos impresentables-  ha puesto en jaque y ha desmontado todos y cada una de sus patrañas.

 

Como los buitres, acechando y esperando el mejor momento, en espera de su preciada carroña, estos insolentes personajes pretenden arramblar con la imagen y el buen nombre de Alvarado. Pero Jesús debe saber, en estos -seguro- ingratos momentos por los que algunos también hemos discurrido, que no está sólo. Estoy seguro que los que escucharon la basura que salió de la boca del técnico osasunista están prestos y dispuestos a declarar donde sea necesario toda la verdad. Las propias palabras del técnico pidiendo perdón, tras el partido y al día siguiente, con una extraña nerviosera a flor de piel resulta la prueba evidente de su culpabilidad (excusatio non petita, accusatio manifesta).

 

Somos grandes, Jesús, y tú, particularmente, eres enormemente grande con tus virtudes y con tus defectos, y ese es el gran problema. No te engañes. Si fueses el humilde gacetillero de una desconocida web de un equipo de segunda, o casi, nada de esto hubiera tenido trascendencia. El problema, el gran problema, es el Sevilla Fútbol Club y los sevillistas como tú que no se arredran ante la ignominia, el insulto, el agravio, la descalificación y el ultraje de los poderosos grupos de comunicación de este país y sus vasallos de provincias.

 

Aunque fuera por esa sola razón debes saber que no estás sólo, que claramente trasciende de todo este embrollo que testigos presenciales te hicieron llegar lo que era una información, una asquerosa pesquisa, pero que necesariamente, para que llegara a adquirir la categoría de noticia, había que difundir. Lo mismo que otros muchos callan no porque no la supieran al dedillo como tú, como en sus propios medios han reconocido, sino porque pretenden llegado el momento de tu crucifixión en la plaza pública. Es excesiva esa bilis mal digerida que rebosa por sus comisuras. Como profetas no tienen precio, son muchos los meses de éxitos del Sevilla y de su presidente ¡ay, lo que eso duele!, son demasiados los recientes títulos que se amontonan en nuestras vitrinas... y es enorme esa grandeza -todavía más colosal- cantada y contada por ese gran referente del sevillismo en el que, lo quieras o no, te has convertido.

 

Por eso, ahora más que nunca, Alvarado somos todos.

 

    

Jueves 20/12/07

Desvergüenza y manipulación (por Francisco Romero)

 

Una parte significativa de la prensa "deportiva" sevillana, aprovechando la coyuntura, viene coceando sin pudor sobre los profesionales del Sevilla y el Sevilla mismo todos los golpes que pretenden dar sobre el rostro de José María del Nido por los dolores de barriga que la bilis largamente acumulada les ha producido.

 

Algunos redactores de Estadio Deportivo, As, Muchodeporte, Radio Marca, El Desmarque, Punto Radio y Radio Sevilla, no necesariamente en este orden, se han convertido en desvergonzados e implacables manipuladores de la actualidad del Sevilla Fútbol Club.

 

Significados seguidores del equipo menor de la ciudad y sevillistas pancistas conforman las nóminas de cada uno de los citados medios; y no todos, por tener un color u otro, son necesariamente iguales. Destacan especialmente por su acusada "delniditis" José María Calado, Rafael Almansa, Lucas Haurie, Miguel Angel Chazarri, Manolo Aguilar, Paco Cepeda, Agustín Varela y Víctor Fernández (me dejo alguno atrás, seguro). Curiosamente, de los nombrados, cinco son sevillistas, dos del lado oscuro y un "gallego" al que le resbala todo.

 

El Sevilla Fútbol Club como institución y sus profesionales, especialmente Manolo Jiménez o Aquivaldo Mosquera (no hace mucho lo fueron Daniel Alves o Luis Fabiano) están recibiendo los palos que a estos tergiversadores les encantaría encasquetar al presidente sevillista.

 

 

Lo de ayer en los citados medios (para muestra un botón) es de juzgado de guardia. Basta leer titulares como este o escuchar programas como el "Libre y Directo" de Radio Sevilla de hoy -"Si algo pasa, está la SER" (para manipularlo todo)- para acabar completamente convencidos de la calaña de la mayor parte de estos personajes.

 

He escuchado íntegramente la rueda de prensa de ayer de Manolo Jiménez y hasta en dos ocasiones, machaconamente, dos periodistas le insistían, textualmente, sobre la "falta de respeto del técnico del Racing", que el día antes había hecho unas declaraciones, claramente provocada por los mismos medios, en el sentido de que le agradaría en el futuro entrenar al Sevilla. Y Jiménez, inocente como un niño, cae en la trampa y suelta la frase que estaban esperando: "la falta de respeto no la voy a avivar yo".

 

De esta manera, las palabras de un Manolo Jiménez que, con su expresión, quería dejar zanjado el asunto, sin darle más importancia, se sacan del contexto. Santiago Ortega le hace escuchar a Marcelino exactamente las palabras entrecomilladas, sin hacer referencia alguna al tono del diálogo previo que se mantenía y el técnico cántabro, igualmente traicionado, se extraña lógicamente. Digno de resaltar es el programa realizado a la misma hora por la redacción de Onda Cero en el que ha podido escucharse claramente la respuesta de Jiménez pero también, en todo su contexto, las malintencionadas preguntas de los periodistas citados, como los propios componentes de esta redacción reconocían.

 

La técnica empleada (otra vez) por el Jefe de Deportes de Radio Sevilla es un claro ejemplo de la manipulación y la desvergüenza que presiden las actuaciones de este grupúsculo. Como la pelotita liguera siga sin entrar...

 

    

Lunes 19/11/07

Sevillistas por el mundo (por Francisco Romero)

 

 

Con el nombre del entrañable y seguidísimo programa que los viernes presenta y dirige en Sevilla Fútbol Club Radio Jesús Alvarado, llegan a esta sección unas cuantas fotos del viaje que acabamos de realizar a Italia para celebrar, el pasado 17 de noviembre, las Bodas de Oro de Fernando y Angeles, dos fabulosos sevillistas, accionistas y socios del club, progenitores de una saga compuesta por tres hijos y ocho  nietos, todos seguidores del Sevilla Fútbol Club, accionistas y abonados del mejor equipo del mundo. A ellos le agradecemos continuamente que, desde la cuna, nos guiaran por esa entrañable senda del sentimiento rojo y blanco. Y, naturalmente, una conmemoración así merecía la presencia de los símbolos del mejor equipo del mundo.

 

 

    

Viernes 26/10/07

Así no, Juande (y III) (por Francisco Romero)

 

 

Hace dos meses, el pasado 23 de agosto, cuando escribí la primera entrega de esta miniserie que titulé "Así no, Juande", estaba convencido que habría que escribir más pronto que tarde, a modo de epílogo, las líneas que ahora me dispongo a rasguear.

 

Aquel día decía, escrito está, algunas cosas sobre el técnico manchego:

 

1º) Manifiesta públicamente que ha rechazado una oferta del Sevilla y que no se hablará más de su renovación hasta junio de 2008 porque ahora quiere centrarse únicamente en las competiciones oficiales. Sin embargo ha mantenido contactos con el Tottenham londinense, bien sea para la próxima temporada, bien –lo que es peor- para la inminente.

 

2º) Públicamente da el visto bueno al probable fichaje de Kone: "Me gusta mucho, con esa intención se  ficha... ". Así, contrariamente a lo que ha sido norma en el club de no anunciar los fichajes hasta que se han consumado, el entrenador da por prácticamente finiquitado el mismo, con las seguras repercusiones económicas que tal afirmación puede tener, pues refuerza la posición del PSV, club que tratará de conseguir lógica ventaja a las palabras del técnico sevillista.

 

3º) Dice comprender a Daniel Alves: "Cualquier persona que esté trabajando y cobra una cantidad y viene otra empresa y le dice que le paga seis veces más -y como profesional tiene la posibilidad de resolver su futuro- es lógico que quiera aceptar; cuanto antes se solucione mucho mejor". Por lo pronto, "si él quiere jugar, jugará, pero si no quiere no lo hará. Si psicológicamente no está preparado no podrá jugar". Es decir, Daniel Alves jugará si quiere jugar y si no, no pasa nada. Y se queda tan tranquilo. ¿Qué opinará Andreas Hinkel?. Y más teniendo en cuenta que al brasileño se le ha revisado su contrato año tras año. ¿Podemos admitir como normal que los compromisos adquiridos y firmados sean papel mojado? Todo ello supone una falta de autoridad y de respeto al resto de la plantilla inimaginable en Juande hace siete días.

 

          4º) Para colmo, se despacha a gusto con un futbolista, Chevantón, que el día anterior había cometido un grave acto de indisciplina: "si tengo que decirle la verdad lo hundiría. Le haría mucho daño. No lo voy a decir públicamente, si lo digo lo humillaría". Así, un acto de insubordinación, que debería haber sido castigado gravemente de puertas hacia dentro se responde con unas declaraciones explosivas que, otra vez, hacen daño, primero y económicamente al club que está buscándole una salida al charrúa.

 

¿Se imaginan ustedes el día que la pelotita no entre? Se hace necesario y urgente un cónclave del presidente con todos los profesionales del club en el que quede definitivamente claro cuáles son los objetivos marcados y cuál el camino trazado del que nadie ose apartarse.

 

Un mes después, el 28 de septiembre, se publicó la segunda entrega de esta miniserie "Así no, Juande (II)". Estaba claro que el de Pedro Muñoz continuaba tramando su traición. Escribí entonces:

 

El día en que José María del Nido apareció en la sala de prensa de la ciudad deportiva asegurando que Juande, después de sus flirteos con el Tottenham, iba a cumplir al menos el año de contrato firmado con el Sevilla, sentí un gran alivio. Ese día, el mejor entrenador de nuestra historia prometía centrarse únicamente en su trabajo en pos de la consecución de nuevos triunfos para la sociedad.

 

Un día después, tras la rueda de prensa del técnico en la que corroboraría su continuidad, supe, o mejor, presentí que me había equivocado. Ese Juande Ramos que todos conocíamos hasta entonces no parecía ya el mismo. Desgraciadamente no me equivoqué y aquella comparecencia pública ha sido "mejorada y ampliada" en sus posteriores apariciones ante los medios de comunicación.

 

Muchas han sido las actuaciones que no han satisfecho a los seguidores sevillistas: sus negociaciones en plena temporada con el club londinense al tiempo que niega al club que le paga la continuidad de las mismas; sus desafortunadas referencias a la afición -"a ver si sólo vamos a estar para coger la bandera cuando se gana algo", "los halagos me resbalan y las críticas también", "yo con esto (la crítica por las últimas alineaciones) me divierto mucho"-; sus públicas manifestaciones sobre la escasez de grandeza del club -"no somos el rey del mundo", "el 3-0 refleja fielmente las diferencias entre el Arsenal y el Sevilla", "al Sevilla le estábamos poniendo en un pedestal que no le correspondía"-... Todo ello supone un cúmulo de despropósitos en tan escaso espacio de tiempo de los que nunca esperábamos del gran técnico manchego.

 

... Si sigue divagando y distraído, buscando enemigos en rededor suyo, las metas que nos hemos fijado estarán cada vez más lejanas. De él y solamente de él depende, naturalmente con el necesario respaldo del consejo de administración y el reconocimiento de los aficionados. Mantenemos ese hilito de esperanza.

 

Aquel día, después de publicar esta segunda opinión, realicé una llamada telefónica. Responde mi interlocutor:

- Paco... buenos días.

- ¿Cuándo lo vas a echar?.

- No es el momento. Es un gran entrenador, está nervioso porque los resultados no le acompañan...

 

Hasta aquí el inicio de una conversación privada. Aquel día barrunté que el, sin duda, mejor entrenador de nuestra historia, nos traicionaría. No era difícil saberlo. Juande no era el mismo: las ruedas de prensa, sus hasta entonces inhabituales gracietas, las descalificaciones públicas de profesionales a sus órdenes, sus contradicciones constantes. No, no era el mismo. A los ojos de muchos había descarrilado. Las últimas alineaciones, las erráticos y erróneas sustituciones durante los partidos... Este no era el Juande que habíamos conocido.

 

Se ha perdido un mes, si no dos, y mañana tomará la batuta un técnico con una ilusión y un sevillismo a prueba de bombas. Se va, por dinero, el mejor entrenador que hemos conocido. Lo mismo pensábamos cuando se despidió Caparrós. Dos técnicos a los que se les ha encasquetado el birrete de únicos artífices del éxito del Sevilla, minusvalorando el equipo puesto a sus órdenes ¿Por qué Manolo Jiménez no puede convertirse en el mejor entrenador de nuestra historia? Tendrá a su disposición una de las mejores plantillas del fútbol mundial, pero tendrá también ojo avizor a una afición extremadamente exigente con los nuestros y muy blandita con los foráneos. Somos así.

 

Una vez más, el escudo y nuestra bandera son lo único importante. ¡Viva el Sevilla!

 

    

Viernes 28/09/07

Así no, Juande (II) (por Francisco Romero)

 

 

No escribo ahora, tras tres derrotas consecutivas. Es más, aparco el caprichoso devenir deportivo que unas veces nos tiene en las alturas y otras, las menos afortunadamente, nos sitúa en lugares que no nos corresponden. Hace algo más de un mes, el 23 de agosto, escribía en este sitio una opinión titulada "Así no, Juande". No barruntaba por entonces que aquella sólo sería el comienzo de una serie de comentarios que hoy tiene su continuidad y que, todo apunta, no será el último.

 

El día en que José María del Nido apareció en la sala de prensa de la ciudad deportiva asegurando que Juande, después de sus flirteos con el Tottenham, iba a cumplir al menos el año de contrato firmado con el Sevilla, sentí un gran alivio. Ese día, el mejor entrenador de nuestra historia prometía centrarse únicamente en su trabajo en pos de la consecución de nuevos triunfos para la sociedad.

 

Un día después, tras la rueda de prensa del técnico en la que corroboraría su continuidad, supe, o mejor, presentí que me había equivocado. Ese Juande Ramos que todos conocíamos hasta entonces no parecía ya el mismo. Desgraciadamente no me equivoqué y aquella comparecencia pública ha sido "mejorada y ampliada" en sus posteriores apariciones ante los medios de comunicación.

 

Muchas han sido las actuaciones que no han satisfecho a los seguidores sevillistas: sus negociaciones en plena temporada con el club londinense al tiempo que niega al club que le paga la continuidad de las mismas; sus desafortunadas referencias a la afición -"a ver si sólo vamos a estar para coger la bandera cuando se gana algo", "los halagos me resbalan y las críticas también", "yo con esto (la crítica por las últimas alineaciones) me divierto mucho"-; sus públicas manifestaciones sobre la escasez de grandeza del club -"no somos el rey del mundo", "el 3-0 refleja fielmente las diferencias entre el Arsenal y el Sevilla", "al Sevilla le estábamos poniendo en un pedestal que no le correspondía"-; la descalificación pública de profesionales a sus órdenes, caso de Chevantón -"si tengo que decirle la verdad lo hundiría y prefiero no hacerlo, le haría mucho daño, no lo voy a decir públicamente, si lo digo lo humillaría"- o caso de Mosquera -"el chaval no estuvo muy afortunado pero espero que sea una circunstancia del juego"-; la descalificación tácita de aquellos con los que no cuenta, caso de Hinkel o de De Mul; el apoyo a otros que, caso de Alves, han echado al club el pulso más importante de su historia para finalmente perderlo... Todo ello supone un cúmulo de despropósitos en tan escaso espacio de tiempo de los que nunca esperábamos del gran técnico manchego.

 

Tiempo de sobra hay para retomar la situación. El que sigue siendo, y será por muchos años, el mejor técnico de nuestra más que centenaria historia ha de volver a tomar las riendas del grupo de idéntica forma a mostrado hasta ahora. Ha de demostrar, porque la tiene, toda su sapiencia ante la pizarra y demostrar a los seguidores sevillistas algo que ya sabemos: que habrán buenos entrenadores, que tendrán un gran reconocimiento, pero que tenemos la suerte de que el mejor de todos está con nosotros. Si se centra única y exclusivamente en eso, lo logrará, no en balde posee una de las mejores plantillas del fútbol español y europeo. Si sigue divagando y distraído, buscando enemigos en rededor suyo, las metas que nos hemos fijado estarán cada vez más lejanas. De él y solamente de él depende, naturalmente con el necesario respaldo del consejo de administración y el reconocimiento de los aficionados. Mantenemos ese hilito de esperanza.

 

    

Jueves 23/08/07

Así no, Juande (por Francisco Romero)

 

 

Así no, Juande. Esas no son las formas ni las maneras de conducirse del entrenador más importante en la historia de nuestro club.

 

Seré siempre un defensor a ultranza de los métodos, de la profesionalidad y del resto de enormes virtudes que adornan el currículum futbolístico del técnico manchego.

 

Llegó con una difícil misión, casi imposible: hacer olvidar al entrenador sevillista más carismático de los últimos tiempos, el utrerano Joaquín Caparrós. Y lo ha conseguido con creces. ¿Quién iba a decir por aquel entonces que se convertiría en el técnico más laureado de nuestro más que centenaria historia, consiguiendo hasta el día de hoy cinco títulos, dos de ellos nacionales y tres continentales, y ante la cierta posibilidad de un sexto dentro de una semana en Mónaco?

 

Se ha publicado en multitud de ocasiones en este sitio nuestra perplejidad ante la ausencia de un reconocimiento masivo por parte de todos los estamentos sevillistas a la figura de este personaje que es ya un pedazo importante de la historia de nuestro club. Y principalmente -no hay por qué ocultarlo- por parte de la afición sevillista que, aún habiendo valorado sus logros, no ha impulsado una manifestación pública de afecto y cariño hacia él.

 

Pero lo cortés no quita lo valiente y Juande, fuera de los terrenos de juego, ha errado en demasía en los últimos cinco días y, especialmente, en su pública comparecencia de ayer y me explico:

 

1º) Manifiesta públicamente que ha rechazado una oferta del Sevilla y que no se hablará más de su renovación hasta junio de 2008 porque ahora quiere centrarse únicamente en las competiciones oficiales. Sin embargo ha mantenido contactos con el Tottenham londinense, bien sea para la próxima temporada, bien –lo que es peor- para la inminente.

 

2º) Públicamente da el visto bueno al probable fichaje de Kone: "Me gusta mucho, con esa intención se  ficha. Luego siempre están los procesos de adaptación. Teóricamente es un futbolista que nos puede aportar cosas. Hay unas negociaciones, pero hasta que no esté el contrato firmado no podemos decir nada. Tenemos la ilusión de que se cierre. Es el típico jugador africano fuerte y rápido, tiene gol y asistencia. Si se adapta pronto nos puede ayudar". Así, contrariamente a lo que ha sido norma en el club de no anunciar los fichajes hasta que se han consumado, el entrenador da por prácticamente finiquitado el mismo, con las seguras repercusiones económicas que tal afirmación puede tener, pues refuerza la posición del PSV, club que tratará de conseguir lógica ventaja a las palabras del técnico sevillista.

 

3º) Dice comprender a Daniel Alves: "Cualquier persona que esté trabajando y cobra una cantidad y viene otra empresa y le dice que le paga seis veces más -y como profesional tiene la posibilidad de resolver su futuro- es lógico que quiera aceptar; cuanto antes se solucione mucho mejor". Por lo pronto, "si él quiere jugar, jugará, pero si no quiere no lo hará. Si psicológicamente no está preparado no podrá jugar. Yo lo pongo si lo veo en condiciones. Tengo que hablar con él y luego ya veremos". Es decir, Daniel Alves jugará si quiere jugar y si no, no pasa nada. Y se queda tan tranquilo. ¿Qué opinará Andreas Hinkel?. Y más teniendo en cuenta que al brasileño se le ha revisado su contrato año tras año. ¿Podemos admitir como normal que los compromisos adquiridos y firmados sean papel mojado? Todo ello supone una falta de autoridad y de respeto al resto de la plantilla inimaginable en Juande hace siete días.

 

          4º) Para colmo, se despacha a gusto con un futbolista, Chevantón, que el día anterior había cometido un grave acto de indisciplina al criticar públicamente la falta de arrestos de Juande para decirle personalmente que no contaba con él: "es cierto que no he hablado con él, porque si tengo que decirle la verdad lo hundiría y prefiero que no. Le haría mucho daño. No lo voy a decir públicamente, si lo digo lo humillaría. Eso se lo digo al club, el club conoce la decisión". Así, un acto de insubordinación, que debería haber sido castigado gravemente de puertas hacia dentro se responde con unas declaraciones explosivas que, otra vez, hacen daño, primero y económicamente al club que está buscándole una salida al charrúa. ¿Qué equipo puede interesarse por él si su actual entrenador hace unas manifestaciones que lo hunden en la miseria más absoluta mientras dice que no quiere hacerlo?. Y en segundo lugar, ¿en qué lugar queda el equipo técnico capitaneado por Monchi que apostó fuertemente por el uruguayo?

 

          Las relaciones humanas en el club, al menos cara al exterior, han sido una balsa de aceite durante el último lustro y todo lo relatado está ocurriendo, curiosamente, cuando el Sevilla ocupa el vértice del firmamento futbolístico mundial y cuando, también curiosamente, recientemente Pablo Alfaro se ha integrado en el organigrama del club ocupando un cargo para que las relaciones entre los profesionales y los dirigentes sean más cercanas y fluidas.

 

          Todo ello sin olvidar que la prensa anuncia para hoy que Daniel Alves se declarará en rebeldía y no jugará nunca más con el Sevilla. Como mal menor sólo resta que estos cuenta cuentos acierten como acostumbran.

 

¿Se imaginan ustedes el día que la pelotita no entre? Se hace necesario y urgente un cónclave del presidente con todos los profesionales del club en el que quede definitivamente claro cuáles son los objetivos marcados y cuál el camino trazado del que nadie ose apartarse.

    

05/02/07

Zafiedad, sectarismo e intolerancia (por Francisco Romero)

 

El pasado sábado, 3 de febrero, el diario As publicaba una entrevista con todo un personaje, mejor dicho, con todo un personajillo. Blas Ballesteros, comisionado para el adelantado centenario del equipo menor de la ciudad.

Dice el entrevistador, un tal Espina, que Blas habla con pulcritud de abogado pero sus ideas, y sus respuestas a la entrevista, emanan directamente del corazón. ¡Cuánta dulzura!

Para comprobarlo, basten frases como las siguientes: “Al contrario de lo que ocurre con otros clubes, el ser bético significa muchas más cosas que ir al fútbol. El balón es un complemento fundamental, pero el beticismo implica también una forma de ver la vida, de mirar al mundo”.

Ellos son especiales. La verdad es que siempre lo han sido. Gracias a Dios.

Refiriéndose al bulo de moda, que El Arrebato era bético, dice rotundo el pulcro abogado: “A mí me parece perfecto que alguien que ha sido bético se pase a sevillista. Yo no lo haría, pero... Los documentos están ahí. Somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras”.

Sienta cátedra el serafín jurista…

En otro de los pasajes de la entrevista dice textualmente: “El Betis es un club queridísimo por su historia. Una entidad que nació porque el otro equipo de la ciudad no dejaba jugar a los obreros de la Fábrica de Pirotecnia. Frente a un equipo burgués apareció otro del pueblo. Esa historia ha trascendido fronteras, y es difícil abarcar el mundo entero”.

¡Toma ya! De nuevo el victimismo histórico hace acto de presencia, esta vez de la mano de un “pulcro abogado”, que, eso sí, deja traslucir todo lo que pretende esconder de sectario, exaltado, extremista, intransigente, intolerante y fanático.

Otra vez las dos Españas, las dos Sevillas, las dos orillas que divide el Guadalquivir, frente a frente, por mor de impresentables como éste que pretenden tapar sus vergüenzas y escasos argumentos echando en cara lo malo que son sus rivales. ¡Pero qué malos que son, qué fachas, qué señoritingos estos sevillistas de principios del XX que no dejaban jugar a esas pobres criaturitas, obreros que querían divertirse pero, joder, es que no lo dejaban…! Y claro, para luchar contra esa burguesía sevillista reinante, hubo de fraguarse una revolución desde abajo, desde el pueblo llano, desde donde nacen las más grandes gestas. Y ahí nació erbeti, ese equipo del pueblo llamado a colosales hazañas y a superar en todos los ámbitos al equipo de los señoritos.

Cuánta basura, cuánta inmundicia, cuánta bazofia, cuánta patraña, cuánta farsa, cuánta engañifa, cuánta repugnancia, cuánta aversión, cuánta hostilidad, cuánto rencor. Pero ésta es la sociedad que tenemos, esta es la clase -porque si actualmente no lo es, lo ha sido- de responsables públicos que nos hemos dado, removedores de la mierda, de las mentiras y de las patrañas, reescritores de una falsa realidad que por más veces que se exponga no deja de ser eso: ficción, invención, quimera, calumnia, argucia y chisme con las que distraer al personal.

¡Ese club rebosa pueblo por sus cuatro costados! ¡está plagado de obreros y necesitados! ¡Cuánta escasez! ¡Cuánta miseria! ¡cuánta indigencia! ¡Cuánta estrechez! Basta tener presente, además de al pulcro abogado, a doña María de las Mercedes, a la Duquesa de Alba, seguir con los Rodríguez de la Borbolla, o los García de la Borbolla, fundadores del citado club, con los Ruiz Ávalo, pobrecito, con los Galera, Espina, Mauduit. La verdad, entran ganas de ayunar y, en un acto de caridad cristiana, mandarle un bocadillo a todos estos desgraciados a los que, bien a ellos, bien a sus antecesores, no le dejaban jugar los burgueses sevillistas.

¡Qué grandeza frente a tantas miserias! ¡Qué lección hemos dado celebrando un Centenario sin alusión alguna a nuestros rivales! ¡Qué diferencia! La clase… no se compra con dinero.

    

07/10/06

La culpa será de Puerta (por Francisco Romero)

 

            O si no al tiempo. Ha tenido que disputarse un montón de partidos, incluido el pasado mundial, sin que ningún futbolista sevillista vistiera la elástica rojigualda. Fracaso ha sido la palabra. Un trasnochado entrenador, al que le han hecho las alineaciones entre el Marca, la SER y la COPE, no ha sido capaz en ningún momento de hacer un equipo.

 

            Si de fracaso puede calificarse toda su trayectoria al frente de la selección, qué decir de la indecente participación en el pasado Mundial en el que jugamos como nunca y perdimos antes que siempre. No contentos con ello, los medios anteriormente señalados, con el beneplácito del vasco Villar, respaldaron la infame gestión del "Torpe de Hortaleza". Todos ellos -no sé Villar- ahora se rasgan las vestiduras, los que lo apoyaron hasta lo inaudito son ahora los máximos detractores del seleccionador.

 

            Abrumado por las críticas, que se centraban en no seleccionar a ni un solo futbolista del equipo supercampeón de Europa y declarado mejor equipo del mundo, accedió, de rebote, tras la lesión de Reyes a llamar un sevillista, Antonio Puerta, al que, ya dije, no merece Aragonés. El espantoso ridículo de hoy en Estocolmo, 2-0 ante Suecia, ¿será suficiente para que se marche de una vez, acompañado del presidente de la Federación Española?

 

            Pues si no es así, mucho me temo que al debutante le harán cargar con la responsabilidad de una derrota gestada en el primer tiempo. No fue hasta el minuto 6 de la segunda cuando debutó el canterano sevillista, tras una desastrosa primera parte del combinado nacional que finalizó abajo en el marcador y, como ellos son así y a alguien hay que echarle la culpa, a quién mejor que a un novato. Insistí, e insisto, con Puerta o sin Puerta, mientras este impresentable sea el que manda, ésta no es mi selección.

    

05/10/06

La selección de Ruin Aragonés no merece a Puerta (por Francisco Romero)


            Otra vez la selección. Me aburre el tema de la selección, preferiría no comentar nunca más lo que acontece en su derredor, pero resulta que el "Torpe de Hortaleza", cuando nadie lo esperaba, presionado por todavía no sé bien quién, se ha acordado, eso sí de rebote, de Antonio Puerta.

 

            El carrilero sevillista, que se encontraba concentrado con los sub-21, fue llamado por el viejo entrenador tras la lesión de José Antonio Reyes.

 

            Son sentimientos encontrados los que se viven en estos momentos. Si la práctica totalidad de los extranjeros sevillistas están hoy día con su selección, lo es por merecimientos propios ¿o están locos los seleccionadores francés, brasileño, serbio, malí ...? Sin embargo, este impresentable técnico madrileño ha conseguido que jugadores como Palop, Javi Navarro, David, Martí, Kepa y algún otro, integrantes del mejor equipo del mundo, hayan perdido la esperanza mientras el impresentable madrileño permanezca en el cargo cuyo abandono ahora solicita voz en grito la totalidad del fútbol español.

 

            Sólo queda alegrarse por Antonio Puerta que merece el entorchado como el primero, pero, insisto, la selección de Ruin Aragonés no merece tenerlo entre sus integrantes; nuestros jugadores no merecen integrarse en el grupo que llevado a la selección española a los más sonoros fracasos, junto a un seleccionador que ha despreciado desde su llegada al cargo a los futbolistas que han demostrado ser los mejores del fútbol español, europeo y... planetario.

    

03/09/06

Ésta sí es mi selección (por Francisco Romero)


            No, no la que "jugó" anoche ante los seleccionados de la todopoderosa Lienchestein, representantes de un territorio para el que resituarlo ha sido necesario recurrir en estos días al mapa.

            Mi selección, que ha pasado a la historia del deporte español, que ha escrito con letras de oro que son los número uno del planeta, naturalmente es ésta otra:

            Palizón a Grecia en una final de un campeonato del mundo. Y es mi selección no porque vapulee a sus rivales, que lo hace, sino porque, desde la humildad, ha sabido ser locomotora de las ilusiones deportivas de todo una nación, sí de una nación formada por un equipo encabezado por un seleccionador, hasta ahora casi desconocido, que nos ha llevado a lo más grande del olimpo del basket. Ganáis las finales como un equipo que yo conozco. Estáis a la altura del Sevilla Fútbol Club. Enhorabuena, campeones.

    

14/06/06

Ésta no es mi selección (por Francisco Romero)


            Hoy debuta un combinado de jugadores ex–pañoles en el Mundial de Alemania y, como últimamente ocurre, ni un solo jugador sevillista forma parte del mismo.

            Ocurre que desde pequeño, como cualquier aficionado, he estado pendiente de las convocatorias internacionales para las grandes citas. Y en casi todas las ocasiones me he llevado una decepción tras otra.

            Para los sevillistas contadas han sido las ocasiones en las que el seleccionador de turno ha estado a la altura de los acontecimientos.

            Me acuerdo ahora de jugadores sevillistas, aunque algunos de ellos gozaron de la internacionalidad fugazmente, con los que históricamente no se ha hecho justicia, o al menos una justicia plena: Superpaco, Hita, Juanito, Rivas, Álvarez, Sanjosé, Blanco, Jaén, Rubio, Santi, Montero, Varela, Moisés...

            Pero claro, en el subconsciente siempre me ha quedado la duda de la segura subjetividad a la hora de valorar las capacidades de nuestros jugadores para terminar finalmente auto convenciéndome de que quizá me podía la pasión y había en otros equipos futbolistas que reunían méritos superiores a los de mi equipo para vestir la casaca roja, entre otras cosas porque los logros conseguidos por mi Sevilla no sobresalían a nivel nacional.

            Finalizada la temporada 2005/2006 el Sevilla ocupa la cuarta posición en la clasificación mundial de clubes, siendo el primer equipo del planeta al finalizar el último mes de competición. Para más inri, no sólo ha conseguido estos títulos oficiosos, sino que el 10 de mayo se proclamó CAMPEÓN DE EUROPA en el PSV Stadion de Eindhoven al vencer al Middlesbrough inglés por un aplastante 0-4 en la final de la Copa de la UEFA.

            Los jugadores sevillistas que disputaron dicha final y que podrían formar parte del combinado nacional son: Palop (sin duda el mejor cancerbero de la temporada liguera española), Daniel Alves (el sustituto de Cafú en la canarinha), Javi Navarro (el mejor central del fútbol español, pese a quien pese), David (a años luz de cualquiera de los seleccionados para dicho puesto), Martí (busquen, comparen y... ) y Jesús Navas (el futbolista más veloz y con mayor clase de la banda derecha española). No me puedo olvidar de jugadores como Puerta o Kepa. Cualquiera de ellos ha hecho merecimientos suficientes para ocupar un puesto en el combinado español.

            Pero no, eso es imposible. El “sabio de Hortaleza” -¿cómo será el torpe?- ha considerado, junto a la división mediático-galáctica que antes que nadie están Raúl y veintitrés más, algunos de ellos del equipo colchonero, del glorioso como les gusta llamar.

            Por todo ello, porque me engañan, porque juegan con mis sentimientos, proclamo públicamente, ocurra lo que ocurra, que ESTA NO ES MI SELECCIÓN. Hoy, si no tengo algo más importante que hacer, zapearé y veré a retazos el partido. Si Ucrania medio se comporta a lo mejor me pego al televisor. Prefiero estar al corriente e informado sobre otros acontecimientos que, en estos días ¡ay, del histórico opio del pueblo! pretenden traicionar a la nación española. Esa sí es mi patria y no la que pretende representar Aragonés y su cuadrilla encabezada por el Niño de Brunete.